El 56% de las primeras matrículas de la UCLM han sido realizadas por mujeres

Siete investigadoras de la UCLM se encuentran entre las mil con mayor impacto científico a nivel mundial.

Compartir
Investigadora en un laboratorio de la UCLM.

Artículo de
Julián Garde
Rector de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM)

El talento no tiene género y la ciencia tampoco. Con motivo de la celebración del Día de la Mujer y la Niña en la Ciencia, el 11 de febrero, comparto esta reflexión con vosotras y con vosotros y os traslado la inmensa satisfacción que me producen como rector los avances conseguidos en nuestra lucha común por la equidad, la diversidad y la inclusión.

Siete investigadoras de la UCLM se encuentran entre las mil con mayor impacto científico a nivel mundial. Son datos del ranquin internacional Webometrics, un listado que recoge la posición de investigadores e investigadoras de España según Google Scholar y que ubica a 43 de nuestras compañeras entre las 5000 con mayor productividad científica y con mayor número de citas.

Sabemos también que, de más de 800 centros de investigación españoles o extranjeros en los que trabajan las investigadoras españolas, la UCLM se sitúa entre las 30 primeras universidades en número de investigadoras.

Aunque todavía queda mucho por hacer, en los últimos años hemos visto una notable progresión en el tránsito hacia la igualdad efectiva. Este curso, el 56 % de las primeras matrículas han sido realizadas por mujeres. Las mujeres sois algo más del 40 % del PDI, aunque, lamentablemente, hablando de catedráticas el porcentaje baja hasta el 26 %. No es mucho, pero son diez puntos más que hace una década y, concretamente en el área de ciencias, la proporción asciende al 42 %.

Nuestra Escuela Internacional de Doctorado está dirigida por una mujer y las mujeres son responsables de cuatro de nuestras cinco escuelas de Ingeniería. Sin embargo, en la UCLM, las mujeres dirigís solo un tercio de los programas de doctorado y menos de un tercio de nuestros institutos de investigación.

Los datos positivos muestran una clara evolución hacia lo que realmente deseamos. En esta fecha de referencia para visibilizar la actividad científica e investigadora de las mujeres y destacar la importancia de una adecuada pedagogía para combatir el sesgo que, desde edades tempranas, aparta a las niñas de las disciplinas más técnicas, reclamo vuestra atención sobre el análisis cualitativo de estos números. Porque tras la evidencia de las métricas están la energía, el esfuerzo, el compromiso y la dedicación de cuantas mujeres habéis decidido dedicar vuestra vida a la educación y a la investigación científica, tanto en experimentales como en salud, jurídicas y sociales, artes y humanidades o ingeniería y arquitectura.

Este año la comunidad científica de la UCLM se ha volcado con el 11 de febrero, desarrollando un total de 80 actividades que alcanzan a casi 10 000 personas e incluyen colegios, institutos e iniciativas abiertas al público general. Una profusión que no habría sido posible sin la concurrencia de las unidades de Cultura Científica e Igualdad y que, sobre todo, no habría sido posible sin el compromiso y la generosidad de todas las científicas e investigadoras que han elegido libremente entregar tiempo y destrezas a la generación de referentes, al fomento del pensamiento crítico y a la promoción del conocimiento científico y tecnológico.

Con vuestra labor, compañeras, inspiráis, motiváis y hacéis que valga la pena dar batalla a la desigualdad, para que podamos avanzar hacia un futuro en que realidades como la brecha salarial o el techo de cristal sean solo un recuerdo de otro tiempo.

A todas y a todos, feliz Día de la Mujer y de la Niña en la Ciencia.