Medio Ambiente

Andalucía endurece los controles de calidad del aire

Compartir
Estación de seguimiento de la calidad del aire.
Estación de seguimiento de la calidad del aire.

La nueva Estrategia de Calidad del Aire andaluza elevará los niveles de exigencia y se aplicará más allá de las zonas de mayor riesgo.

El Consejo de Gobierno ha acordado iniciar los trámites de elaboración de la Estrategia Andaluza de Calidad del Aire, que sentará las bases de la actuación de la Junta en esta materia para los próximos años.

Como principal novedad, la futura planificación incorporará la evaluación exhaustiva de los niveles de contaminación atmosférica en toda la comunidad, más allá de las 13 zonas de riesgo en las que se han desarrollado los últimos planes de mejora puestos en marcha en 2013. Asimismo, adaptará las políticas andaluzas a las nuevas directrices del Programa Aire Puro en Europa, que incluye la previsión de revisar los topes legales de contaminación para 2020.

A diferencia de los planes ahora vigentes, la nueva estrategia analizará los principales contaminantes en toda la región e independientemente de la superación o no de los límites legales. Como base para las medidas correctoras y los objetivos de mejora, los valores se compararán no sólo con estos topes sino también con las guías de calidad del aire de la Organización Mundial de la Salud.

El borrador inicial, elaborado por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio con la participación de los diferentes departamentos de la Administración autonómica, se pondrá a disposición de la ciudadanía. Con las alegaciones que se incorporen, el texto definitivo será remitido al Consejo Andaluz de Medio Ambiente y al Comité de Acciones para el Desarrollo Sostenible, órganos consultivos donde están representados los principales agentes sociales e institucionales. Tras un periodo de información pública de 45 días, la versión definitiva será aprobada por el Consejo de Gobierno.

De acuerdo con los resultados provisionales de la evaluación de la calidad del aire en 2015, los tres contaminantes con mayor frecuencia de superación de límites legales son las partículas en suspensión, el dióxido de nitrógeno (NO2) y el ozono. Andalucía registró el pasado año episodios de este tipo por partículas en suspensión de tamaño inferior a diez micras (PM10) en Villanueva del Arzobispo (Jaén) y Granada. Este tipo de contaminante lo genera especialmente el tráfico rodado en los ambientes urbanos, aunque la industria y la resuspensión de polvo del terreno también influyen.

Asimismo, se sobrepasaron los topes de partículas menores de 2,5 micras (PM2,5) en Villanueva del Arzobispo, Granada y La Línea de la Concepción (Cádiz); de NO2 en Granada y Córdoba; de cadmio en Córdoba, y de ozono en todas las provincias salvo Cádiz y Granada. A diferencia de años anteriores, no se presentaron episodios relacionados con el dióxido de azufre en la Bahía de Algeciras.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.