Los expertos destacan la importancia de la detección precoz del cáncer real

Los expertos destacan la importancia de la detección precoz del cáncer real

Bristol-Myers Squibb, en colaboración con la Federación Nacional de Asociaciones para la Lucha Contra las Enfermedades del Riñón (ALCER) y el Grupo Español de Oncología Genitourinaria (SOGUG), han celebrado en el marco del X Simposio Científico SOGUG, un encuentro con medios donde especialistas en cáncer renal han comentado los aspectos más relevantes de esta enfermedad. Además, también se han dado a conocer los factores de riesgo más comunes del cáncer renal (entre ellos, el tabaco, la obesidad o la presión arterial alta) y aspectos clave como la importancia del diagnóstico precoz, la mejora en la supervivencia a largo plazo o la entrada de la medicina personalizada.

El encuentro ha contado con la presencia del Dr. José Ángel Arranz, presidente de SOGUG; la Dra. Cristina Suárez, oncóloga en el Hospital Universitario Vall d’Hebron; la Dra. Aránzazu González del Alba, oncóloga del Hospital Universitario Puerta de Hierro; Juan Carlos Julián, director general de Federación Nacional ALCER y Graziella Almendral, presidenta de la Asociación Nacional de Periodistas de la Salud (ANIS) y encargada de moderar la mesa de debate.

Además, aprovechando la reunión con medios, Bristol-Myers Squibb y el resto de las sociedades colaboradoras, han dado por clausurada la campaña “Testigos del Tiempo”, una iniciativa cuyo objetivo durante los últimos 12 meses ha sido informar, concienciar, sensibilizar y dar visibilidad al cáncer renal: una enfermedad de la que se detectan más de 7.330 nuevos casos al año en España.

Tras seis ciudades: Madrid, Valencia, Sevilla, Barcelona, Santiago de Compostela y Zaragoza, y seis testigos del tiempo que han actuado como embajadores de la campaña (Roberto Brasero, Mario Picazo, Aura Garrido, Lorena Franco, Javier Gutiérrez y Luis Larrodera), “Testigos del Tiempo” ha conseguido impactar a más de 13.000.000  personas gracias a los 3.327 mensajes recogidos en el árbol de los deseos que se ha ido instalando en cada localidad, a un spot que se ha proyectado en varios cines de España bajo el lema “más tiempo, menos cáncer” y a la comunicación de la campaña.

Más tiempo, menos cáncer

En este tipo de tumores, el factor tiempo es un elemento clave a la hora pronosticar y tratar la enfermedad. El problema principal reside en que muchas ocasiones este cáncer no presenta ningún síntoma en sus estadios iniciales y más del 25% de los pacientes son diagnosticados cuando el tumor ya está en un estado avanzado. Además, también existe un problema de desconocimiento de los factores de riesgo por parte de la población. Por ello, cuando esta campaña comenzó en Madrid en noviembre del año pasado, la meta era concienciar a la población general de la importancia del tiempo en este tipo de cáncer. 

El Dr. José Ángel Arranz ha comentado durante la clausura de la campaña que “si bien actualmente, apenas hay información sobre el cáncer renal y sus factores de riesgo, campañas como esta han ayudado a las personas que son población de riesgo, a concienciarse y a ser diagnosticadas a tiempo”. Además, ha incidido en que hay una gran diferencia en las posibilidades de supervivencia dependiendo del estadio en el que se detecta el tumor: “la probabilidad de supervivencia a 5 años es del 95% en pacientes diagnosticados en estadio I y va descendiendo progresivamente a medida que el tumor es detectado en estadios más avanzados”. 

El especialista también ha destacado que los principales retos en el manejo del cáncer renal a día de hoy son reducir el tiempo del diagnóstico, para detectarlos en estadios precoces, y prolongar el tiempo de supervivencia de los pacientes con estadios avanzados. En definitiva, ganar tiempo para estos pacientes.

En palabras de la Dra. Cristina Suarez: “La mayoría de los tumores renales se diagnostican de forma localizada, y aunque una gran parte se cura, un 30% de los pacientes desarrollará metástasis tras la cirugía. Tras un mejor conocimiento del tumor y su biología molecular, en los últimos años se han producido nuevos avances en el tratamiento de este cáncer. No obstante, no hemos podido hablar de curación en los pacientes que se encuentran en fase metastásica. Recientemente con los nuevos inmunoterápicos estamos viendo pacientes largos supervivientes y quien sabe, si con más seguimiento en un futuro, podríamos hablar de curación en algunos casos. Seguiremos trabajando sin descanso para poder continuar ganándole tiempo al cáncer”.

Una enfermedad poco conocida 

En este sentido, existe una necesidad verdaderamente importante en torno al cáncer renal: darlo a conocer. Como han explicado los expertos, al tratarse de un cáncer asintomático en sus estadios iniciales, es muy difícil que los pacientes acudan al médico y suele diagnosticarse de manera incidental al realizar una prueba de imagen por otro motivo. Así lo ha explicado la Dra. Aránzazu González del Alba, que ha afirmado que “solo en fases avanzadas produce síntomas como dolor en región lumbar y sangrado por la orina, es imprescindible acudir al médico, aunque no siempre tenga que relacionarse con el cáncer renal. Por eso es importante conocer los síntomas y la prevención. Además, muchas veces este cáncer permite al paciente llevar una vida normal y no son conscientes de su enfermedad. Por eso es tan importante seguir visibilizando este cáncer.”

Por otro lado, Juan Carlos Julián (director de ALCER)ha apuntado que “estas campañas de concienciación son muy importantes ya que nos ayudan a las asociaciones a informar a la sociedad y hablar de enfermedades de las que casi no hay información.” A lo que ha añadido “además, el papel de estas iniciativas contribuye a que las personas consideradas población de riesgo se conciencien y puedan ser diagnosticadas a tiempo”.

Sobre el cáncer renal

El cáncer de riñón se origina cuando las células sanas de un riñón o de ambos cambian y crecen sin control, formando una masa llamada tumor cortical renal. Además, este tipo de cáncer es el 13º más frecuente en todo el mundo. Por su parte, el carcinoma de células renales (CCR) es el tipo más frecuente y representa más de 100.000 muertes en todo el mundo cada año. 

La incidencia de CCR es aproximadamente el doble en los hombres que en las mujeres y las tasas más altas de la enfermedad se registran en Norteamérica y Europa. El CCR de células claras es el tipo más prevalente de CCR y representa del 80% al 90% de los casos. A nivel global, la tasa de supervivencia a los cinco años de los pacientes con cáncer de riñón metastásico o avanzado al diagnóstico es del 12,1%.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.