El curso de la UAL ‘La ciudad agrícola’ concluye que para cambiar...

El curso de la UAL ‘La ciudad agrícola’ concluye que para cambiar paisajes hay que transformar la sociedad

Durante tres intensos días en el Curso de Verano de la Universidad de Almería ‘La ciudad agrícola: ciudad continua (COA Almería)’, especialistas en arquitectura, urbanismo y agricultura han aunado esfuerzos y conocimiento para hablar sobre el suelo agrario de Almería: ese mar de plástico que algunos defiende debería tratarse como suelo industrial. En definitiva, se ha debatido sobre la posible estructuración, aprovechamiento y mejora de las posibles eficiencias, pero sin tocar la producción que se genera en ellos.

El director del curso, Andrés García Lorca, catedrático de Análisis Geográfico y Regional de la Universidad de Almería, ha indicado que “no se pueden entender las civilizaciones si no se entiende el modelo de poder”. Y es el modelo de poder “el que determina la arquitectura y el diseño urbano.” García Lorca ha explicado que “los paisajes se organizan en función de criterios políticos e ideológicos”. Y que para cambiarlos, “no basta con diseñarlos, hay que cambiar la sociedad. El cambio social es la base de los cambios territoriales”.

Por su parte, José María Ezquiaga, arquitecto urbanista, ha destacado la importante “puerta de colaboración” abierta entre el sector agrícola y el de arquitectos que “puede añadir al sector hortofrutícola, un beneficio que no es en rentabilidad de producción, sino en cuestiones de índole urbanística o arquitectónica”.

También ayer miércoles fue el último día para el curso ‘Perspectivas actuales en el diagnóstico y tratamiento del cáncer de mama’. La enfermera Francisca Montoya ha protagonizado una charla debate muy participativa. En ella se ha hablado de la necesidad de aunar esfuerzo entre especialistas y asociaciones en el tratamiento del enfermo.

Durante el debate, que se ha generado, se ha expresado la necesidad de que las asociaciones tengan acceso en los hospitales, pero estableciendo criterios para saber en qué momento pueden actuar, que en cualquier caso deberá ser cuando el paciente esté preparado. En este sentido, Francisca Montoya ha indicado la necesidad de “hacer una visión global. Nosotras tenemos que dar las respuestas que podemos dar y si no podemos debemos gestionarlo todo para que el paciente las tenga. Se trata de captar todas esas necesidades y darles respuesta. Que todos vayamos codo a codo y cada uno, especialistas y asociaciones,  pueda ayudar en el momento que el paciente lo necesite”.

El Castillo de Santa Ana se despidió ayer de esta edición de los Cursos de Verano de la Universidad de Almería con la clausura de otros dos cursos: ‘Entrenando tu cerebro: del piano a la cocina’, en el que la música y el movimiento han sido protagonistas y ‘Las distintas respuestas jurídicas al fenómeno de las Fake News’ en el que se ha hablado sobre los delitos de odio y los delitos contra la libertad de conciencia, los sentimientos religiosos y el respeto a los difuntos.

Unos se van y otros empiezan como es el caso del curso ‘Dirección de Big Band, latin jazz e improvisación’ que se desarrollará hasta mañana viernes, 6 de julio, en la Escuela Municipal de Música, Danza y Teatro con destacados músicos nacionales.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.