Universidad

Andalucía destina 43 millones a bonificar matrículas universitarias

La Consejería de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades de Andalucía destinará durante el nuevo curso 2021/2022 un montante de 43 millones de euros a bonificar el 99% del coste de las matrículas universitarias tanto de grados como de másteres. Ese importe supone un incremento del 3,86% respecto al año académico anterior, en el que los recursos presupuestados con esta finalidad ascendieron a 41,4 millones para un total de 103.537 estudiantes. Así lo ha trasladado en Comisión Parlamentaria el consejero Rogelio Velasco, quien ha subrayado que Andalucía volverá a mantener invariables los precios públicos de los servicios académicos y administrativos.

La bonificación del 99% del coste de los créditos aprobados en primera matrícula se aplica a todos los estudiantes que no sean becarios del Ministerio y a los becados en el porcentaje no cubierto por esa ayuda. De esa manera, un alumno con buen rendimiento puede realizar sus estudios de grado abonando casi únicamente el primer curso, con un ahorro total de hasta el 75% de los costes, y realizar un máster prácticamente gratis. Se trata de una ayuda que incentiva el esfuerzo y los buenos resultados académicos y que garantiza la práctica gratuidad de los estudios a quienes aprueben las asignaturas del curso anterior.

De igual modo, Velasco ha resaltado que la congelación de los precios públicos de los servicios académicos y administrativos se aplica por tercer año consecutivo en esta legislatura, asegurando que con dicha medida “Andalucía continúa situándose entre las comunidades con las tasas universitarias más bajas, tanto de grado como de másteres, del sistema nacional, por detrás de Galicia y las Islas Canarias”.

En las universidades públicas andaluzas, el coste del grado en primera matrícula se establece en 12,62 euros y el de máster (tanto habilitante como no) en 13,68 euros. Esos precios son sensiblemente inferiores a los promedios nacionales calculados para ambas enseñanzas, que se sitúan en 17,18 euros en el caso del grado; 22,48 euros para los másteres habilitantes, que son aquellos obligatorios para el ejercicio profesional; y en 33,99 euros para los no habilitantes, es decir, que no son necesarios cursarlos para el desempeño de la profesión.

Con esas tasas, Andalucía no se verá afectada por el nuevo modelo que el año pasado impuso el Ministerio de Universidades. De acuerdo con dicho modelo, se sustituye el sistema de horquillas de 2012 por unos nuevos criterios que pretenden, en el plazo de tres años hasta el curso 2022-2023, equiparar los diferentes precios existentes en todo el territorio nacional, y que obliga a las comunidades a situar el precio del crédito en primera matrícula por debajo de 18,46 euros.

Además del coste de las matrículas, tampoco se incrementará el coste asociado a los servicios administrativos, ni en el caso de evaluación y pruebas, ni en el de expedición de títulos y tasas de secretaría.

Junto a esta política de precios públicos bajos, Velasco ha remarcado que la comunidad autónoma también ofrece otras facilidades que persiguen garantizar el acceso a la enseñanza superior y la igualdad de oportunidades. Así, ha explicado que el Ejecutivo autonómico da a los estudiantes la oportunidad de abonar el importe de las enseñanzas que cursan de manera fraccionada hasta en ocho plazos.

De igual modo, con carácter excepcional, la Consejería de Transformación Económica autoriza a las universidades a establecer, con el fin de atender las especiales circunstancias económicas que presenten los alumnos, un procedimiento de pago diferente, de manera que la falta de abono no implique el desistimiento automático de la matrícula. En el caso de las familias perceptoras del Ingreso Mínimo Vital, se las exenciona además del pago de tasas.

A esto se suma la cuantía de 2,5 millones que la Consejería transfiere a las universidades públicas andaluzas para que éstas puedan dar cobertura a situaciones económicas o académicas sobrevenidas de estudiantes que no tienen derecho a la beca del Ministerio de Educación.

Casi 12 millones para el programa Erasmus+

Por otra parte, la Consejería de Transformación Económica destinará, en el próximo curso 2021/2022, una cuantía de 11,92 millones de euros al complemento autonómico del programa Erasmus+. El objetivo de estas becas es reforzar la igualdad de oportunidades en la movilidad académica europea mediante la aportación por parte de la Junta de hasta 450 euros al mes durante un máximo de nueve meses.

El complemento autonómico se concede atendiendo a criterios de poder adquisitivo y es adicional a las cuantías que fijan la Unión Europea y el Ministerio de Educación. Los incentivos tienen en cuenta, además de los niveles de renta, el coste de la vida de los países de destino conforme a los datos de la Oficina Europea Estadística, Eurostat.

El complemento de la Junta se suma a los 560 euros concedidos por el Servicio Español para la Internalización de Estudiantes (SEPIE), lo que eleva la ayuda a un total de 1.010 euros en los casos de estudiantes económicamente más desfavorecidos que se trasladen a países cuyo PIB son de los más elevados.

Por último, la Consejería de Transformación Económica también concede ayudas dirigidas al alumnado universitario para que pueda obtener la acreditación de idiomas de nivel B1 o superior en una lengua extranjera, requisito mínimo exigido para poner obtener cualquier título universitario de grado en las universidades públicas de Andalucía. Esas ayudas pueden ascender a un máximo de 300 euros.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.