Ciencia

Investigadores de la UAL detectan restos de medicinas de animales en los ‘potitos’

Compartir

La comida preparada para los bebés no es tan sana como dicen las marcas. Así lo han comprobado un grupo de investigadores de la Universidad de Almería que han descubierto restos de fármacos veterinarios en estos alimentos, gracia al un nuevo método que han desarrollado y con el que pueden detectar trazas de estas sustancias para los animales.

 

Antibióticos como la tilmicosina o antiparasitarios como el levamisol son medicamentos que se suministran al ganado para evitar enfermedades, pero sus restos pueden aparecer después en los alimentos. Así lo han comprobado científicos de la Universidad de Almería (UAL) mientras validaban una nueva metodología para identificar las ínfimas cantidades de estas sustancias que quedan en los preparados para bebé.

Aunque las cantidades aparecidas de productos veterinarios son muy pequeñas, la catedrática de Química Analítica de la UAL, Antonia Garrido, explica que esto pone de manifiesto que los controles actuales a los alimentos de los bebés son insuficientes.

Los investigadores almerienses han desarrollado un método con el que detectar varios medicamentos a la vez en la comida de bebé, a base de técnicas cromatográfias, que les permiten distinguir los compuestos, así como la espectrometría de masas, con la que los identifican.

Ésta, según explica Antonia Garrido, es un metodológía «precisa, simple y rápida», validada en doce alimentos con carne de vaca, cerdo o ave y nueve muestras de leche en polvo. Los datos obtenidos en la investigación, y que recoge la revista internacional Food Chemistry, ponen de manifiesto que la leche en polvo continene cinco medicamentos veterinarios y los productos elaborados con carne llegan a tener hasta diez, especialmente los elaborados con pollo u otras aves.

La Unión Europea no ha regulado el volumen de sustancias permitidas en productos elaborados con carne, como sí ha hecho en el caso de los plaguicidas y otras sustancias que llegan hasta el usuario con la comida a base de cereales para niños y bebés.

Estos productos pueden producir reacciones alérgicas, resistencia a antibióticos y otros problemas para la salud de los bebés.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.