Becas de movilidad: de la UAL al mundo

Becas de movilidad: de la UAL al mundo

Ayad Mercer Laaouissi, un estudiante de la UAL que disfrutó de una Erasmus KA-107 en Marrakech.
Ayad Mercer Laaouissi, un estudiante de la UAL que disfrutó de una Erasmus KA-107 en Marrakech.

La Universidad de Almería cuenta con becas de movilidad, para que su alumnado pueda completar sus estudios en las mejores universidades del mundo. Actualmente es la quinta de España (primera en términos relativos) en volumen total de movilidades con la puesta en marcha de 1.500 intercambios anuales. El 10% del alumnado de la UAL procede de otros países.

Qué mejor para un futuro ingeniero que estudiar en una de las mejores universidades tecnológicas de Corea del Sur, el país donde han nacido gigantes de la electrónica como Samsung o LG. O para un estudiante de Psicología poder cursar un año en las universidades estadounidenses, donde se están firmando los estudios más avanzados en este ámbito de la ciencia.

Estas oportunidades están al alcance de los estudiantes de la Universidad de Almería. Y además, de manera prácticamente gratuita, gracias a las ayudas y becas de movilidad que ofrece el programa Erasmus.

Becas de movilidad internacional para estudiantes

La Universidad de Almería inició hace unos años un programa de expansión internacional, que le ha llevado a cerrar acuerdos con universidades de todo el mundo. Se convirtió en uno de los primeros campus europeos en apostar por la movilidad más allá de las fronteras de la Unión, según explica el Vicerrector de Internacionalización, Julián Cuevas, algo que “nos ha permitido ser una de las universidades líderes” en movilidades con países de otros continentes.

Este organismo es el encargado de la promoción y coordinación de las políticas de internacionalización de la Universidad de Almería, y trabaja por que el nombre de esta Universidad sea conocido por todo el mundo.

Destinos en todo el mundo

Con este modelo de becas de movilidad, el campus almeriense ofrece unos destinos de alto interés para su estudiantado, que les aportarán una proyección laboral difícil de obtener de cualquier otra manera.

La experiencia internacional está cada vez más valorada por las empresas, abre muchas puertas y, sobre todo, aporta un bagaje cultural con una aplicación muy directa en la actividad profesional. Es por ello que la Universidad de Almería busque alianzas con países que se salen de lo habitual, mucho más allá de las fronteras de la Unión Europea, siguiendo también la dinámica internacional, en la que están irrumpiendo naciones muy alejadas de nuestras fronteras.

Apuesta por el Sudeste Asiático

Recepción de los estudiantes internacionales llegados a la UAL.
Recepción de los estudiantes internacionales llegados a la UAL.

Julián Cuevas cree firmemente en los beneficios de esta expansión y suya es la apuesta por el Sudeste Asiático, “por ser un área especialmente desarrollada en el campo de la ingeniería y porque pensamos que la movilidad debe vincularse con la empleabilidad”.

Sin duda es una apuesta valiente, que está dando buenos resultados. Cada estudiante de Almería que elige estos países encuadrados en el programa Erasmus KA-107 (específico para destinos de fuera de la Unión Europea) adquiere unas competencias culturales que le facilitan el desarrollo de relaciones comerciales o profesionales con empresas de estos lugares y de otros del entorno, algo que, por ejemplo, no consiguen quienes cursan una beca Erasmus en países de la Unión Europea, donde las diferencias culturales son relativamente pequeñas.

Acuerdos con universidades punteras

A la hora de firmar convenios con universidades de otros países, lo primero que el campus almeriense tiene en cuenta es el potencial formativo del campus de destino, explica el director del Secretariado de Promoción Internacional, Hugo González.

No buscan destinos ‘exóticos’ porque sí, sino porque estas universidades destacan en áreas estratégicas para la Universidad de Almería y la formación que ofrecen va a suponer un revulsivo para los estudiantes almerienses.

De ahí que se realice un estudio de su oferta educativa y de las posibilidades que ofrecen a los estudiantes almerienses. “Buscamos universidades de prestigio y, al mismo tiempo, que complementen bien con nuestros títulos. Que tengan áreas comunes de interés”, dice Julián Cuevas.

Convenios con Holanda, Estados Unidos y Japón

Por eso mismo, tienen convenios firmados para el curso que viene con universidades holandesas, con plazas especialmente destinadas para alumnado de Ingeniería Agrícola, un área en la que Holanda es líder mundial. Lo mismo ocurre en el caso de Psicología, para cuyos alumnos hay convenios con universidades de Estados Unidos; o del área tecnológica, para los que el año que viene se ofertarán plazas en universidades japonesas y serán los primeros estudiantes de la Universidad de Almería en realizar intercambios con este país.

Hugo González explica que, al principio, los estudiantes eran reacios a solicitar una beca de movilidad para estos destinos poco habituales. Y pone como ejemplo el caso de Serbia, un país para el que costaba trabajo encontrar alumnos, y en las últimas convocatorias se han ocupado todas las plazas disponibles. En este cambio de tendencia influye mucho el ‘efecto contagio’, que se produce cuando regresan los estudiantes y cuentan su experiencia a sus compañeros.

Es cierto que resulta más complicado, reconoce González, cubrir las plazas para Túnez, más que nada, por el idioma, ya que si bien la gran mayoría de los alumnos puede manejarse en inglés, el idioma francés sigue siendo una asignatura pendiente. De la misma manera, también resulta más difícil cubrir las plazas para Jordania e Irán, países que, a pesar de contar con universidades técnicas muy punteras a nivel internacional, generan recelos entre los alumnos.

