Noticias UAL

Así son los acuerdos que la UAL está cerrando en El Salvador

La Universidad de Almería estrecha lazos con la Escuela Nacional de Agricultura Roberto Quiñónez, de El Salvador, a quien ofrecerá un «acompañamiento técnico” para la mejora de su oferta académica de la y la creación, en el horizonte próximo, del primer Centro de Educación e Innovación Agropecuaria, clave para este país.

Delegación almeriense y representantes de la universidad y el Gobierno salvadoreños.

La Universidad de Almería se encuentra inmersa en una misión de gran interés en El Salvador, en concreto a través de una visita a la Escuela Nacional de Agricultura ‘Roberto Quiñónez’, con categoría de instituto tecnológico y “dedicada a la formación de técnicos en Ciencias Agronómicas, que comprenden la producción vegetal, animal, acuícola y forestal”. Hasta el país centroamericano se han desplazado los vicerrectorados de Internacionalización y de Investigación e Innovación de la UAL, a los que ha recibido la viceministra de Agricultura y Ganadería, Lily Pacas.

En nombre del presidente de la república salvadoreña, Nayib Bukele, esta representante gubernamental ha expresado la importancia de contar con la institución almeriense como socio: «El presidente nos ha pedido intervenir todas las cadenas productivas; por ello, tener aliados como la Universidad de Almería va a fortalecer a la ENA y podremos tener a más jóvenes y profesionales preparados para recuperar la producción nacional”.

En dicha recepción, Julián Cuevas, vicerrector de Internacionalización de la UAL, en presencia de Diego Luis Valera, vicerrector de Investigación, ha manifestado de manera textual que “nuestra intención es acompañar técnicamente a la ENA en este esfuerzo que beneficiará a El Salvador”, añadiendo que establecerán en este viaje “una agenda y un cronograma de trabajo articulado para tener resultados a corto plazo”. De hecho, el objetivo de este encuentro es, según la propia Escuela Nacional, el de “garantizar que la innovación agropecuaria y la investigación formen parte medular de la preparación de profesionales”, y se ha definido a la Universidad de Almería como “un aliado estratégico para la transformación y modernización” de esta institución.

En esa línea, Odette Varela, directora de la ENA, ha precisado el sentido del acuerdo de colaboración: “Estamos ejecutando una inversión histórica en la infraestructura, pero también actualizaremos la currícula y la oferta académica; por su vasta experiencia en maestrías, doctorados y cursos de especialización, la Universidad de Almería es el socio ideal”. Además, este acercamiento “es fruto del trabajo articulado de las instituciones del Ministerio de Agricultura y Ganadería de El Salvador, que acerca a la creación del primer Centro de Educación e Innovación Agropecuaria (CEIA) para convertir a esta Escuela Nacional en referente regional en América Central junto con el CENTA El Salvador, el Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal ‘Enrique Álvarez Córdova’”. La situación geográfica, la orografía y la climatología de este país son elementos a tener en cuenta.

No en vano, la delegación almeriense está realizando varias visitas de campo, sobre el terreno, recorriendo principalmente “áreas productivas donde los estudiantes realizan sus prácticas”. In situ, están identificando el potencial de la ENA “para elaborar un diagnóstico que nos permita trabajar en la actualización del plan de estudios”, ha manifestado la propia institución salvadoreña a través de sus redes sociales. Ha añadido que las aportaciones de la UAL “también nos permitirán mejorar procesos y prácticas de enseñanza, dirigidas a los estudiantes y a productores o personas interesadas en la especialización técnica sobre la producción agropecuaria”. Además de las instalaciones y los lugares de prácticas de la Escuela Nacional de Agricultura ‘Roberto Quiñónez’, la delegación de la UAL ha tenido la ocasión de conocer las potencialidades del país.

Así, junto a Odette Varela, han podido recorrer la Finca Rancho Monte Hebrón en Juayúa, Sonsonate, un ejemplo claro de cómo la formación de la ENA se lleva al tejido productivo. Y es que ha sido establecida por Yohalmo Díaz, agrónomo egresado de esta institución académica. En esta actividad de campo han conocido más sobre la producción cafetalera y han degustado el ‘Café de El Salvador’. Diego Luis Valera ha puesto en valor que “la jornada ha sido muy ilustradora; nos parece fundamental conocer este emprendimiento de un egresado que ha creado su propio negocio, generando empleos y riqueza en la zona, lo que es fundamental en la consideración necesaria para que crezca la ENA”. Odette Varela ha precisado más detalles afirmando que “su negocio se basa en la venta de genética; él tiene más de 60 variedades de café disponibles”, por lo que es un modelo a seguir: “Queremos que nuestros egresados tengan más capacidades y oportunidades para desarrollar investigaciones y emprendimientos”. La ENA se ha preocupado de preparar, por tanto, un programa de visitas técnicas que “dotarán de insumos a la delegación de la Universidad de Almería para elaborar el diagnóstico que permita hacer esa actualización curricular referida “como parte de nuestro proceso de transformación y modernización”.