Medicina

Demuestran el papel de la proteína ADAMTS1 en el desarrollo del melanoma uveal, uno de los más raros y agresivos del ojo

Compartir

El melanoma uveal se desarrolla en el ojo, aunque el 50% de los pacientes desarrollan metástasis, y tiene una incidencia de 2-8 casos por millón de habitantes en Europa, según han publicado científicos de la Universidad de Granada y GENYO en la revista Cancers.

Científicos de la Universidad de Granada y del centro de investigación Genyo.

Científicos de la Universidad de Granada y GENYO (Centro de Genómica e Investigación Oncológica, Pfizer-Universidad de Granada-Junta de Andalucía), liderados por Juan Carlos Rodríguez-Manzaneque, han demostrado el importante papel que tiene una proteína denominada ADAMTS1 en el desarrollo del melanoma uveal, uno de los más raros y agresivos que existen, que aparece en el ojo. 

Los tumores están compuestos no sólo por una masa de células que crecen sin control, sino también por el entorno que crean durante su crecimiento, conocido todo ello como microambiente tumoral. En él existen proteínas que lo remodelan, llamadas proteasas extracelulares, que son capaces de favorecer o impedir el desarrollo tumoral y la metástasis. Para ello modifican elementos no celulares del microambiente tumoral que forman la llamada matriz extracelular.

En este trabajo, publicado en la revista Cancers, los investigadores se centraron en el estudio del papel que juega una de estas proteasas, llamada ADAMTS1, en el desarrollo de un subtipo raro y muy agresivo de melanoma: el melanoma uveal. El melanoma uveal se desarrolla en el ojo, aunque el 50% de los pacientes desarrollan metástasis, y tiene una incidencia de 2-8 casos por millón de habitantes en Europa

“En esta investigación demostramos que la proteasa ADAMTS1 es necesaria para que las células cancerosas puedan mimetizar a las endoteliales (encargadas de formar los vasos sanguíneos), lo cual está relacionado con tumores más agresivos y de peor pronóstico clínico”, apunta Carlos Peris Torres, autor principal del trabajo. 

Para ello, los investigadores inhibieron la proteasa ADAMTS1 con la tecnología de edición génica CRISPR/Cas9 (una herramienta molecular utilizada para “editar” o “corregir” el genoma de cualquier célula, cuyas desarrolladoras, Emmanuelle Charpentier y Jennifer A. Doudna, han ganado este año el Premio Nobel de Química), y comprobaron sus consecuencias en modelos in vitro con líneas celulares e in vivo con diferentes modelos de ratón. 

Herramientas bioinformáticas

Además, gracias al uso de herramientas bioinformáticas avanzadas y a los datos disponibles públicamente sobre melanomas uveales (proyecto The Cancer Genome Atlas, TCGA, desarrollado por el Instituto Nacional del Cáncer (NCI) de Estados Unidos que contiene información de más de 20.000 muestras de 33 tipos diferentes de cáncer), los científicos de la UGRy GENYO encontraron nuevos genes cuya expresión afecta al pronóstico clínico de este tipo tumoral. 

“Entre estos destacan varios miembros de la familia ADAMTS y genes endoteliales como CDH5 y KDR. Un análisis más detallado reveló además una alta expresión de ADAMTS1 en estadios iniciales del melanoma uveal, lo cual confirmó su contribución en fenómenos de iniciación del desarrollo tumoral y corroboró los resultados obtenidos experimentalmente”, apunta Peris Torres.

A la luz de estos resultados, los investigadores han concluido que ADAMTS1 es necesaria para un desarrollo adecuado del melanoma uveal, siendo además este trabajo el primer testimonio que apoya el desarrollo de dianas terapéuticas dirigidas a la matriz extracelular en la lucha contra el melanoma uveal.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.