Juan Luis Alborg, el crítico para varias generaciones

Juan Luis Alborg, el crítico para varias generaciones

Investigadores de la UMA que analizan el legado de Juan Luis Alborg.
Investigadores de la UMA que analizan el legado de Juan Luis Alborg.

La Universidad de Málaga analiza y custodia el legado bibliográfico y los documentos de Juan Luis Alborg, una figura fundamental para entender la crítica literaria española actual.

Todas y cada una de las novelas publicadas entre los años 50 y 60 pasaron por las manos de Juan Luis Alborg (1914-2010), uno de los críticos literarios más importantes de nuestro país y que en aquella época era la voz de referencia, al que todos los escritores enviaban su obra recién publicada, esperando una crítica en los medios de comunicación de entonces.

Juan Luis Alborg dictaba el canon de autores

Juan Luis Alborg dictó el canon de autores de la época, es decir, se encargó de señalar a los que había que seguir y estudiar en las academias, y el paso del tiempo ha demostrado su gran ojo, así como su capacidad para detectar a los autores y autoras que marcaron la novela española de mediados y finales del siglo XX.

La relación que mantenía con los escritores le permitió a Alborg contar con una gran biblioteca de más de 6.000 volúmenes, donde se encuentran piezas de gran valor tanto literario como bibliográfico, que ahora custodia y estudia la Universidad de Málaga, donde se ha desarrollado un proyecto de investigación para la catalogación y puesta en valor todo este patrimonio de nuestra literatura reciente.

Biblioteca de Juan Luis Alborg en la UMA

La biblioteca de Juan Luis Alborg resulta de gran valía para los investigadores del campo de la Filología, tanto por el número de ejemplares, como por el hecho de contar con obras que actualmente están descatalogadas y resulta muy difícil encontrarlas. Y es que se encuentran la práctica totalidad de novelas españolas editadas en la su época. Del mismo modo, en la colección hay ejemplares de gran valor bibliográfico, obras de la primera edición firmadas y dedicadas por autores de renombre, que han tenido una trayectoria muy destacada en la literatura española del siglo XX.

Juan Luis Alborg interviene en una tertulia.

Una figura esencial para conocer la crítica literaria

Juan Luis Alborg fue una figura esencial para comprender la crítica y la historia de la literatura española. Su famosa Historia de la Literatura Española ha sido el libro de referencia para filólogos de varias generaciones, una obra-manual que tuvo plena vigencia hasta los años 90, a pesar de que fue escrita treinta años antes. Fue maestro de toda una generación de estudiosos de la literatura española y su trayectoria docente en Estados Unidos resultó fundamental para la difusión de las obras españolas en ese país.

Su estancia en Estados Unidos contribuyó a renovar la crítica literaria que hasta ese momento se hacía en España. Alborg entró en contacto con las nuevas corrientes que reinaban en aquel país y se dio cuenta del atraso de los estudiosos españoles, a los que criticó enormemente en sus artículos de prensa y a quienes animó a tomar las fórmulas que estaban asentadas en el país que le dio cobijo, según explicó a Nova Ciencia la profesora del Departamento de Filología Española de la Universidad de Málaga, Belén Molina Huete. Su obra Sobre Crítica y Críticos, publicado en 1991, hacía hincapié en la importancia de que los críticos literarios revisaran su forma de trabajar y se unieran a los nuevos movimientos nacidos en el ámbito de la crítica literaria de Estados Unidos.

Trajo la crítica de obras extranjeras a la prensa

De la misma manera, Juan Luis Alborg fue el primero en incorporar crítica de obras extranjeras en la prensa de la época. Fue una labor muy importante en una etapa como era la dictadura franquista, en la que España estaba completamente de espaldas a lo que ocurría fuera.

Juan Luis Alborg ha dejado una impronta imborrable en la historiografía de la literatura española y se ha convertido en una figura indispensable para la crítica literaria que se hace en la actualidad, en la medida en que contribuyó enormemente a sentar sus bases.

La UMA estudia el legado de Alborg

La Universidad de Málaga es ahora la encargada de estudiar su legado y ponerlo a disposición de investigadores interesados en los trabajos de Alborg. Lo que está siendo una oportunidad para contextualizar, analizar y revisar la amplia obra de este figura de la historiografía literaria española del siglo XX.

