La UAL acogió las sextas Jornadas Internacionales de Graduados en Ciencias de...

La UAL acogió las sextas Jornadas Internacionales de Graduados en Ciencias de la Salud

Las VI Jornadas Internacionales de Graduados en Ciencias de la Salud comenzaron este jueves, si bien ha sido a primera hora del viernes cuando se ha llevado a cabo su inauguración oficial. Esta edición cuenta con un sobrenombre clarificador que refleja en gran medida la responsabilidad asumida, como es ‘El reto de los profesionales de la salud: un avance constante’. Su apertura ha correspondido a Maribel Ramírez, vicerrectora de Estudiantes y Empleo de la Universidad de Almería, con varias reflexiones sobre el completo programa que se ha previsto por parte de la organización, a cargo del Grupo de Investigación CTS451 Ciencias de la Salud.

Ha disertado sobre la evolución de la formación académica, “fruto de las demandas sociales”, hacia unas “universidades innovadoras y emprendedoras”, pero habiendo asumido “el lenguaje del Mercado y los valores de la competitividad”. No obstante, en los últimos años hay otros apelativos aplicados, como “saludables, sostenibles o inclusivas”, expresando Ramírez su deseo de “formar buenos profesionales formando buenos ciudadanos”.

La vicerrectora ha hablado de “sentido ético”, elemento fundamental de todos los egresados de la Facultad de Ciencias de la Salud de la UAL: “El trabajo fundamental debe ser la investigación, la transmisión de conocimientos o la capacitación profesional… pero igualmente resulta ineludible la formación en valores”. También sobre ética ha versado parte del discurso inaugural ofrecido por Tesifón Parrón, quien además de profesor es el jefe de servicio de Planificación y Evaluación de Recursos de la Delegación Territorial de Salud y Familia. Él ha querido felicitar a la organización por el buen trabajo realizado para auspiciar unas jornadas provechosas cargadas de ponentes de primer nivel y de un mensaje de fondo muy valioso. Es el que ha transmitido la directora del encuentro, Francisca Rosa Jiménez, para la que es importante encontrar el orgullo merecido de UAL, estudiantes y profesionales: “Empezamos con internacional, trayendo muchas ponencias de fuera, pero hemos visto que tenemos que trabajar y potenciar lo que se hace dentro, porque nos fijamos en lo de fuera, en un entorno distinto, una realidad totalmente diferente, otras circunstancias… pero necesitamos empoderarnos, y a partir de ahí seguir aprendiendo”.

En definitiva, se trata de un “hacer valer” lo propio, que “en general los almerienses no sabemos hacerlo, y tenemos que estar satisfechos con la formación de nuestros alumnos; es sabido que se va mucha gente fuera a trabajar, están demandados por otros países y están siendo reconocidos como buenos profesionales”. Eso se logra también gracias a los centros asistenciales, “que son los que nos aportan la parte práctica de todos sus profesionales, que se implican en la formación de los alumnos”. Sin ellos “poco podríamos hacer nosotros”, ha reconocido, porque “esto es un barco en el que tenemos que remar todos juntos”. En ese sentido, ha recordado que los objetivos básicos de las Jornadas son tres: “Aunar la formación y la investigación, o sea, los dos pilares de la universidad, aunar y trabajar y conjuntamente con la asistencial, no puede estar la universidad ajena a la asistencial, y crear un punto de encuentro con el resto de instituciones sanitarias de Almería para hacer puentes y trabajos unidos, viendo que todos tenemos los mismos objetivos de calidad y éxito en la asistencia sanitaria”.

Jiménez ha destacado que hay mucho trabajo detrás, “pero sobre todo muchísima satisfacción”, en referencia al éxito de los talleres del día previo y el “feedback entre los profesionales y todos los participantes”. A ellos se ha referido igualmente José Granero, director del Grupo CTS-451: “Abrimos las jornadas a todas las disciplinas de graduados en Ciencias de la Salud, y así tenemos gente de enfermería, de fisioterapia, de medicina, de cirugía, de psicología, incluso de disciplinas de educación, dándosele este año un impulso importante a participar con los servicios de salud, la gente del Complejo Universitario de Torrecárdenas, de las distintas áreas sanitarias, y con la realización de seminarios prácticos que han dejado a los alumnos muy satisfechos, de temáticas muy dispares”. Así, ha habido de terapia intravenosa, ostomías, heridas, cirugía menor, RCP, cuidados paliativos en domicilio, comunicar malas noticias y fisioterapia respiratoria. 

En definitiva, se quiere “dar visibilidad a la Facultad de Ciencias de la Salud”, llena de egresados cargados de ilusión a la hora de colgar en el hall los pósteres con sus trabajos para que queden expuestos. Las sinergias son básicas, como ha reconocido el propio José Granero: “No podemos olvidarnos de que en la ‘academia’ está el conocimiento, pero el paciente está en la vida real, ese enfermo que sufre está en los hospitales y centros de salud, esa es la realidad y hay que aunar los dos campos”. De las jornadas surgen ideas, “seminarios permanentes, posibles cátedras…”. La conferencia inaugural ha tenido por título ‘Ciudades y comunidades compasivas’, ofrecida por Silvia Librada, directora del programa ‘Todos Contigo’ de la Fundación New Health. A ella ha seguido una mesa redonda sobre ‘Avances en la praxis de los profesionales de la salud’, para dar fin a las jornadas con la mesa de comunicaciones orales y la entrega de premios.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.