Julián Cuevas (izquierda), con estudiantes internacionales y el rector de la UAL, Carmelo Rodríguez.
Julián Cuevas (izquierda), con estudiantes internacionales y el rector de la UAL, Carmelo Rodríguez.

Cubiertas el 70% de las becas de movilidad

En cualquier caso, durante los últimos años se han cubierto entre el 70 y el 80 por ciento de las plazas ofertadas. Aunque a los responsables del Internacionalización les gustaría que ese porcentaje fuera todavía superior, una demanda que justificaría pedir nuevas ayudas e incrementar los programas de intercambio internacional.

El dinero no es excusa, ya que el programa Erasmus, en cualquiera de sus modalidades, contempla ayudas económicas adicionales al coste de la matrícula en la universidad de destino. Por ejemplo, para destinos dentro de la Unión Europea, las ayudas rondan entre los 300 y los 900 euros al mes, en función del país de destino. Y la cifra aumenta en el caso de los convenios con otros continentes, ya que estos alumnos reciben mensualmente 700 euros, más una ayuda de hasta 1.500 euros, para poder sufragar los gastos del billete de avión. De esta manera, cualquier estudiante, independientemente de su situación económica, puede disfrutar de una experiencia internacional, capaz de cambiarle la vida.

América Latina, nuevo destino

Para los próximos años, el Vicerrectorado de Internacionalización ha conseguido entrar en los programas europeos de intercambio con universidades de América Latina, región con la que hasta ahora no se tenían convenios enmarcados en la becas de movilidad Erasmus.

En la última convocatoria de destinos Erasmus KA-107, Internacionalización ofertó plazas para Jordania, Corea del Sur, Canadá, Serbia, Bosnia y Herzegovina, Montenegro, Moldavia, Ucrania, Rusia, Marruecos y Túnez.

Esta política de expansión internacional ha llevado a que la Universidad de Almería sea la quinta del país en volumen total de movilidades, ya que se firman casi 1.500 intercambios anuales, entre los estudiantes que llegan de otros países y los que salen, según datos del curso 2018/19. En términos relativos, estos números sitúan al campus almeriense como la universidad con más intercambios internacionales, algo muy importante para un campus de pequeño tamaño como es el almeriense, ubicado en uno de los márgenes de la Península Ibérica.

Economía y Empresa, los que más becas de movilidad disfrutan

Y, lógicamente, hay alumnos más dispuestos que otros a participar en los intercambios internacionales. Tradicionalmente, y los números así lo atestiguan, los estudiantes de carreras del área de Economía y Empresas son los que más becas de movilidad solicitan, posiblemente por tener una mentalidad más abierta y porque también son los que cuentan con más oferta para internacionalización, al haber muchas universidades socias que ofertan estos estudios. Por contra, los de ingeniería son los más reacios a salir.

Las empresas valoran cada vez más la experiencia internacional, de ahí que universidades como la de Almería hayan realizado una apuesta tan fuerte por la movilidad, con la que ganan todos: estudiantes, profesorado y el tejido social y productivo.

Destino para 1.500 estudiantes

La Universidad de Almería acoge a cerca de 1.500 estudiantes internacionales, una cifra que cuenta a los que vienen a estudiar un grado, que son unos mil, y quienes se incorporan a los niveles formativos de máster y doctorado.
Esto supone que cerca del diez por ciento de todo el estudiantado del campus almeriense procede de otros país. Así, el campus almeriense se ha convertido en un espacio multicultural, donde conviven estudiantes europeos y también otros llegados de países como Nepal, Irak, Vietnam o China, entre otros muchos.
Éste es el caso de Era Poudel (en la foto de arriba), una joven nepalí, que se ha incorporado a la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales, y que nunca antes había oído hablar de Almería. En esta universidad completa sus estudios de Administración y Dirección de Empresas, y explica que eligió Almería porque era uno de los destinos que le ofrecía en España su universidad de origen, con quien el campus almeriense tiene firmado un acuerdo.
“Cuando investigué sobre las opciones de destino, Almería me pareció la mejor opción. Primero, porque nunca antes en mi vida había visto el mar”, dice. Esta estudiante nepalí afirma que la Universidad de Almería tiene mucho que ofrecerle. Para empezar, conocer a personas de muchos países; pero no solo eso, sino también instalaciones deportivas y otros servicios como la biblioteca, “que en la Universidad de Almería están muy bien”. Aunque uno de los aspectos que más valora de Almería es la amabilidad de la gente de aquí, así como la disposición a ayudarle ante cualquier problema.
Un caso parecido es el de Liza Ibrahim (en la imagen contigua), una alumna del Kurdistán iraquí, que cursa Estudios Ingleses en la Universidad de Almería. Esta alumna quería estudiar en España y su universidad de origen solamente le ofrecía el destino Almería, sin embargo, se muestra muy contenta de estar aquí y cree que Almería “ha sido una gran elección”. Afirma que su estancia en le ofrece conocer una cultura nueva, conocer gente y una forma de enseñanza diferente y, sobre todo, una lengua nueva para ella, como es el español. Dice que antes de venir, tampoco conocía Almería, pero que en el momento en que supo que éste iba a ser su destino, se interesó mucho por la ciudad y se documentó bastante sobre lo que se iba a encontrar aquí.
El campus almeriense gana con alumnas como éstas, que vienen a enriquecer culturalmente a sus compañeros y a compartir con ellos una manera diferente de entender el mundo.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.