Los más de 6.000 volúmenes y cientos de documentos procedentes de la biblioteca y archivo personal de este autor, que ganó el Premio Nacional de Literatura en 1959, están depositados desde mayo de 2017 en la Biblioteca de Estudios Sociales y de Comercio. Y se dividen en dos etapas fundamentales: su estancia en Madrid y su traslado en 1961 a Estados Unidos, donde se instaló hasta el final de sus días gracias a una beca Fullbright.

La investigación de los fondos de Juan Luis Alborg se hace en el marco del proyecto I+D RecaleXX, de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Málaga.

Correspondencia con grades autores de su época

“De la parte documental, nos interesa mucho la correspondencia que mantenía Alborg con novelistas de la talla de Camilo José Cela, Miguel Delibes o Ramón J. Sender, entre otros. Gracias a las muchas cartas que se conservan, podemos analizar las relaciones literarias que se establecían entre los autores de la época, algunos de ellos en el exilio”, explica Belén Molina.

Asimismo, realizar un análisis de sus artículos periodísticos, estudiar su material de trabajo, con el objetivo de reconstruir el proceso de creación de obras, o abordar su papel como guionista de cine, sector en el que también trabajó con figuras tan importantes como Rafael Azcona, son otras líneas de investigación de este proyecto de la UMA, que dirige el catedrático José Lara Garrido.

De la colección bibliográfica, por otro lado, la profesora Molina destaca que se cuenta con primeras ediciones, algunas firmadas por los propios autores, y volúmenes de novela y crítica norteamericana, además de libros de historia y latín, disciplinas ambas de las que fue profesor. De gran valor, asimismo, son las obras manuscritas que dejó inéditas el propio Juan Luis Alborg. Actualmente, la mitad de este fondo ya está inventariado.

Juan Luis Alborg en su biblioteca.

Una biblioteca de trabajo

Una verdadera biblioteca de trabajo, ya que Alborg llenaba los libros de notas y marcas de autor. “Leía, anotaba y seguía trabajando”, afirma la directora de la Biblioteca de Estudios Sociales y Comercio, Clara Isabel Pérez, quien, en este sentido, asegura que su trayectoria profesional se ve reflejada en esta colección. “Es como un laboratorio genético a través de los libros”, añade Molina.

El legado completo de Juan Luis Alborg es una donación de su familia a la Universidad de Málaga que comenzó a fraguarse en el año 2012 y, finalmente, se firmó en marzo de 2014. No obstante, la recepción de la colección total no se efectuó hasta abril de 2015, cuando llegaron los fondos procedentes de Estados Unidos. En septiembre de 2014 se recibieron los de Madrid. Tras una primera ubicación en el Edificio de Usos Múltiples del campus malagueño de El Ejido, donde actualmente se alberga la colección del poeta malagueño Alfonso Canales, no es hasta finales de junio del pasado año cuando se traslada a la Biblioteca de Estudios Sociales y Comercio, su actual ubicación.

“Un largo viaje que ha contado con el apoyo del Vicerrectorado de Investigación y Transferencia de la Universidad de Málaga en todo momento para llegar a buen puerto”, afirma el director de la Biblioteca Universitaria de la Universidad de Málaga, Gregorio García Reche.

Además, la Universidad de Málaga también custodia desde 2014 la ‘Encomienda de la Orden de Isabel la Católica’, otorgada a Alborg en 2003, y entregada a la institución por la familia en el simposio internacional que se celebró con motivo de su centenario. Una antigua distinción española concedida desde el siglo XIX, que hoy depende del Ministerio de Asuntos Exteriores de España, y se entrega para “premiar aquellos comportamientos extraordinarios de carácter civil, realizados por personas españolas y extranjeras, que redunden en beneficio de la Nación o que contribuyan, de modo relevante, a favorecer las relaciones de amistad y cooperación de la Nación Española con el resto de la Comunidad Internacional”.

Este proyecto ha sido un primer paso dado por la Universidad de Málaga, que ahora pone a disposición de todos los investigadores un legado fundamental para conocer la evolución de la crítica literaria española de las últimas décadas.

No hay comentarios

Dejar una respuesta