Medio Ambiente

La recuperación de las praderas de posidonia es posible

Nuria Marbá, científica del Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados, recuerda que “la calidad de vida que tenemos en la costa se debe en gran medida a este ecosistema” y que “hay herramientas para revertir el daño por el cambio global”.

Tras la inauguración llevada a cabo por las autoridades, siendo el ‘día 1’ de cuatro semanas muy intensas de formación en el atractivo formato de los Cursos de Verano de la Universidad de Almería, ha llegado precisamente el momento de entrar en materia, situando el acceso de su programa a través de un seminario que se ha consolidado año tras año.

Cambiando la perspectiva, pero siempre depositando la atención en la posidonia oceánica (L.), en esta edición se ha titulado ‘Delile, gestión adaptativa e integrada de sus praderas y arribazones’. A las 9.30 horas, ha tomado la palabra la primera conferenciante de los XXII Cursos de Verano de la Universidad de Almería, Nuria Marbá, científica del Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados (IMEDEA, UIB-CSIC). A esta doctora en Biología, jefa del Grupo de Investigación de Cambio Global en su institución, se la reconoce por sus aportaciones sobre la vinculación entre la ecología de las plantas marinas y el cambio global, recogidas en más de 180 artículos publicados en revistas revisadas por pares.

Es una de las principales referencias científicas en su campo de investigación y además, actualmente, es editora asociada de Marine Ecology y Frontiers in Global Change and the Future Ocean, habiendo participado previamente en el consejo editorial de las revistas Estuaries and Coasts, Aquatic Botany y Limnology and Oceanography. Ha titulado su ponencia ‘inaugural’ del curso ‘Cambio global y praderas submarinas. Amenazas y soluciones’.

Nuria Marbá ha mostrado un tono optimista hacia el futuro, puesto que se ha centrado en “qué es el cambio global y cómo va a evolucionar durante este siglo”, pero a su vez ha invitado a “ver que somos capaces de, si actuamos, estar en un escenario u otro, entre los que puede haber una gran diferencia”. Así, tras “ver cómo es el estado actual de las praderas a nivel global y europeo, y cómo el cambio global les está impactando”, ha girado su mensaje a un tono constructivo: “Les está afectando, y está claro que tenemos perdidas importantes, pero podemos revertir su estado; sabemos cómo podemos conservarla y cómo podemos revertir el mal estado en algunas zonas, tenemos herramientas para conseguirlo, y pese a que en general ha mejorado, porque las opciones que se han tomado ya tienen efectividad, todavía estamos muy lejos de tener las praderas que teníamos antes de 1950, por ejemplo, y por tanto queda mucho trabajo por hacer”.

La ponente ha vestido su optimismo de cautela, esperando que tanto su ponencia como el resto del curso programado por la UAL sea un nuevo acicate para seguir avanzado en la recuperación: “Creo que sí influiremos desde el conjunto de esta propuesta; van todas las aportaciones encaminadas a resaltar y a mostrar el gran valor que tienen las praderas de posidonia, así como su función tan importante en la protección costera, la absorción de gases invernadero, aumentar la biodiversidad…”. Ha sido muy rotunda en una doble aseveración final, como que “tenemos la costa que tenemos y la calidad de vida de la que disfrutamos en las zonas costeras, en gran parte debido a tener este ecosistema”, y que “tener praderas en buen estado nos ayudará a mitigar y adaptarnos al cambio global que estamos experimentando”, ambas afirmaciones expresadas de modo textual por la científica.

Interesada por conocer la función y los servicios que brindan los ecosistemas marinos dominados por macrófitos, las respuestas de los ecosistemas costeros a las presiones y a la liberación de presiones, y en proporcionar base científica para definir las políticas de conservación, su paso por los Cursos de Verano ha supuesto una gran aportación, dada su participación en grandes proyectos de investigación europeos y españoles en los campos de la ecología marina, la biodiversidad y la conservación que abarcan zonas costeras templadas, tropicales y polares. Ha sido una muestra del alto nivel general del seminario dedicado a la posidonia un año más, que ha afrontado su primer día también con María del Mar Otero, la coordinadora del Programa Biodiversidad Marina y Economía Azul del UICN/Centro de Cooperación del Mediterráneo, con el matiz de “Su valor en la adaptación y mitigación al cambio climático”. En sesión vespertina se ha abordado ‘El papel de las comunidades pesqueras artesanales en la conservación de Posidonia oceánica’, con Macarena Molina, del LIFE Platform (Low Impact Fishers of Europe), y de ‘Diagnosis de zonas de fondeo de embarcaciones como herramienta para la gestión de la compatibilidad con las estrategias marinas’, a cargo de Jordi Sánchez, responsable de proyectos de SUBMON.

Con una duración de tres días, entre este lunes 28 y el miércoles 30 de junio, este curso contará con diez ponencias y nueve especialistas, con el dato significativo de que ocho son mujeres. Doble emplazamiento en Roquetas de Mar, municipio sede una vez más, se está desarrollando en el Castillo de Santa Ana y en la Biblioteca Pública Municipal de la localidad. Sus directores son Antonio J. Castro, profesor de Ecología y director del Aula del Mar de la UAL, y Sergio López, del CECOUAL.

Programa

El martes día 29 igualmente será un día muy cargado de temática, con cuatro ponencias más, dos por la mañana y dos por la tarde en los mismos horarios de 9.30, 12.00, 16.30 y 18.00 horas. Se comenzará hablando de ‘Valoración de los servicios ecosistémicos suministrados por las praderas de Posidonia: de la teoría a la práctica’. La encargada de exponerlos será Ana Tubío, técnica superior de Apoyo a la Investigación de la Universidad de Santiago de Compostela. Después se abordarán los ‘Retos en la gestión y conservación de la biodiversidad marina dentro y fuera de las áreas marinas protegidas’, por Cristina Linares, catedrática de Ecología de la Universidad de Barcelona. Tras la comida será el turno de Irene Olivé, investigadora de Stazione Zoologica Anton Dohrn, con ‘Conservación y restauración de praderas de angiospermas marinas’, y de Margarita López, investigadora del Centro de Investigación de Colecciones Científicas de la UAL, con ‘Importancia y conservación del bosque sumergido’.

El último día, el miércoles 30, el curso llegará a su fin al mediodía, por lo que tendrá cabida para otras dos ponencias más por la mañana. Se tratará en primer lugar la ‘Ciencia ciudadana para la conservación de las praderas de fanerógamas marinas’, que expondrá Alejandra Susana Pérez como la coordinadora del Observatorio Centinela de Almería plataforma de ciencia ciudadana: Observadores del Mar. Por último, cierre definitivo del seminario, con la misma protagonista se afrontará ‘Snorkel en el Arrecife Barrera de Posidonia de la Playa de Aguadulce’,

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.