La Junta busca nombres para dos quebrantahuesos nacidos en libertad

La Junta busca nombres para dos quebrantahuesos nacidos en libertad

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha puesto en marcha una nueva campaña en redes sociales para elegir el nombre de los dos pollos nacidos en libertad en Andalucía en 2017. Uno de ellos es hijo de la pareja reproductora formada por Hortelano, un macho liberado en 2010, y Marchena, una hembra soltada al medio natural en 2012, y el otro de la pareja integrada por ‘Tono’, un macho nacido en 2006, y ‘Blimunda”, una hembra de 2010. Estos pollos se suman a los otros tres quebrantahuesos nacidos en libertad: Esperanza, nacida en 2015  y  Félix y Ferguson (fallecido por una infección fúngica), ambos de 2016.

Los interesados en participar en esta iniciativa podrán realizar sus propuestas hasta el próximo 31 de agosto a través de un formulario habilitado en la web de la consejería: http://www.juntadeandalucia.es/medioambiente/bautizoquebrantahuesos.

Cabe destacar que estos dos ejemplares han dado ya el salto de sus respectivos nidos y vuelan con normalidad entorno a los mismos, sumándose así a los cuatro pollos criados en cautividad que ya volaron entre el 17 y 27 de junio.

El sistema de seguimiento de la consejería ha permitido saber que existen dos parejas reproductoras, Tono-Blimunda y Hortelano-Marchena, y dos en formación. Una, compuesta por Encina y Sansón que desde el mes de agosto de 2017 se les ha observado en numerosas ocasiones volando juntos y compartiendo dormidero, y otra formada por Estela y Guadalquivir, ambos nacidos en 2013. Además, hay dos individuos censados como hembras, Vera nacida en 2013 y Sonia en 2016, que llevan más de un año compartiendo territorio y que, a pesar de ser muy jóvenes, en 2017 han construido un nido nuevo. También se ha visto a Guadalquivir con alguna de estas hembras, un hecho frecuente en la biología de esta especie.

La labor desarrollada por la consejería en el marco de la estrategia para la erradicación del uso ilegal de cebos envenenados ha permitido estos procesos al minimizar los efectos de esta práctica ilegal, una de las principales causas de mortalidad de numerosas especies amenazadas, y en la que son piezas fundamentales los agentes de Medio Ambiente de la Junta y el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil. Estos trabajos han permitido disminuir en un 55 % la incidencia del veneno en esta especie desde 2011, fecha en la que se puso en marcha el Plan de Recuperación y Conservación de Aves Necrófagas que incluye además al alimoche, el buitre negro y el milano real.

El quebrantahuesos, incluido en el citado plan de recuperación, representa al igual que otras especies amenazadas un recurso importante para el turismo especializado en la observación de aves. De esta manera, la recuperación de la especie supone incrementar una actividad económica en el medio rural con una gran potencialidad y que favorece el desarrollo socioeconómico del territorio.

En el marco del plan de reintroducción que desarrolla la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio para conseguir una población autónoma y estable de la especie en la región, han logrado volar 58 quebrantahuesos  (53 de cría en cautividad y 5 nacidos en libertad). De estos, al menos 18 han muerto, por lo que el número máximo de supervivientes podría alcanzar los 40 aunque solo se tiene la certeza de 34 gracias a las observaciones e identificaciones individualizas realizadas recientemente por los técnicos del proyecto.

Cabe destacar que algunos de los individuos soltados al medio natural proceden del Centro de Cría en Cautividad de Guadalentín (Jaén), puesto en marcha por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio en 1996 y gestionado por la Fundación Gypateus, con el fin de establecer una población viable y autónoma a largo plazo de la especie. Como centro adscrito al Programa Europeo de Especies Amenazadas (EEP), parte de los pollos criados en cautividad cada año se destinan a los Proyectos de Reintroducción de la especie que se desarrollan tanto en Andalucía como en otros lugares de Europa. Desde su puesta en marcha han nacido en estas instalaciones un total de 86 pollos, de los cuales han sobrevivido 76.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.