El Centro de Cría de Quebrantahuesos de Guadalentín incorpora tres crías, una...

El Centro de Cría de Quebrantahuesos de Guadalentín incorpora tres crías, una rescatada de Cataluña

El Centro de Cría de Quebrantahuesos Guadalentín, dependiente de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, cuenta desde la semana pasada con tres nuevos pollos, ‘Ballesteros’, ‘Senna’ y ‘Ryan’. Los dos primeros forman parte del programa de cría en cautividad de la Junta de Andalucía, por lo que han nacido en estas instalaciones ubicadas en el Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas (Jaén), pero el caso de ‘Ryan’ es especial, ya que ha llegado ‘a contrarreloj’ hasta Andalucía desde Cataluña para escapar de un posible aislamiento en aquella comunidad autónoma a causa del Coronavirus Covid-19’. 

El viernes 13 de marzo, el personal del centro cría de la Junta de Andalucía recibió una llamada del coordinador del Programa Europeo de Especies Amenazadas (EEP, por sus siglas en inglés European Endangered Species Programme) de Quebrantahuesos y responsable de la reproducción de dicha especie en el Centro de Recuperación de Fauna Vallcalent (Lleida) para solicitar su colaboración en el traslado de un pollo nacido dos días antes en las instalaciones de Torreferrusa.

En Cataluña no había ninguna pareja de quebrantahuesos disponible para cuidar de este pollo de importancia genética, ya que su ascendencia es 50% pirenaica. Las restricciones impuestas en la Comunidad Autónoma de Cataluña a causa de la pandemia, y la posibilidad de que esta región pudiera quedar incomunicada, hicieron pensar a los profesionales de Cataluña que la mejor opción era asegurar su traslado en los primeros días de vida para evitar que más tarde fuera imposible su movimiento. Generalmente, suele esperarse hasta que las aves tienen alrededor de 10 días de vida pero, en esta ocasión, no parecía aconsejable dejar pasar más tiempo.

Los técnicos de ambos centros, conscientes de que los plazos corrían en contra del traslado del pollo, se han involucrado al máximo para conseguir que la operación ‘Salvar al pollito Ryan’, como han bautizado a las tareas que conllevaba este traslado, fuera un éxito. Entre las especiales complicaciones de este proceso se encontraba, principalmente, la declaración del estado de alarma en el territorio español de forma inminente, ya que era preciso gestionar, en unas pocas horas, las pertinentes autorizaciones de ambos Gobiernos regionales.

Tras la emisión del permiso por parte de la Generalitat y la organización del dispositivo entre los profesionales de Guadalentín y de Torreferrusa, el sábado 14 de marzo comenzó una labor de traslado a contrarreloj. A las 8:00h salieron desde Cazorla y desde Torreferrusa cuatro técnicos (dos desde cada centro) y aproximadamente a las 12:30h, ambas expediciones se encontraron en la provincia de Valencia, cerca del límite con Albacete. En este punto intermedio, los profesionales del programa de cría de la Junta de Andalucía recibieron a Ryan manteniendo en todo momento las medidas sanitarias establecidas para minimizar las posibilidades de propagación del ‘Covid-19’.

Alrededor de las 17:30h, Ryan llegó al Centro de Cría de Guadalentín en perfectas condiciones, donde lo recibieron los dos técnicos que permanecen en estas instalaciones sin contacto con el exterior para evitar, en la medida de lo posible, que el virus pueda afectar al funcionamiento del programa de reproducción del quebrantahuesos que desarrolla la Consejería de Desarrollo Sostenible de Andalucía.

Si se cumplen las previsiones, esta misma semana, una de las parejas reproductoras del centro jiennense adoptará a Ryan como un descendiente más, haciéndose cargo desde ese momento de su alimentación y educación en las habilidades que un quebrantahuesos adulto debe desarrollar para poder vivir en libertad. 

La consejería responsable de los asuntos medioambientales en Andalucía agradece el esfuerzo de todo el personal involucrado en esta operación en la que, además de los técnicos de los centros de cría andaluz y catalán, también se han implicado otros profesionales de la Junta de Andalucía. En concreto, desde la Dirección General de Medio Natural, Biodiversidad y Espacios Protegidos se ha tomado parte también en el operativo de traslado coordinando en tiempo real su progreso y controlando que se mantuvieran en todo momento los límites establecidos para la bioseguridad de las personas implicadas y del propio ‘Ryan’. 

Siete pollos nacidos esta temporada en Guadalentín

El sexto pollo nacido en el centro jiennense, ‘Ballesteros’, rompió el cascarón el pasado jueves 12 de marzo a las 19:45 y, al igual que ‘Marieke’ (quinto pollo nacido esta temporada), sus padres son ‘Tranco’ y ‘Sabina’. Se trata del tercer descendiente de esta pareja y al nacer pesó 140,5g.

Tras este nuevo ejemplar ha llegado ‘Senna’, séptimo pollo de las instalaciones de Andalucía. En este caso, sus progenitores son ‘Andalucía’ y ‘Salvia’ (ambos de ascendencia 100% asiática) y nació el viernes 13 de marzo con 145,9g de peso.

Estos dos ejemplares cierran, por ahora, los siete nacimientos que han tenido lugar en Guadalentin en la temporada de cría 2019-2020 y que comenzaron en enero con ‘Kobe’ para continuar con su hermano ‘Nieto’, y otra pareja de hermanos: ‘Ochoa’ y ‘Gonçalves’.

Vulture Conservation Foundation

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible encargó a primeros de año a la organización Vulture Conservation Foundation (VCF) el desarrollo de las tareas que se realizan en el Centro de Cría del Quebrantahuesos de Guadalentín. Este entidad es la única en Europa con capacidad legal para gestionar y dirigir los proyectos de cría en cautividad de ámbito internacional para esta especie altamente amenazada, ya que esta organización es la única titular de la red EEP para el quebrantahuesos, un programa internacional que contempla la cría en cautividad y la reintroducción de esta especie.

El objetivo del trabajo que desarrolla VCF en Guadalentín es reproducir estas aves necrófagas en cautividad y conformar un ‘stock genético’ que asegure la supervivencia de las poblaciones europeas de quebrantahuesos. De forma paralela, su labor busca también contribuir al éxito del programa andaluz de reintroducción de esta especie.

La metodología de trabajo de esta organización se basa en técnicas de cría de fecundación natural. Los padres de los pollos se encargan también de su incubación y desarrollo, intentando que la intervención humana sea la mínima posible. Para lograr este fin, las instalaciones cuentan con un moderno sistema de video-vigilancia en cada jaula y, gracias a su ubicación en el paraje ‘Nava de San Pedro’, cuenta con ventajas sanitarias para asegurar la conservación de las líneas genéticas en cautividad.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.