Ciencia

La UMU desarrolla un nuevo material inteligente que absorbe y libera sustancias mediante estímulos luminosos

Compartir

El grupo de investigación de Química Orgánica Sintética de la Facultad de Química de la Universidad de Murcia ha desarrollado un nuevo material, bautizado con el nombre de UMUMOF, cuyas propiedades varían simplemente mediante la irradiación de luz provocando un aumento de su porosidad y flexibilidad. Los resultados del trabajo del equipo que dirige el profesor José Berná, han sido publicados en la revista de química multidisciplinar Journal of the American Chemical Society (JACS), buque insignia de la Sociedad de Química Americana y una de las revistas de esta área más importantes del mundo.

En las últimas décadas ha avanzado mucho el desarrollo de nuevos materiales porosos por sus importantes aplicaciones industriales, ya que pueden ser utilizados como dosificadores, sistemas de almacenaje molecular o catalizadores heterogéneos. UMUMOF es uno de estos nuevos materiales en los que se emplean metales para unir moléculas. En este caso concreto, los investigadores de la UMU han logrado obtener este material mediante la reacción de un rotaxano (estructura molecular controlable) con una sal de cobre; el resultado es un material inteligente que se modifica cuando se le irradia luz. Este cambio provoca un aumento considerable de su flexibilidad y porosidad permitiendo la salida de una sustancia orgánica previamente almacenada en su interior. Una vez esta sustancia sale, es posible conseguir que el material vuelva a su estado original. Estas propiedades permiten su reciclaje y reutilización.

Por ahora, la efectividad del nuevo material se ha probado en los laboratorios de la Universidad de Murcia y su aplicación en la industria llevaría algunos años, pero, como destaca el profesor José Berná “todas las nuevas técnicas que hemos tenido que desarrollar para llegar a este nuevo material y descubrir su comportamiento suponen ir avanzando en las fronteras del conocimiento y en más innovación”.

Este campo de investigación, conocido como Química Reticular, busca encontrar materiales estables y robustos, formados por núcleos metálicos, unidos entre sí por ligandos orgánicos; el resultado da lugar a materiales con propiedades excepcionales. Esta investigación de la UMU fusiona dos áreas de investigación de gran relevancia, la Química Supramolecular, en la que se enmarca la síntesis de rotaxanos, y la Química Reticular, que investiga el ensamblaje de nuevos materiales porosos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.