Tecnova se consolida en el mundo

Tecnova se consolida en el mundo

Consejo Rector de Tecnova

Consejo Rector de Tecnova

El Centro Tecnógico de Almería,   Tecnova, se afianza en el mercado internacional con más de una decena de proyectos en Europa, Latinoamérica, India y Países Árabes. Tanto es así, que ha incrementado su  cuota de negocio de servicios tecnológicos a empresas en postcosecha, I+D+i, y laboratorio, formando parte de numerosos consorcios internacionales.

En el balance presentado por la Directora General, Mari Carmen Galera, se pone de manifiesto la fortaleza internacional del CT Tecnova. “En 2017 teníamos como objetivo diversificar las fuentes de ingresos, e incrementar el número de empresas nacionales e internacionales dando soluciones y resultados útiles. Aún no hemos terminado el año y los datos ya confirman que hemos superado el objetivo inicialmente previsto”, señala esta responsable.

Destaca, además, que han notado como cada vez más empresas de otros países contratan sus servicios.  “Las empresas están apostando por Tecnova de manera incondicional”, destaca la directora del CT.

Diversificación en los proyectos de Tecnova

Tanto en la finca experimental, como en servicios de postcosecha y de laboratorio, se están desarrollando análisis que tenían una alta demanda por parte de las empresas “además de los proyectos de I+D+i que encargan a Tecnova para que desarrollemos algún producto nuevo, o puesta a punto de un proceso,  como en postcosecha y transformado”, añade Galera.

En la actualidad, se están ejecutando un total de seis proyectos de I+D+i propios internacionales, y cinco a nivel nacional en diferentes temáticas: Internet de las cosas, robótica, tecnología, postcosecha, control medioambiental, transferencia de tecnología entre sectores, entre otros.

El equipo de Tecnova

Por su parte, Galera insiste en el gran trabajo que está desarrollando su equipo técnico.  “Nuestro equipo cuenta con una dilatada trayectoria, tanto en centros públicos como empresas privadas, está altamente cualificado, comprometido con la calidad y rigurosidad que se demanda”. Doctores en postcosecha, en ingeniería química, agronomía, biología y producción vegetal, entre otros perfiles, forman parte de Tecnova.

Cada vez son más las empresas que recurren a  ellos para investigar y desarrollar soluciones para productos transformados, en formatos tales como: cremas, patés, zumos naturales, deshidratados, entre otros, enriqueciendo los mismos con propiedades nutritivas que cuentan con gran demanda en el mercado como el ginseng, la quinoa, las algas, chia, fibra, ácido fólico, bajo en grasa, betacarotenos o antioxidantes.

Para dar la respuesta personalizada que necesita cada empresa, el CT Tecnova cuenta con una infraestructura en el Parque tecnológico, PITA, de más de 3.500 metros cuadrados con diferentes laboratorios, plantas piloto industriales, salas de transferencia, cocina experimental y sala de catas, junto con una finca experimental de 12 hectáreas, con 20 tipos diferentes de invernaderos y ensayos tanto de hortícolas como de subtropicales.

Instalaciones a las que se suman una plantilla de 35 trabajadores, entre los cuales cuenta con seis doctores y casi una veintena de tecnólogos, y un área de actividad desarrollada con gran presencia de organismos y empresas internacionales, especialmente en México, Chile, Perú, Egipto, Alemania, Francia, Colombia, Nicaragua, China, Israel, Holanda, Bélgica, Portugal, Irlanda, Polonia, Serbia, Suecia, Grecia, Italia, Dinamarca, República Checa, Corea y Austria.

Y en España, ofrece soluciones en Almería, Valencia, Murcia, Huelva, Cataluña, País Vasco, Granada, Málaga, Alicante y Córdoba, entre otras provincias.

Instalaciones del Centro Experimental de Tecnova

 

Su línea estratégica

Su línea estrátegica  se ha basado durante los últimos años en ofrecer soluciones tecnológicas a países de climas cálidos. Como el diseño y cálculo de estructuras de invernadero y equipamiento para climas templados y calurosos en países del golfo, norte de Chile y Egipto, que están interesados en producir frutas y hortalizas con temperaturas muy altas, con escasez de agua.

En tecnología postcosecha, también,  se está llevando a cabo interesantes proyectos, pues “los mercados nos demandan cada vez más alargar la vida útil del producto manteniendo las propiedades físicas y nutricionales de los frutos, así como garantizar la seguridad alimentaria de los mismos”.

Están buscando nuevos desarrollos de productos transformados a partir de frutas y hortalizas que incrementen el valor añadido de los mismos, alivien el exceso de oferta, disminuyan la estacionalidad y permitan diversificar las fuentes de ingresos.

No hay comentarios

Dejar una respuesta