Noticias UAL

Los Cursos de Verano de la UAL componen una ‘melodía de inclusión’ como ‘banda sonora’ de la industria musical

El seminario de los Cursos de Verano de la Universidad de Almería ‘Experiencias exitosas para una sociedad inclusiva’ deja atrás el deporte y centra su segunda jornada en la cultura en general y la música en particular, cerrando el bloque de ocio antes de abordar su recta final sobre empleo.

Cuatro citas más han compuesto la propuesta diseñada por la catedrática de la UAL Inmaculada Gómez y por el empresario y promotor Diego Ferrón, este último con el doble papel de no solo de director, sino también de ponente. De hecho, su trayectoria profesional y su compromiso es, sin duda, una de las ‘Experiencias exitosas para una sociedad inclusiva’ que le dan su título a este curso de verano de la Universidad de Almería y que merece la pena ser contada en la búsqueda de motivaciones. Así, ha intervenido para abrir la segunda jornada ofreciendo una ponencia dedicada a su proyecto, titulada ‘Discapacidad, diversidad y compromiso social en los festivales de música independiente: Cooltural Fest –Music for All’: “He contado cómo surgió en 2018, en colaboración con URA Clan, y cómo ha evolucionado hasta la actualidad”. La música, la cultura en general, han cogido, por lo tanto, el protagonismo del seminario, una vez desgranado el deporte, conformando una visión general del ocio inclusivo para ya el cierre de este miércoles dedicarlo a otro pilar básico de la calidad de vida en inclusión, como es el empleo.

Cooltural Fest ha mostrado el potencial de esta apuesta por que todas las personas puedan disfrutar de la música: “Es un festival de plena inclusión en el que empezamos a adoptar unas cuantas medidas, pero poco a poco el proyecto ha ido creciendo, cada año ha ido adoptando más y más medidas de accesibilidad e inclusión, llegando a más de cincuenta en la actualidad entre las que se encuentran ILEs -Innovative Learning Environments-, mochilas vibratorias, sistemas de bucle magnético, sistemas para la audio descripción o balizas de guiado, por ejemplo”. Una vez creado, se quiso llegar más lejos, exportar el modelo a otros lugares, tal y como ha explicado Ferrón: “Como guinda al proyecto, y con objeto de que se pudiese replicar esta experiencia en otros festivales y conciertos, decidimos crear la Fundación ‘Music for All’, cuya primera actuación ha sido la edición de la `Guía de accesibilidad e inclusión en festivales de música’”. Se encuentra disponible para su uso en https://coolturalfest.com/diversidad”, siendo un paso clave para lograr una ‘revolución inclusiva’ de los festivales de música.

La siguiente ponencia ha dado continuidad al hilo argumental del día, pronunciada por Pablo Galindo, profesor de Sociología en la Universidad de Granada y precisamente director de la Fundación ‘Music for All’. En todo caso, a él ha correspondido abrir un abanico mayor, no solo musical: “El universal primario de la experiencia humana es la Cultura; el Arte, la Cultura o la Música son universales humanos y, por lo tanto, hay que reivindicar su acceso y producción universal, hay que garantizar el disfrute de la música y de la cultura por parte de cualquier persona, siendo indiscutibles todos los esfuerzos y todas las medidas que se dirijan a favorecer su accesibilidad”. Dicho esto, Galindo ha situado un matiz importante: “No pueden centrarse, única y exclusivamente, en intervenciones asistencialistas que ubican automáticamente a la persona con discapacidad en el rol de destinatario de cultura, sino que cualquier persona, con independencia de sus capacidades, debe poder ejercer sus derechos como ciudadano de manera inclusiva, y así las personas con discapacidad, al igual que cualquier otra persona, pueden y deben convertirse en protagonistas de los procesos creativos en el ámbito de la cultura y la música, reivindicando sus potencialidades y capacidades diversas”.

