Descubren una nueva ballena fósil del Plioceno en las afueras de Almería

Descubren una nueva ballena fósil del Plioceno en las afueras de Almería

Francisco Ortiz muestra los restos de la ballena fósil incrustada en el talud de la rambla.
Francisco Ortiz muestra los restos de la ballena fósil incrustada en el talud de la rambla.

Una nueva ballena fósil del Plioceno que ha sido descubierta en las afueras de Almería se añade a la excelsa lista de fósiles misticetos de esta época geológica en la llamada cuenca sedimentaria Almería-Níjar. Con este descubrimiento se remarca un poco más en el gran potencial paleontológico de fósiles del Plioceno de la zona de intracuencas de la provincia y sobre todo las de las afueras de Almería.

Este espécimen de aproximadamente 12 metros, descubierto por el almeriense Francisco Ortiz, se halla situado en un talud de rambla, a la vista y con una perspectiva totalmente longitudinal de su cuerpo. Dentro de unos limos que a su vez se intercalan dentro de unas margas grisáceas, se hallan estos restos paleontológicos en clara posición invertida.

Uno de los huesos sobresale de la pared.

Una ballena fósil panza arriba

Esto hace pensar que tras morir, en lo que antes era una bahía de poco fondo en las afueras de Almería, el cadáver del animal se depositó boca abajo con el vientre hacia arriba: las ballenas, según los paleontólogos, al igual que otros animales marinos, suelen flotar un par de semanas tras su muerte antes de caer de cabeza al fondo marino; del mismo modo como sucede en la ballena de Viator, la gran cabeza que tiene este tipo de animal se separaría del tronco tras chocar contra este y se alejaría ( esto lo parece confirmar unos restos de la mandíbula que se han encontrado unos 100 metros rambla abajo).

La localización de la ballena fósil se sitúa dentro de lo que hace aproximadamente hace 3.2 millones de años fue una gran bahía que estaba delimitada por la sierra de Gador, sierra Alhamilla, y el archipiélago que formaban las montañas más altas de la actual sierra de Cabo de Gata.

Uno de los fósiles de la ballena.

La bahía de Almería plagada de ballenas, tiburones y tortugas marinas

Junto al ejemplar se han encontrado restos de madera fósil que avalan la continentalidad de la zona acuática en sí. Se puede imaginar esta bahía de Almería primigenia, a la que llegaban los aportes fluviales de ríos, plagada de ballenas, tiburones, tortugas marinas, etc.. Como ahora puede ser cualquier zona de la Baja California, Bermudas o Azores.

La cita de fósiles de cetáceos sueltos ha formado parte del acervo local y provincial durante varias décadas antes de que el hermano Rufino y luego el geólogo almeriense Jesús Berbel llamaran la atención sobre dos ejemplares completos de gran tamaño respectivamente. Actualmente estos ejemplares forman las piezas centrales de museos como La Salle o el Museo de la ballena fósil de Viator.

Pared de la rambla donde se encuentra el fósil de la ballena.

2 Comentarios

  1. ¿Desde cuando se utiliza una publicacion para dar las coordenadas y forzar el estudio de un yacimiento que ya era conocido?. ¿No es ilegal y delito publicar los datos saltándose a la Junta de Andalucía?. ¿O a queé estamos jugando?

Dejar una respuesta