La UJA catalogará y restaurará los restos romanos de la Casa Palacio...

La UJA catalogará y restaurará los restos romanos de la Casa Palacio de Mengíbar

La Universidad de Jaén, a través de la Cátedra Arqueólogo Manuel de Góngora – Empresa Familiar Calderón del Instituto de Arqueología Ibérica, va a catalogar, restaurar y poner en valor la colección de restos romanos pertenecientes a la Casa Palacio de Mengíbar. Una actuación que ya ha comenzado y que se unen a las ya puestas en marcha dentro del Proyecto Iliturgi.

Los datos de estos trabajos han sido presentados este miércoles por Manuel Molinos, director del Instituto de Arqueología Ibérica de la UJA, Juan Bravo, alcalde de Mengíbar, Jesús Calderón, socio director del Área de Finanzas y Organización de Construcciones Calderón, y Juan Pedro Bellón, investigador de la UJA y director del Proyecto Iliturgi en el propio Hotel Casa Palacio de Mengíbar.

Juan Pedro Bellón ha explicado que se trata de una colección “impresionante” formada por un centenar de piezas de piezas romanas que se ha ido formando de manera privada a lo largo de décadas, en su mayoría conocidas en el ámbito científico “pero que necesitan cobrar sentido, tener una coherencia y transmitir un mensaje”, que en la actualidad se encuentran dispersas por el inmueble, de propiedad municipal al igual que las mismas. En este sentido, destaca por ejemplo la inscripción de Sempronio Graco que sirvió para localizar Iliturgi, un miliario romano que indica la distancia a Cástulo (8 millas) o el relieve de la Gorgona, remate de un monumento funerario del siglo I después de Cristo. “Muchas piezas no reúnen los requisitos de conservación y gracias a la aportación de la Cátedra Calderón las sacaremos de donde están y le aplicaremos medidas de tratamiento según el diagnóstico que se ha realizado. Por otro lado, a través de una ayuda del Plan de Apoyo a la Transferencia del Conocimiento, el Emprendimiento y la Empleabilidad de la UJA se están inventariando las piezas y restos arqueológicos para poner en orden todo este volumen de elementos, digitalizándolos y poniéndolos disponibles para su consulta en la red Europeana”, explicaba el investigador de la UJA, que aclaraba que la restauración “urgente” afectará a alrededor de una quincena de estas piezas. Además, destacó el hecho de que una docena de personas, estudiantes y egresados del Grado en Arqueología de la UJA, trabajen en la actualidad en estas acciones. 

Por su parte, Juan Bravo destacó el trabajo desarrollado desde el Instituto Universitario de Investigación en Arqueología Íbera de la UJA, “que ha dado a conocer el nombre del municipio por todo el mundo”. Además, se refirió al edificio que alberga las piezas como “emblemático” y reiteró el compromiso del Ayuntamiento con el patrimonio y la cultura.

Por otro lado, Manuel Molinos recalcó la importancia de la transferencia del conocimiento desde la investigación, “que en este caso no hay únicamente que hacer visible, sino también que sea útil para la población”. “Mengíbar tiene dos elementos referenciales extraordinarios, la Iliturgi romana y la ibera, que explican una parte fundamental de la historia”, afirmó.

Por último, Jesús Calderón ha manifestado que se trata de una de las actividades que se desarrollan en el marco de la Cátedra y que consiste en restaurar y poner en valor la colección íbero romana. “Cuando nos lo plantearon vimos clara esta necesidad, en la restauración el tiempo corre en contra ya que las piezas se van deteriorando”, ha informado. Calderón ha destacado las sinergias y la colaboración entre el sector público y el privado: “Nos sentimos muy satisfechos de esta colaboración junto a la Universidad de Jaén y el Instituto de Arqueología Ibérica, cuando ves que se suman fuerzas los logros son muy significativos”, ha añadido. 

Otras actuaciones

Por otro lado, el Instituto de Arqueología Ibérica de la UJA continuará con los trabajos relativos al Arco de Jano, puerta de entrada a la Bética Romana, y en el Cerro de la Muela, donde se ubica el oppidum ibero de Iliturgi. Así, previsiblemente tras el verano, comience una nueva campaña de excavaciones en la fortificación del mismo, “atacado en el año 206 por Escipión el Africano y de la que necesitamos conocer más cosas”.

Respecto al Arco de Jano, la próxima actuación consistirá en la consolidación de algunos de sus elementos, gracias a la financiación de la Diputación Provincial de Jaén. “Las últimas excavaciones que cerramos hace pocos días ponen de manifiesto la monumental de los edificios que componían este complejo monumental. Nos queda pendiente una intervención a la orilla del río Guadalquivir donde sabemos que existen más restos monumentales, además de la evidencia de un puente que lo cruzaba”, ha explicado Juan Pedro Bellón.

“Nuestra idea es poner en valor todo esto a través del 1% cultural, de la creación de un cetro de interpretación y de un plan director que permita conectar todos estos elementos. En definitiva, hay que ser conscientes de que cada euro que se invierte en patrimonio o en esta investigación no es solo que se quede aquí, sino que se multiplica”, indicó el investigador de la UJA. 

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.