Investigación UAL: identidad científica propia

Investigación UAL: identidad científica propia

Instrumental de investigación de la UAL.

La Universidad de Almería impulsa su potencial investigador con nuevos centros, un plan de transferencia y una relación continua con el tejido social y productivo.

La docencia es la función más reconocible de las universidades. Sin embargo, las universidades son mucho más que centros de formación de profesionales de alto nivel. Son espacios para la generación del conocimiento más avanzado y hervideros de innovación.

La Universidad de Almería (UAL) tiene muy claro que debe comprometerse con esa labor, más cuando esta universidad se creó para que actuara como punta de lanza en la innovación de la provincia de Almería y faro de conocimiento, para la creación de una masa crítica que contribuya al progreso social y económico.

Investigación en la UAL al frente de la innovación

De ahí la importancia que el campus almeriense otorga a la investigación, para la que desarrolla un conjunto de acciones, dirigidas a potenciar la generación de conocimiento, la transferencia a los sectores sociales y productivos, así como la creación de una cultura de la innovación que se inicie en el campus y se contagie al conjunto de la sociedad.

En la actualidad, la UAL cuenta con 143 grupos de investigación, que trabajan en todas las áreas de conocimiento, aunque abundan más los relacionados con los sectores agroalimentario, en todas sus dimensiones, desde los más especializados en agronomía, hasta los de las áreas de empresa y el derecho, que también realizan trabajos relacionados con la agricultura; y el medio ambiente, también abordado desde áreas de conocimiento diferentes.

Reunión de CIDES, centro de investigación de la UAL.

Centros de investigación de la UAL

Sin embargo, en los últimos años se ha impulsado una política de agregación de grupos científicos en centros de investigación temáticos. Esta estrategia persigue la suma de esfuerzos y generar sinergias entre los grupos que forman la agregación.

Es una fórmula acorde con las convocatorias de investigación que lanzan las diferentes administraciones, en las que se prima la interdisciplinariedad.

A la vez, funcionar a través de centros de investigación asegura conseguir más proyectos y más grandes, debido a la estructura científica que hay detrás de cada uno de ellos, en los que trabajan grupos de investigación con mucha experiencia y que han aprendido a trabajar en colaboración, incluso también con otras universidades.

Agregaciones estratégicas

En la actualidad, la UAL cuenta con una docena de centros de investigación, que trabajan en sus áreas estratégicas y contribuyen a la creación de una identidad científica propia.

Centros como CIAMBITAL, que concentra la mayor parte de los grupos relacionados con la agronomía y que es el mayor centro de investigación de todo el Campus de Excelencia Internacional Agroalimentario. El CAESCG, especializado en cambio global. CEMyRI, centrado en el estudio de las migraciones. CIESOL, una referencia en el aprovechamiento de la energía solar, creado en colaboración con el CIEMAT. CERNEP, sobre rehabilitación neuropsicológica y que dispone de un centro avanzado para atender a personas víctimas de accidentes cerebrales. Los estudios sobre comunicación se llevan a cabo en CySOC. De la misma manera que CDTIME es un espacio para el desarrollo y la transferencia de conocimiento matemático.

En un tono más divulgativo están CECOUAL, un espacio para la difusión de las colecciones científicas de la UAL; y el Aula Marina, que se emplea para mostrar la riqueza ambiental de entornos marinos como los del Cabo de Gata.

Los últimos en abrir sus puertas han sido CIDES, sobre economía social y empresa cooperativa analizadas desde el punto de vista del Derecho; CIMEDES, sobre desarrollo sostenible; y el último en incorporarse, CEINSA, que investiga sobre salud y administración pública.

Exposición de CECOUAL, centro de investigación y colección científica de la UAL.

Transferencia de conocimiento

Si importante es generar conocimiento nuevo, todavía lo es más ponerlo en manos de la sociedad, a través de una estrategia de transferencia planificada y estructurada. En este sentido, la UAL cuenta con el Plan Transfiere, que persigue establecer líneas de comunicación abiertas entre los grupos de investigación y el tejido social y económico, para que el conocimiento generado en los laboratorios del campus no solo llegue a las revistas de impacto, sino que se instale en la sociedad a través de medidas de innovación que contribuyen al progreso de la sociedad.

Y, lo más importante, contempla ayudas económicas para la implantación de proyectos innovadores desarrollados por grupos de investigación de la UAL en empresas e instituciones.

La UAL presentó, el pasado mes de mayo, su segundo Plan Transfiere, con el que pretende llegar todavía a más empresas y abrir nuevas líneas de colaboración.

El rector, Carmelo Rodríguez, explicó que el objetivo perseguido con este segundo Plan Transfiere es “llegar a más empresas y entidades, a aquellas incluso que no hayan tenido relación con nuestros investigadores o que lo tuvieron en el pasado, con la idea de fortalecer conexión y crear otras nuevas”.

El Plan Transfiere 2019 nació con un presupuesto que supera el medio millón de euros (100.000 más que en 2018) y que concentrará sus acciones en proyectos innovadores, proyectos sociales y becas de transferencia para jóvenes investigadores en proyectos de empresas.

2,1 para el Plan Propio de Investigación

De la misma manera, la UAL impulsa investigaciones estratégicas con un Plan Propio de Investigación y Transferencia, que este 2019 cuenta con 2,1 millones de euros, medio millón más que lo destinado a la misma partida en 2019.

Este Plan ha incrementado en un 25 por ciento las ayudas a los grupos de investigación, con respecto al de 2018. Asimismo, duplica los contratos predoctorales, promueve proyectos puente, la publicación en revistas de acceso abierto y cuenta con una partida para la participación en congresos y reuniones científicas de carácter internacional.

El Plan Propio de Investigación y Transferencia es la principal herramienta de política científica de la UAL para incentivar, con fondos propios y otras ayudas, la actividad de sus investigadores. De esta forma contribuye a la cantidad y calidad de la producción científica y de la transferencia.

Ciencia para resolver los problemas de la sociedad

Al mismo tiempo, es una herramienta que incentiva la innovación para resolver los problemas de la sociedad y transformar la investigación y el conocimiento en riqueza económica y social.

Y se articula en torno a cuatro planes de apoyo, como son la potenciación de los recursos humanos para la investigación y atracción del talento; ayudas a la investigación; movilidad y perfeccionamiento de los investigadores y su internacionalización; y la transferencia de la investigación.

Todo este potencial científico repercute de manera directa en la formación de alumnado, que tiene la oportunidad de aprender de la mano de investigadores que generan un conocimiento de alto nivel, con el que la sociedad podrá avanzar desde el punto de vista social y económico.

El alumnado de la UAL tiene el privilegio de estudiar en una universidad volcada con la investigación, que ha hecho de la generación de conocimiento una de sus señas de identidad más importantes y uno de los valores más reconocibles. Una universidad que sabe su papel en la sociedad y que se esfuerza por devolver en forma de innovación la inversión realizad por todos.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.