«No podemos tardar dos años en implantar un título»

«No podemos tardar dos años en implantar un título»

El vicerrector del Enseñanzas Oficiales y Formación Continua de la UAL, Juan García, nos habla de su negociado en esta entrevista.

Juan García, vicerrector de Enseñanzas Oficiales y Formación Continua de la UAL

¿Qué estrategia se sigue con los títulos de grado?
Potenciar los dobles títulos, que se conviertan en un elemento de captación de talento. Y por otro lado, una vez superada la primera fase de Bolonia, que fue una adaptación de nuestras licenciaturas y diplomaturas al formato de grado, se ha iniciado un proceso de reforma de los grados con relativa profundidad. Donde no había optatividad se ha abierto, hasta 30 ECTS según cada título; y se han actualizado los grados.

¿Qué grados se incorporarán en los próximos años?
En los próximos años vamos a seguir haciendo reformas. Tenemos algunos nuevos dobles títulos en cartera y también dobles títulos internacionales. Pero estamos expectantes, porque tenemos que rehacer la planificación de títulos que le presentamos a la anterior Administración andaluza. Nos pidieron un planificación a tres o cuatro años, pero el nuevo Gobierno nos ha dicho a todas las universidades andaluzas que quiere establecer una nueva planificación. Por tanto, solo se ha planificado de cara al curso 2020/21, y vamos a realizar las reformas que teníamos previstas.

¿Por dónde irá esa planificación de títulos?
En función de las reglas de juego que nos planteen podremos ser más o menos ambiciosos en nuestra planificación. Si podemos ser ambiciosos, intentaremos seguir con la especialización y abrir nuevos retos.
Vamos a hacer una política más intensa en este sentido, como ofertar títulos de grado bilingües; uno de ellos, podría ser Turismo, en cuya reforma está planteada esta cuestión. También se está hablando de la modificación del decreto de títulos, para introducir la formación DUAL… por eso que vamos a incidir en la integración de los títulos con el tejido social y productivo.

Entonces, ¿adiós a Medicina en el curso 2022/23?
Ese plan está ahora mismo a la expectativa. Eso no quiere decir que renunciemos a ella. El mismo rector, en su toma de posesión en Sevilla, ratificó la intención de incorporarla a nuestro mapa de títulos, pero no hay un plazo previsto. La Junta se ha convertido en un ente altamente burocrático con la planificación de títulos. Hay que ir a un modelo mucho más flexible. Las universidades públicas no podemos esperar un mínimo de dos años desde que planificamos un título hasta que lo implantamos, eso es mucho tiempo.

La formación DUAL está funcionando, ¿cuántas plazas se ofertan para este curso?
Este año ofertaremos 70. Éxito es poco. Cuando llegamos solamente había cuatro. Aunque tengo que decir que gran parte del éxito se debe a la colaboración del tejido social y productivo. Sin ellos no sería posible, porque en este tipo de becas la universidad no pone ni un euro. Estamos buscando soluciones en aquellos títulos para los que no se encuentran empresas, para financiar estos programas a través de fundaciones o de entidades que apoyan este tipo de formación, y que avalen becas en aquellos títulos en los que cuesta trabajo encontrar empresas. Porque lo que queremos es que el programa sea una implicación del tejido social y productivo. Incluso, hemos puesto la formación D-UAL como requisito para reformar títulos de grado.

La UAL es una de las pocas andaluzas que gana alumnos, ¿por qué?
Por suerte, las proyecciones de población en Almería son de crecimiento, como también le ocurre a Málaga. Además, atraemos a la población universitaria de la provincia, que solamente se marchan a otra universidad cuando el título que desean estudiar no está aquí. Este año hemos tenido un crecimiento del 30% en preinscripciones, eso no se traduce directamente en matrículas, pero ya es significativo. Carmelo Rodríguez, junto con su equipo, le hemos dado un giro a la imagen de la universidad. Se ha reforzado la relación con la sociedad y el tejido productivo, la confianza hacia la institución… Y por otro lado este crecimiento va a ir ligado a las siguientes generaciones surgidas del movimiento migratorio, cuyos hijos vendrán a esta universidad. Vamos a tener una demanda sostenida de alumnos en los próximos años.

En materia de másteres, ¿qué nuevas actuaciones hay previstas?
Seguir especializando. También incorporaremos el formato dual a los másteres, que ya nos han pedido las empresas. En máster, me gustaría ser mucho más ágil, cambiar más a menudo la oferta. No obstante, hemos cambiado el 40% de la oferta, y eso que tenemos másteres regulados, cuya modificación es más complicada. Y eso sabiendo que nos cuesta dos años implantar algo nuevo.

¿Y nuevos títulos?
El curso 2020/21 entrará un nuevo máster en Bioeconomía, en colaboración con la Universidad de Córdoba; estamos trabajando en otro sobre Digitalización de Procesos Industriales, ligado a la Agronomía; también tendremos que reforzar el área de Trabajo Social; modificar algunos de las ramas jurídicas y económicas; probablemente haya que reformar los de salud… Pero más que de títulos concretos, se trata de poner en marcha la política de internacionalización de los títulos. Los centros contarán también con un vicedecanato de internacionalización, que potenciará esta línea y que el rector presentó en su programa.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.