Humanidades

Los escultores ‘endemoniados’

Compartir

librosescultoresLa profesora de Historia del Arte de la UGR, Ana María Gómez Román, ha publicado Escultores de terrible condición. Un ensayo que trata el complejo mundo de actitudes y comportamientos del artista frente al conflicto de realidad y creatividad de algunos de los más sobresalientes escultores que trabajaron en España durante los siglos XVI al XIX.

El artista tiene diversos estados de ánimo, durante el proceso creativo, en los que confluyen aspectos relativos al conflicto con la realidad y la búsqueda para comunicar una idea a través de su trabajo. Todo ello se agudiza en el campo de la escultura donde el contacto con la materia genera la conformación, en algunos casos, de un carácter enérgico y de acción”, dice la autora del libro.

Y es ese riquísimo universo de actitudes y comportamientos lo que la autora muestra en este ensayo sobre varios de los más importantes escultores de la España de los siglos XVI al XIX. Pero Ana María Gómez Román se refiere también a otros aspectos y prácticas escultóricas que, por su naturaleza, carácter pintoresco y rareza, bien podrían tenerse en cuenta en la línea del presente trabajo. De ahí que el hilo conductor se estructura alrededor del término terrible condición, apelativo bastante usual en los siglos XVII y XVIII y utilizado como sinónimo de carácter y bravura.

Este volumen, elaborado en el ámbito del proyecto Campo Artístico y Sociedad en España (1830-1936): la institucionalización del Arte y sus modelos, del Plan Nacional I+D, Ministerio de Economía y Competitividad (HAR 2009-10554), ha sido publicado en la Colección Arte y Arqueología de la eug.

La autora señala en el prólogo que, “como cabe imaginar, en el proceso artístico intervienen diversos componentes de tipo social, cultural, ideológico e incluso político, que influyen, qué duda cabe, en la obra acabada. Una cuestión compleja, si lo vemos desde otra perspectiva, con variados puntos de interés y múltiples puntos de mira, que implica una lectura sobre la elección del tema, la manera de representarlo motivada por los sucesos de su entorno, puesto que la obra artística es fruto del estado anímico de su creador, o la percepción de la misma por parte de la sociedad”.

El libro, que consta de más de 300 páginas, con numerosas ilustraciones tanto en blanco y negro como en color, se estructura en doce capítulos, además de prólogo, preliminar, introducción y bibliografía.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.