Los autónomos de UPTA celebran las medidas de apoyo del Gobierno pero...

Los autónomos de UPTA celebran las medidas de apoyo del Gobierno pero piden más

La secretaria general de UPTA Andalucía, Inés Mazuela.

El Consejo de Ministros aprobó la medida presentada por UPTA, la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos para flexibilizar el cese de actividad para los trabajadores autónomos afectados por las consecuencias económicas del estado de alarma decretado con motivo del COVID-19.

Según ha comunicado el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones mediante una nota informativa, se establece una nueva prestación extraordinaria para los casos en que la actividad de los trabajadores y trabajadoras autónomos se haya visto severamente afectada por las medidas tomadas por el COVID-19. Podrán solicitar esta nueva prestación, análoga a la de cese de actividad, aquellas personas trabajadoras por cuenta propia o autónomas, cuya actividad quede suspendida por la declaración del estado de alarma o cuya facturación en el mes anterior al que se solicita la prestación se vea reducida, al menos, en un 75 % en relación con el promedio de facturación del semestre anterior.

Esta prestación, que será incompatible con cualquier otra de la Seguridad Social, tendrá una cuantía del 70% de la base reguladora, aunque no se haya cumplido el periodo mínimo para acceder a la prestación por cese de actividad. La duración de esta prestación extraordinaria será de un mes, pudiéndose ampliar hasta el último día mes en el que finalice el estado de alarma, en el supuesto de que éste se prorrogue. El tiempo de su percepción se entenderá como cotizado y no reducirá los períodos de prestación por cese de actividad a los que el beneficiario pueda tener derecho en el futuro.

También podrán solicitar esta prestación aquellos profesionales  autónomos con trabajadores y trabajadoras a su cargo. En este caso, podrán tramitar un ERTE para éstos y, al mismo tiempo, acceder a esta prestación extraordinaria. El objetivo de estas medidas es que el empleo pueda recuperarse lo antes posible una vez pasada esta situación excepcional.

Para acceder a esta nueva prestación, la persona beneficiaria deberá dirigirse a la Mutua habitual con la que tengan cubiertas las contingencias profesionales; al ISM, en el caso del Régimen Especial de Trabajadores del Mar o al SEPE, en los casos en los que tengan la cobertura con el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS).

Para la secretaria general de UPTA Andalucía, Inés Mazuela, «esta medida es absolutamente necesaria y tendrá un importante calado social, ya que supone que aquellos que se ven obligados a cerrar durante el estado de alerta y aquellos que vean mermados sus ingresos de forma considerable, al menos, van a tener ingresos para poder subsistir durante esta triste situación. El Gobierno ha entendido que somos uno de los colectivos más afectados y no nos pueden dejar atrás»

Mazuela añade, «que no nos vamos a quedar aquí, y vamos a seguir reivindicando más medidas de carácter autonómico y local que complementen las aprobadas por el Gobierno de España»

Así mismo, ha recordado que «el personal de UPTA Andalucía está realizando el trabajo en modalidad no presencial pero prestando servicio a todos nuestros asociados y al colectivo en su conjunto. Que los autónomos de Andalucía, sepan que nos tienen a su entera disposición en todas las provincias se Andalucía y que pueden contactar con nosotros a través de nuestra web donde pueden consultar los teléfonos y correos habilitados en cada una de las provincias andaluzas.»

El Gobierno andaluz insiste en reclamar más apoyo

El consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior y portavoz del Gobierno andaluz, Elías Bendodo, ha mostrado “la máxima lealtad” al Gobierno central y ha llamado a “la unión de todas las comunidades” con el Estado “dejando a un lado ideologías y colores políticos” para hacer frente a la crisis provocada por el Covid-19. No obstante, ha echado en falta que el paquete de iniciativas aprobado en el Consejo de Ministros recoja un mayor número de las 45 medidas del Gobierno andaluz. Bendodo ha sostenido que algunas de ellas son fundamentales para la región como “la flexibilización de la regla de gasto y el objetivo de déficit”, puesto que las comunidades se están enfrentando a un escenario muy complicado. Sólo el sistema sanitario andaluz va a necesitar al menos 341,5 millones de euros adicionales a causa del coronavirus, de los que 183,4 millones serán para gastos de personal.

“Estamos todos detrás del Gobierno central en este momento tan difícil. La única ideología que cabe en este momento es la de sacar a España de esta adversidad y salvar todas las vidas posibles. Pero tenemos que poner todas las medidas para que la crisis sanitaria pase cuanto antes y no derive en una profunda crisis económica”, ha sostenido el portavoz del Ejecutivo andaluz, que ha considerado el paquete de medidas del Gobierno central “útil pero insuficiente”.

En este sentido, Elías Bendodo ha recordado que las pequeñas y medianas empresas y los autónomos, que son los que componen la mayor parte del tejido productivo de Andalucía, “están sufriendo de forma especial la crisis del coronavirus”. “Tenemos que hacer todo lo posible para mantener vivo este tejido productivo porque si muere después será mucho más difícil recuperarlo y que vuelva a funcionar a pleno rendimiento”. “Será una crisis pasajera si ponemos las medidas sanitarias y económicas adecuadas”.

Así, el portavoz del Ejecutivo autonómico ha asegurado que una de las medidas que trasladó el presidente Gobierno andaluz, Juanma Moreno, al Gobierno de la Nación es la exención de la cuota de autónomos en aquellos sectores que se han visto afectados por la crisis del coronavirus. “Es vital que el Gobierno que preside Pedro Sánchez atienda esta petición porque de ella depende el futuro de miles de autónomos”, entre ellos el más de medio millón que hay en Andalucía. A falta de la publicación oficial del Real Decreto del Gobierno central, otra medida importante que no ha tenido en cuenta el Gobierno central es la creación de un subsidio excepcional de desempleo dirigido a las personas trabajadoras que hubieran cotizado un determinado tiempo en los últimos seis meses, ya que no van a tener ninguna posibilidad de trabajar en la temporada de Semana Santa. El Gobierno andaluz insistirá en pedir la exención de la cuota de autónomos que han visto afectados por la crisis sanitaria en la reunión de la Conferencia de Presidentes de esta semana.

Por otra parte, el consejero de Presidencia ha saludado que el Gobierno central haya tenido en cuenta medidas que planteó el Ejecutivo andaluz como la flexibilización y simplificación de la tramitación de los expedientes de regulación temporal de empleo; y la flexibilización de los requisitos de acceso a la prestación por cese de actividad en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos.

El Gobierno andaluz ha remitido al Gobierno central un paquete de 45 medidas que se abordaron en el Comité de Crisis celebrado el lunes 16 de marzo y en el Consejo de Gobierno del mismo día.

Entre las medidas, Andalucía reclamó crear un fondo de contingencia considerado como gasto extraordinario, la bajada del impuesto de Sociedades o el IVA, el aplazamiento del pago de impuestos municipales como el IBI, la ampliación de la tasa de reposición de efectivos de la Administración, o agilizar la devolución del IVA, así como la necesidad de reforzar los Puestos de Inspección Fronteriza.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.