Luis Antonio Salvago gana el XXIV premio de novela Vargas Llosa de...

Luis Antonio Salvago gana el XXIV premio de novela Vargas Llosa de la UMU

El valenciano Luis Antonio Salvago López ha resultado ganador del XXIV premio de Novela Vargas Llosa. El premio, dotado con 12.000 euros, está convocado por la Universidad de Murcia, la Fundación Caja Mediterráneo y la Cátedra Vargas Llosa de la Fundación Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes, y su jurado ha estado formado por Francisco Florit Durán (Presidente), Soledad Puértolas Villanueva, Juan Jesús Armas Marcelo, José María Pozuelo Yvancos y Germán Vega García-Luengos (Secretario).

A la presente edición del premio de novela Vargas Llosa se han presentado un total de 218 originales, procedentes de todas las comunidades autónomas españolas, así como de 21 países, de los continentes europeo y americano, entre ellos Canadá, Brasil, Estados Unidos, Grecia o Suecia. 

Estilo poderoso y ritmo narrativo

Los miembros del jurado han valorado especialmente que el autor haya escrito una novela “en la que se traza una opción ética en favor de la vida frente a la muerte, y en la que juega un papel muy importante la reflexión sobre la ambigüedad del destino y sobre la crueldad de las muertes en las guerras”. 

Asimismo, el jurado ha destacado el hecho de que “la novela esté escrita con un estilo muy poderoso que sabe mantener en todo momento la tensión, el interés y el ritmo narrativo”. 

En la obra ganadora se cuenta la trayectoria vital de un joven, que vive en Tánger poco antes del comienzo de la Guerra Civil española, y que es destinado a una compañía disciplinaria encargada de los fusilamientos en Cabo Juby, en el protectorado español en el norte de África. Las duras peripecias personales allí vividas por el protagonista hasta finales de 1939, su lucha por la libertad personal, por su independencia vital, le harán crecer como persona en un ambiente duro y hostil no solo por las condiciones del desierto africano, sino por la terrible tarea que debe llevar a cabo.

Salvago y el Mar Menor

Luis Antonio Salvago López (Valencia, 1964), licenciado en Geografía e Historia por la Universidad de Valencia, es suboficial del Ejército del Aire destinado en la Base Aérea de Zaragoza. Se da la circunstancia de que el autor pasó parte de su infancia en la Región de Murcia, concretamente en San Javier, donde estaba destinado su padre, militar como él: “Guardo magníficos recuerdos de esa tierra, y lamento mucho la situación actual del Mar Menor, un lugar en el que he disfrutado mucho y que era un auténtico paraíso”. 

Es autor de cuatro novelas, ha sido finalista del Premio Nadal 2018 con ‘Bârân’ y del Premio Azorín 2017 con ‘Lloverá en septiembre’.

África y la Guerra Civil como argumento

En la Guerra Civil Española, como en todas las guerras, los hijos hubieron de tomar partido por una causa. El orden natural o acaso la educación, llevaron a los hijos a comulgar con los ideales de los padres. Otros reivindicaron sus propios principios. Abominaron de esos ideales y buscaron su propio camino. Muchas veces, si el destino así lo disponía, padre e hijo lucharon entre sí.

Sin embargo, hubo quienes se quedaron en un camino intermedio. Disintieron del ideal del padre. “‘En el nombre de padre’ es la historia de aquellos que lucharon en el bando equivocado. Para ellos, el resultado de la guerra fue siempre una derrota”, comenta el autor.

Novela con trasfondo autobiográfico

El propio Luis Salvago cuenta cómo fue la génesis de su novela: “Mi padre tenía un viejo álbum atado con una cuerda. El título de la portada decía: Cabo Juby, 1934. Tenía fotografías de aviones de la República, de saharauis, de él mismo vestido de soldado, jugando al fútbol en la playa o subido al motor de un avión». 

«Él decía que la Guerra Civil le pilló en el desierto. No le gustaba hablar de ella, solo lo justo para decir que su padre y él lucharon en diferentes bandos. Me dijo también que vio el Dragon Rapide, y que todos se preguntaron qué hacía ese avión aparcado en un lugar tan remoto. No fue hasta que murió, con casi 98 años, que abrí el álbum para contemplarlo con otros ojos».

«Las mismas fotografías cobraron un sentido muy diferente. Aquellas personas trabajaban lejos de la metrópoli; las noticias llegaban tarde, censuradas, pasadas por el filtro del informador. Me pregunté cómo vivirían aquellos momentos del inicio de la Guerra Civil. Tan lejos, aislados en sus cuarteles y en sus pequeños destacamentos, imaginé el momento en el que tuvieron que escoger el bando en el que luchar, conscientes de que una equivocación podría llevarlos a la muerte”. 

‘En el nombre de padre’ recoge el instante de la elección, el instante en el que un hijo descubre que un padre puede ser también un enemigo”.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.