Ciencia

El programa “Apadrina una roca” del IGME logra que una compañía cementera proteja doce Lugares de Interés Geológico

Compartir

El programa “Apadrina una roca” fue puesto en marcha en 2011 por la Asociación Geología de Segovia y asumido por el IGME que lo hizo extensivo a todos los Lugares de Interés Geológico que forman el inventario español. El proyecto propone a la ciudadanía y a las empresas e instituciones que apadrinen o amadrinen un espacio geológico que por su valor científico, didáctico, divulgativo o turístico merezca ser conservado. El apadrinamiento no conlleva ninguna obligación económica, el compromiso de personas, compañías e instituciones consiste en “cuidar y vigilar” los espacios elegidos. 

Los lugares escogidos por la empresa LafargeHolcim están vinculados a su actividad ya que son concesiones de explotación, propiedades o están próximos a sus instalaciones. A través de esta colaboración, la compañía cementera se compromete a realizar un reporte anual en el que se refleje cualquier anomalía o amenaza en la conservación de los espacios apadrinados y a incorporar en sus proyectos de explotación y rehabilitación elementos didácticos que apoyen la divulgación del interés geológico de su entorno. 

La directora del IGME, Ana María Alonso Zarza, entregó un diploma que acredita a la empresa LafargeHolcim como compañía colaboradora del programa “Apadrina una roca” y reconoce su compromiso en la protección de estos doce Lugares de Interés Geológico. Durante el acto de entrega, la directora del IGME ha asegurado: “En el patrimonio geológico está contenida la larga historia del planeta. 

Conservarlo es nuestra tarea. De la misma forma que no podemos leer un libro al que le falten páginas, no podremos leer la historia de la Tierra si perdemos patrimonio geológico. Son doce los lugares que, gracias a LafargeHolcim, serán más conocidos y quedarán protegidos Doce páginas de un libro, no está nada mal”. 

Las coordinadoras del programa “Apadrina una roca” del IGME, Juana Vegas y Ana Cabrera, han agradecido la implicación de particulares, colectivos y empresas en este programa de ciencia ciudadana en continuo crecimiento que ya cuenta con el apoyo de 1.765 personas que han realizado 2.451 apadrinamientos. “LafargeHolcim es sin duda un ejemplo para la minería del país. Todos podemos y debemos involucrarnos activamente en la protección de estos lugares geológicamente relevantes.”, han asegurado las coordinadoras de “Apadrina una roca”. 

Pilar Gegúndez, directora de Medio Ambiente y Sostenibilidad de los Recursos de LafargeHolcim España, señala que “los principales recursos naturales de los que dependemos para el desarrollo de nuestra actividad son materias primas minerales procedentes de canteras y, en nuestro caso, muchas de ellas están relacionadas con Lugares de Interés Geológico, por lo que ofrecen interesantes oportunidades para poner en valor el patrimonio geológico y contribuir a su conocimiento y conservación. Y añade que “bajo este criterio, la propia Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), a través de una moción, ha pedido a los Estados Miembros que conserven los entornos mineros con un valor relevante por su patrimonio natural, ya sea geológico o biológico“. 

Doce joyas del patrimonio geológico 

Los doce Lugares de Interés Geológico apadrinados por la compañía cementera se reparten por varias comunidades autónomas. En Andalucía, la compañía apadrina tres: los sedimentos pliocenos de la playa de los Muertos (Almería); la Laguna de Medina (Cádiz) y la Falla de la Higuera (Purche-Granada). La Comunidad Valenciana cuenta por su parte con dos lugares de interés: el Volcán de Agrás, en Cofrentes, y las Hoces del Cabriel. Castilla-La Mancha es la comunidad con mayor número de espacios apadrinados: el Volcán del Cerro Gordo, cantera y reclamo geoturístico de la comarca del Campo de Calatrava que acoge el Volcán-Museo; el yacimiento paleontológico del Mioceno superior en Cendejas de la Torre (Guadalajara); la sección del Plioceno en Puente Morena y las relaciones con los volcanes Cabezo Segura y La Torrecilla (Ciudad Real); el yacimiento paleontológico en un relleno kárstico del Mioceno terminal en Algora (Guadalajara) y el yacimiento paleontológico del Mioceno y el cerro testigo mioceno del Monte de Magán en Villanueva de la Sagra (Toledo). Por último, en Cataluña, la compañía apadrina el Macizo del Garraf  (Barcelona), un conjunto de montañas bajas, con alturas máximas alrededor de los 600 metros. 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.