La UJA reúne por primera vez en una muestra las obras finalistas...

La UJA reúne por primera vez en una muestra las obras finalistas del concurso de la Real Academia de San Fernando de 1805

La muestra se ha inaugurado hoy miércoles.

El rector de la Universidad de Jaén (UJA), Juan Gómez Ortega, inauguró esta mañana la exposición ‘Fuero 250 (1767-2017). La fundación de las nuevas poblaciones en la provincia de Jaén’, que podrá verse hasta el 30 de enero, en el Espacio ‘Obra Invitada’ de la Antigua Escuela de Magisterio y en la que se recoge, por primera vez, las tres obras finalistas del concurso de pintura convocado por la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando en el año 1805.

En la inauguración estuvieron presentes la alcaldesa de La Carolina, Yolanda Reche; la vicerrectora de Proyección de Cultura y Deportes de la UJA, María Dolores Rincón; la vicerrectora de Comunicación y Proyección Institucional, Eva María Murgado; el concejal de Cultura del Ayuntamiento de La Carolina, Marco Antonio García; la profesora de la Universidad de Extremadura, Amparo López Arandía, la historiadora del Museo del Prado, Mercedes Simal.

El rector destacó la singularidad de las Nuevas Poblaciones desde el punto de vista arquitectónico y urbanístico, y añadió que el objetivo de esta exposición “es aprovechar que se está celebrando el 250 aniversario de la promulgación del Fuero de las Nuevas Poblaciones, de La Carolina, en 1767”.

La alcaldesa de La Carolina dijo que como herederos de los colonos que repoblaron estas tierras “somos conscientes del valor y del atrevimiento que supuso la decisión política que llevó a conformar las nuevas poblaciones de Sierra Morena y de Andalucía”.

La vicerrectora de Proyección de la Cultura y Deportes dijo que ésta es una de las tres actividades que van a formar parte de las actividades que la UJA organiza en torno al Fuero 250, y al que se suma un foro de debate mañana jueves, 30 de noviembre, y un concierto el sábado, 2 de diciembre, en La Carolina.

En la muestra pueden verse tres obras: ‘Carlos III entregando las tierras a los colonos de Sierra Morena, 1805’, de José Alonso del Rivero; ‘Carlos III con el hábito de su nombre recibiendo a los colonos, 1805’, José de Odriozola, y ‘Carlos III funda la colonia de Despeñaperros, 1805’, de Victorino López. Todas ellas participaron en el concurso de pintura, convocado por la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando en el año 1805.

Amparo López Arandía indicó que esta es la primera ocasión que se pueden ver juntas estas tres obras de arte. Asimismo, señaló que el 2 de abril de 1767, el rey Carlos III (1759-1788) promulgaba una real cédula, por la que aprobaba la llegada a la península ibérica de seis mil colonos flamencos y alemanes con el fin de proceder a una repoblación de sus territorios, estableciendo, para ello, una contrata con un militar bávaro, Johann Gaspar de Thürriegel.

Añadió que, unos meses más tarde, el 5 de julio, una nueva real cédula determinó con exactitud el espacio a repoblar. Se abrió, así, un proceso de colonización, no solo con el mero objetivo de ocupar tierras despobladas, sino de lograr el fomento de la agricultura y la industria, por expresa voluntad del gobierno ilustrado, contando entre sus inspiradores con personajes como Pedro Rodríguez de Campomanes, fiscal de la Corona de Castilla, o el peruano Pablo de Olavide, quien sería designado superintendente de las Nuevas Poblaciones, y por tanto, delegado directo del soberano en este proyecto.

La iniciativa, a pesar de distintos contratiempos y cambios en el transcurso de su implantación respecto al programa primigenio propugnado por sus ideólogos en 1767, fue presentada desde la propia Corona como una de las principales iniciativas del gobierno de Carlos III, desplegándose en torno a ella una verdadera campaña propagandística, articulada en última instancia, como una vía más para la exaltación del poder de la Monarquía, diseñada durante el gobierno del propio Carlos, aunque prolongada durante el de su hijo Carlos IV (1788-1808), de la que han perdurado huellas en la literatura, las artes —en especial en la numismática y la pintura—, así como en la cartografía.

Una buena muestra de ello fue el concurso de pintura convocado por la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando en el año 1805, algunas de cuyas obras participantes son expuestas en esta ocasión excepcional, coincidiendo con el doscientos cincuenta aniversario de la fundación de las Nuevas Poblaciones, en el marco de la Obra Invitada, de la Universidad de Jaén.

Un total de ocho pintores concurrieron al concurso, que se celebró el 10 de julio: Tomás Fernández de Erosa, pensionado del Consulado de La Coruña; Miguel Berdejo, pensionado del rey; José de Odriozola; Francisco Lacoma, pensionado del Consulado de Barcelona; Victoriano López; José Alonso del Rivero; Felipe Abás y Ángel Arias.

El vencedor José Alonso de Rivero, con nueve votos, frente a los cinco recibidos por Odriozola. Los dos ganadores del concurso obtuvieron sendas medallas de oro —respectivamente de tres y dos onzas—, así como un diploma en el que se recogía que, en virtud de los estatutos de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, los premiados quedaban exentos de “levas, quintas, reclutas, alojamiento de tropas, repartimientos, tutelas, curadurías, rondas, guardias y todas las demás cargas concejiles”. Así mismo, sus obras fueron expuestas al público durante varios días en los salones de dicha institución.

La historiadora Mercedes Simal manifestó que esta “exposición de gabinete es absolutamente maravillosa”, y aseguró no solo es “interesante, porque desde el concurso se pueden ver juntas tres obras, sino porque han aparecido otras dos obras a raíz de esta muestra. De las ocho obras que participaron en el concurso de 1805, se conservan cinco y es muy interesante ver cómo estos jóvenes artistas de la Escuela de Bellas Artes de San Fernando entendían cómo había que mostrar la política de Carlos III”.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.