El cambio climático y los incendios hacen peligrar los bosques mediterráneos

El cambio climático y los incendios hacen peligrar los bosques mediterráneos

Fuego experimental en matorral mediterráneo. Fotografía: M. Jaime Baeza

Un estudio desarrollado por investigadores de la Universidad de Alicante y la Universidad de Utrecht, en colaboración con otros centros de investigación holandeses y españoles, muestra como el incremento de la aridez esperado para las próximas décadas hará que los bosques mediterráneos sean más vulnerables frente a los incendios forestales. Este hecho, consecuencia del cambio climático y la previsión de que las sequías aumenten,  puede dar lugar a la sustitución permanente de bosques de pinos y encinas por matorrales y herbazales.

Según se detalla en este trabajo, publicado recientemente en la revista ‘New Phytologist’, el cambio climático puede afectar de forma especialmente severa a la cuenca mediterránea, y las encinas y frondosas sufrirán el impacto de condiciones más secas y cálidas.

La especie frondosa más común en la zona mediterránea, la encina, está muy bien adaptada para soportar los incendios, no es muy inflamable, y le acompaña un sotobosque húmedo que dificulta la propagación del fuego. “Es también muy resiliente frente al fuego, ya que puede rebrotar rápidamente desde la raíz después de un incendio, pero, incluso esta especie particularmente adaptada, tiene su talón de Aquiles”, apunta la investigadora del Instituto Multidisciplinar para el Estudio del Medio «Ramón Margalef» de la Universidad de Alicante, Susana Bautista. En este sentido, insiste la experta, “se espera que el cambio climático afecte de forma especialmente severa a la cuenca mediterránea y las encinas y demás frondosas se verán expuestas a condiciones extremas que debilitarán su crecimiento y respuesta frente al fuego”.

Reforestación con frondosas

“Este debilitamiento de la respuesta frente al fuego puede conducir a la desaparición de estos bosques en el futuro”, afirma Susana Bautista. “Los resultados del modelo de esta investigación sugieren que la reforestación con frondosas puede prevenir la expansión de los incendios forestales, acelerando la relativamente baja capacidad de estas especies para colonizar nuevas zonas. Sin embargo, incluso especies relativamente poco inflamables pueden estar en riesgo frente a los cambios esperados en el clima para las próximas décadas”, explica la experta en degradación de tierras y desertificación de la Universidad de Alicante.

Los investigadores de este trabajo han usado datos de campo de décadas para parametrizar un modelo que incluye la respuesta frente al fuego de las especies más comunes de árboles, arbustos y herbáceas de los montes mediterráneos. Según la experta de la Universidad de Utrecht, Mara Baudena, “para predecir el futuro de los incendios forestales y de la vegetación en un contexto ambiental cambiante, se necesita incorporar las respuestas específicas de los grandes grupos de vegetación en los modelos, ya sean específicos de la región mediterránea o modelos globales como los usados por el IPCC, el Panel Intergubernamental para el Cambio Climático. 

The combined effect of climate change and forest fires can transform forests into bushes

study carried out by researchers from the University of Alicante and the University of Utrecht, in collaboration with other Dutch and Spanish research centres, shows how the increase in aridity expected over the coming decades will make Mediterranean forests more vulnerable to forest fires. This fact, as a consequence of climate change, and the forecast of increasing droughts may lead to the permanent replacement of pine and holm oak forests with scrubland and grassland.

As detailed in this paper, recently published in the journal ‘New Phytologist’, climate change may particularly severely affect the Mediterranean basin, and holm oaks and hardwoods will be impacted by drier and warmer conditions.

Encina rebrotando tras un incendio forestal Fotografía: Fundación CEAM
Olm oak regrowing after a forest fire. Photo: Fundación CEAM.

The most common leafy species in the Mediterranean area, the holm oak, is perfectly adapted to withstand fires. The reason is that this tree is slightly flammable, and comes along a wet undergrowth that hinders the spread of fire. It is also very resilient to fire, as it can quickly resprout from the root after a fire, but even this particularly adapted species has its Achilles’ heel, as stated by Susana Bautista, a researcher at the University of Alicante Multidisciplinary Institute for Environmental Research Ramón Margalef. In this sense, the expert insisted that climate change is expected to affect the Mediterranean basin in a particularly severe way and, thus, holm oaks and other hardwoods will be exposed to extreme conditions that will weaken their growth and response to fire.

Reforestation with hardwoods

This weakening of the response to fire may lead to the disappearance of these forests in the future, Susana Bautista confirmed. The results of this research model suggest that reforestation with hardwoods can prevent the spread of forest fires, accelerating the relatively low capacity of these species to colonise new areas. However, even relatively non-flammable species may be at risk in the face of expected changes in climate over the coming decades, as explained by the University of Alicante’s expert on land degradation and desertification.

The researchers of this work have used field data from decades to parameterise a model that includes the fire response of the most common species of trees, shrubs and herbaceous plants of the Mediterranean mountains. According to Utrecht University expert Mara Baudena, predicting the future of forest fires and vegetation in a changing environmental context requires specific responses of large groups of vegetation in the models, whether specific to the Mediterranean region or global models such as those used by the IPCC, the Intergovernmental Panel on Climate Change.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.