La UMU acoge la reunión de lanzamiento de un proyecto Erasmus+ sobre...

La UMU acoge la reunión de lanzamiento de un proyecto Erasmus+ sobre Bioderecho

La Universidad de Murcia acoge del 10 al 14 de febrero la reunión de lanzamiento del proyecto Erasmus+ ‘Pro-Human Biolaw: El Bioderecho como Herramienta Global para la Protección de los Derechos Humanos’ para aumentar la capacidad de las instituciones asociadas en el ámbito de la enseñanza y la investigación en Bioderecho.

El proyecto, promovido por la Escuela Internacional de Doctorado (EIDUM) junto con el Centro de Estudios de Bioderecho, Ética y Salud de UMU (CEBES), tiene como objetivo conformar un elenco de profesorado y de profesionales de alta capacitación en Bioderecho. Se pretende así crear un espacio general de formación, difusión y transferencia en el que combinar la formación especializada mediante cursos de capacitación en Bioderecho; la difusión de la materia en congresos y reuniones científicas; la creación de un doctorado conjunto entre los socios españoles, mexicanos y costarricenses; y la construcción de una plataforma virtual de enseñanza y de recursos que permita dar cobertura y sustentar en el tiempo esta iniciativa.

El encuentro reunirá a representantes académicos y de gestión de universidades de Francia (Universidad de Lille), Italia (Universidad Federico II y Universidad de la Campania Luigi Vanvitelli), Costa Rica (Universidad de Costa Rica e Instituto Tecnológico de Costa rica) y México (Universidad Autónoma San Luis Potosí y Universidad de Guadalajara). 

El Bioderecho es una disciplina tan relevante hoy en día como poco desarrollada en Europa y en el resto del mundo. Sin embargo, la ciencia ha experimentado, desde finales del siglo XX, un avance a nivel biotecnológico de proporciones inimaginables pocos años atrás. La magnitud de los campos de investigación y de aplicación práctica que se han abierto plantea serios dilemas sobre el futuro de la existencia humana, la vida en dignidad y el legado a las generaciones futuras. Es necesario preguntarse si, frente al creciente poder de intervención de la ciencia en la vida humana, todo lo que es técnicamente posible es éticamente aceptable y, si lo es, habría que preguntarse dentro de qué límites jurídicos. En el Bioderecho convergen, por un lado, la ciencia para alcanzar un conocimiento avanzado y preciso; por otro, la ética para cuestionar sus límites; y finalmente, la complejidad de las realidades y la justicia para ofrecer una respuesta justa. 

Pro-Human BioLaw’ se enmarca en el programa Erasmus+ de Desarrollo de Capacidades. Está financiado por la Comisión Europea con un millón de euros y tiene una duración de tres años.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.