La UPCT prueba su esqueleto artificial para ancianos con problemas de movilidad

La UPCT prueba su esqueleto artificial para ancianos con problemas de movilidad

Este avance se ha ideado en la Escuela de Industriales de la UPCT.
Este avance se ha ideado en la Escuela de Industriales de la UPCT.
Este avance se ha ideado en la Escuela de Industriales de la UPCT.

Usuarios de una residencia de ancianos de Cieza (Murcia) han probado hoy, en las instalaciones de la Asociación de Parapléjicos y Grandes Discapacitados Físicos (ASPAYM) en Murcia, el prototipo de exoesqueleto para que  personas de edad avanzada, incluyendo aquellas con algún tipo de atrofia muscular o discapacidad, puedan realizar con facilidad  movimientos como desplazarse, sentarse, levantarse o subir y bajar escaleras.

“El exoesqueleto es una estructura robotizada de miembros inferiores mecánicos con un sistema de control que detecta la intención de moverse del usuario, que puede configurar la función locomotora a realizar desde una tablet”, explica el catedrático Juan López Coronado, responsable del grupo de investigación en Neurotecnología, Control y Robótica (Neurocor) de la Universidad Politécnica de Cartagena.

“La implantación de exoesqueletos es imparable”, asegura López Coronado. “Ya se están introduciendo en la fabricación automovilística para la realización de tareas de muy difícil automatización”, añade. La fabricación de la estructura mecánica de los prototipos desarrollados durante el proyecto en España y Alemania ha sido realizada por la empresa murciana Talleres Martínez Lorente.

El exoesqueleto de la UPCT se caracteriza por integrar programas que posibilitan el tránsito por escaleras. El prototipo probado hoy es el principal resultado del proyecto europeo de investigación Exo-Legs (AAL-010000-2012-16), dentro del marco  del Programa Europeo AAL (Ambient Assisted Living Joint Programme), en el que ha participado la UPCT junto a universidades y empresas de Suecia, Reino Unido, Suiza, Alemania y España.

No hay comentarios

Dejar una respuesta