El Consejo Social de la UA aprueba los presupuestos y muestra preocupación...

El Consejo Social de la UA aprueba los presupuestos y muestra preocupación por sus restricciones en las inversiones

La vicerrectora de la Planificación Económica de la Universidad de Alicante, Mónica Martí, ha presentado ante el pleno del Consejo Social, el Proyecto de Presupuestos que ha calificado de “el más restrictivo de las últimas legislaturas”. “La falta de fondos -ha dicho Martí- nos ha hecho tocar hueso”, lo que obliga a la institución académica alicantina a apostar una vez más por las personas y a condenar la inversión en infraestructuras para poder garantizar el funcionamiento, los recursos básicos, la actividad docente y la producción científica.

Los presupuestos, que fueron informados favorablemente por unanimidad por el Consejo de Gobierno de la Universidad de Alicante, han sido aprobados esta mañana por el Consejo Social que se ha reunido en sesión plenaria en el edificio de la calle San Fernando de la Sede universitaria de Alicante. A la cita, presidida por el rector, Manuel Palomar y el presidente del Consejo Social, Adolfo Utor, ha asistido por primera vez, el presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón que ha manifestado su “compromiso institucional y personal con la Universidad de Alicante”.

Durante la sesión, la vicerrectora de Planificación Económica ha explicado que el presupuesto total para 2020 asciende a 206 millones de euros, apenas 3 más que en el ejercicio anterior, experimentado un crecimiento del 1,4%, una cantidad que considera del todo insuficiente. La subvención consignada por la Generalitat Valenciana es de 136’6 millones de euros que, si la comparamos con el coste de personal para 2020, “la tasa de cobertura alcanza el 93%”. Este aumento en el compromiso de gasto de personal obedece, como ha explicado Martí, “a las mejoras retributivas aprobadas por el Consell y recogidas en el RD Ley 24/2018, así como en las contempladas en las mejoras de las condiciones laborales del Pas y en las derivadas del convenio colectivo”. Además, la vicerrectora ha aludido a las modificaciones de plantilla que conlleva la paulatina implantación de las nuevas titulaciones.

En este sentido, Utor sostiene que “teniendo en cuenta el nulo margen de actuación de la UA, desde el Consejo Social hemos de pedir mas, gestionar mejor y buscar nuevas vías de financiación para que las empresas se sumen a la dinamizacion de las universidades y contribuyan a garantizar sus fines”.

Los que Martí califica de “severos recortes” obligarán a la institución académica a prescindir de las inversiones en infraestructuras, a recortar en 300.000 euros de las inversiones en TIC (principalmente en materia de ampliación de ancho de banda) y a disminuir las transferencias a instituciones sin ánimo de lucro. Por contra, la UA mantendrá los programas institucionales, como el de talento joven e incrementará levemente el de talento científico, así como los gastos destinados a los fondos y recursos biblográficos.

En este sentido, los consejeros han mostrado su “preocupación” por la situación extrema que plantean las restricciones. Además de evidenciar su apoyo absoluto con la aprobación por unanimidad del proyecto presentado, han resuelto la redacción de un manifiesto institucional con el que “instar a los organismos autonómicos y provinciales a que sean conscientes y traten de solucionar la situación extrema que plantea la infrafinanciacion”, ha manifestado Adolfo Utor. Ademas, han reivindicado una Ley de Financiación para las universidades “que sea equitativa, estable y justa”.

Un año más, tras la subvención ordinaria, la mayor fuente de ingresos de la institución corresponde a los ingresos por matrícula en estudios oficiales que asciende a 26’8 millones de euros.

Incorporación de nuevos vocales

Durante la reunión, el presidente del Consejo Social, Adolfo Utor, ha dado la bienvenida a los nuevos vocales, Carlos Mazón, Carmina Díaz y Jesús Navarro y ha agradecido la labor de los consejeros salientes, Pedro López e Iván Sempere. En su informe, Utor ha hecho un repaso a la memoria de actividades de 2019 y ha expresado la firme apuesta del Consejo por afianzar su presencia en los principales foros empresariales, económicos y sociales de la provincia.

Por su parte, el rector, Manuel Palomar ha expuesto la estrategia de crecimiento del Parque Científico cuyo edificio más emblemático, ha adelantado, “estará terminado el próximo verano”. El rector ha invitado a los miembros del Consejo a asistir al acto oficial de celebración del 40 aniversario de la UA que tedrá lugar el próximo 31 de enero en Paraninfo, coincidiendo con la festividad de Santo Tomás de Aquino, patrón de las universidades.

Además de la aprobación del presupuesto de la UA, como es habitual, se ha dado lectura a los informes de gestión de los presidentes de las tres comisiones que integran el Consejo Social: la Comisión de Asuntos Económicos, que preside Perfecto Palacio; la Comisión de Asuntos Académicos, presidida por Francisco Martín Irles, y la Comisión de Relaciones con la Sociedad, a cargo de Cristina Rodes que, además, ostenta la vicepresidencia del Consejo. Rodes ha sido la encargada de presentar la nueva imagen del Consejo, realizada por el artista alcoyano Toni Miró e inspirada en la escultura de la Victoria de Samotracia que identifica a los Premios del Consejo Social. La vicepresidenta ha anunciado que la tercera edición de estos galardones tendrá lugar en el campus universitario el día 2 de mayo.

Otro punto especial del orden del día ha sido la participación de la Defensora Universitaria, Cecilia Gómez, que ha presentado su informe anual, como ya hiciera en la sesión plenaria del Claustro Universitario.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.