En ese sentido, ha relatado que “la Fundación ‘Music for All’ coordina junto con la Universidad de Granada el proyecto ‘Talento y Diversidad’, que une a artistas de reconocido prestigio con artistas con capacidades diversas”, lamentando acto seguido que no es habitual: “Desgraciadamente, son casos excepcionales”. Ha abundado sobre el fondo de la cuestión al sostener que “una parte importante del desigual acceso a la vida social y cultural por parte de las personas con discapacidad no se debe al individuo, sino a las limitaciones y barreras impuestas por el entorno”. Está claro que “las personas con discapacidad han quedado excluidas del disfrute de la música y la cultura, pues el acceso a la misma ha tenido lugar en condiciones objetivas de desigualdad”. Situado ese contexto, “hemos de reconocer”, ha sentenciado, “que cultura en general y música en particular siguen sin ser suficientemente accesibles, diversas e inclusivas”, alegrándose de la oportunidad planteada desde la UAL “Qué mejor escenario que un curso de verano para visibilizar y reivindicar el potencial creativo de las personas con capacidades diversas y para denunciar la realidad de exclusión social que viven, en la sociedad en general y la cultura en particular”.

Siguiendo por esa línea, ha participado en la relación de ponentes, “representantes o referencias de buenas prácticas en el mundo de la música, la cultura y los eventos sociales, como congresos, festivales y conciertos, todos con el máximo nivel de inclusión, tal y como es el caso de el taller ‘Brass band’, ‘Integr@zafatos’ o ‘Cooltural Fest’”. A través de ellos, el mensaje que va a quedar es rotundo: “En una sociedad basada en los valores de la igualdad, la justicia o el respeto a la diversidad, los promotores de eventos y los equipos de planificación y producción encargados de diseñarlos y desarrollarlos se encuentran en la obligación moral de garantizar la accesibilidad de todas las personas a esos eventos organizados; la música posee un carácter universal y son muchos los beneficios socializadores, educativos y emocionales que aporta”. Más aun, “la Cultura debe ser accesible, la música debe ser accesible y, por ende, los festivales; desde la Fundación ‘Music for All’ perseguimos la difusión y promoción de la cultura musical entre todas las personas, independientemente de sus capacidades, y defendemos que el Arte, la Cultura o la Música son universales humanos y, por lo tanto, se debe reivindicar su acceso y producción universal”. Su resumen final: “¡Si todo el mundo puede y debe consumir cultura, todo el mundo debe contribuir a su construcción y creación!”.

Diego Ferrón ha reconocido estar “muy contento con el seguimiento que está teniendo el curso, con una participación muy alta y un nivel de interacción con los asistentes notable”. Se ha quedado con el dato facilitado en su inauguración por Amalia Magán, la directora de los Cursos de Verano, quien desveló que este es el segundo que más visitas ha recibido en la página web oficial del programa, “lo que es una buena noticia y denota que es un tema de interés entre los estudiantes y la sociedad en general”. Además ha aprovechado para hacer referencia al enlace https://fundacionmusicforall.org/, un lugar de referencia en la inclusión cultural, tal y como ha quedado de manifestó en estas dos jornadas de un curso que todavía ofrecerá mucho más en su día final: “Lo hemos querido abordar desde dos importantes facetas de la vida de toda persona, el ocio en general y el deporte y la industria musical en particular, y el empleo como dimensión necesaria para una inclusión real”. Ha puesto en valor los nombres de los participantes en cada una de las jornadas, siendo parte de esta segunda Ignacio Rodríguez, profesor de introducción al Jazz en el conservatorio profesional Pablo Saraste, de Pamplona, en donde es también responsable de Promoción Artística del Alumnado, y María Jesús Segovia, directora de la ONCE en Almería. Han expuesto la experiencia del taller ‘Música para sentir’, destinado a personas con discapacidad auditiva, y la accesibilidad a la música y la cultura para personas con discapacidad visual, respectivamente.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.