Noticias de Emprendedores

Málaga, la provincia andaluza más emprendedora

Compartir

La Cátedra de Emprendimiento Sostenible de la Universidad de Málaga, financiada por el Ayuntamiento de la capital a través de Promálaga, ha hecho público el Informe GEM (Global Entrepreneurship Monitor) correspondiente al periodo 2019/20, que describe la realidad anterior a la irrupción de la pandemia y señala que la tasa de actividad emprendedora de la provincia es superior a la andaluza y la nacional.

Este informe, que describe el escenario que había antes de la pandemia, ha sido presentado en el Ayuntamiento por el vicerrector de Innovación Social y Emprendimiento de la UMA, Rafael Ventura, y la concejala de Turismo y Promoción d ela ciudad, María Rosa Sánchez.

Los datos demuestran que Málaga presentaba en el año 2019 un escenario caracterizado por una dinámica favorable a la creación de empresas. Esta principal conclusión se obtiene de la lectura del conjunto de indicadores contenidos en el Informe y su comparación con los valores registrados en el año 2018 y los observados a nivel autonómico y regional.

Según el Informe publicado, el porcentaje de la población malagueña ocupada en procesos de emprendimiento y la percepción de la población sobre las oportunidades y beneficios asociados a emprender, evidencian una coyuntura positiva en el escenario previo a la crisis sanitaria originada la covid-19. Por tanto, el efecto de la pandemia sobre el fenómeno emprendedor ha consistido en las consecuencias de la parada económica más el freno de una tendencia favorable a la creación de empresas.

Nuevos negocios

El 6,9% de la población de la provincia de Málaga esperaba poner en marcha un nuevo

negocio en los tres años siguientes, siendo este dato 0,5 puntos superior al registrado en 2018. Además, en Málaga, el 39,8% de la población encuestada manifiesta que el entorno era favorable para encontrar oportunidades para emprender; un dato superado solo por tres comunidades autónomas: Baleares, País Vasco y Murcia. Esta cifra en España se encuentra en el 32,2%.

Igualmente, creció el porcentaje de la población que consideraba tener habilidades y conocimientos para crear una nueva empresa; un 52,1% en 2019 frente al 48,8% en 2018. De otro lado, el 58,9% de la población pensaba que emprender es una buena elección profesional, superando esta cifra en seis puntos y medio al dato recogido el año anterior.

En la provincia de Málaga, la Tasa de Actividad Emprendedora (TEA), o población que se encuentra ocupada en la creación de una empresa de menos de 42 meses era superior a la tasa andaluza y a la media nacional, así como al dato referido al año 2018, y solo tres comunidades autónomas registraban cifras más favorables.

La población ocupada en empresas nacientes o de antigüedad inferior a los tres meses superaba igualmente al dato del año anterior, así como a la tasa observada a nivel andaluz. La misma lectura favorable se deduce del dato referido a la población que estaba ocupada en la creación de una empresa nueva o con una antigüedad superior a tres meses e inferior a 42 meses. Este dato en la provincia de Málaga (5%) supera a la cifra andaluza (4,3%) y a la media nacional (3,8%). Especialmente importante es el crecimiento de la tasa de población que es propietaria o copropietaria de una empresa consolidada, que pasa de un 5,2% a un 8,4%. A esta información se suma el porcentaje de la población que facilitó dinero para financiar la puesta en marcha de un negocio. Este dato pasó de un 2,4% a un 3,7% en 2019.

Valores

Las infraestructuras físicas y los servicios son considerados como los aspectos que más favorecen la creación empresarial en Málaga. Esta dimensión está relacionada con la existencia de una adecuada red de comunicaciones físicas, de telecomunicaciones y servicios básicos. En Málaga, existe una gran variedad de recursos para el emprendimiento facilitados por las instituciones públicas a través de programas que cubren las distintas etapas del proceso emprendedor.

En cuanto al sistema educativo, se expone que la formación emprendedora recibida en el ámbito universitario, en la formación profesional o continua y en la formación especializada promueve en gran parte el desarrollo de competencias emprendedoras.

Entre las condiciones del entorno a potenciar, según los datos de 2019, se encontraban el acceso a recursos financieros y la simplificación de las gestiones requeridas para la creación empresarial. En cuanto a la oferta financiera, es notable la disponibilidad de recursos provistos desde las entidades públicas y las entidades financieras, aunque existe una menor oferta de fuentes de financiación alternativas, como son los inversores privados y el capital riesgo.

Por último, el Informe aporta una descripción amplia de los espacios de incubación de la ciudad. Un total de 12.858 metros cuadrados que durante el año 2020 ofrecieron servicios e infraestructuras a 513 iniciativas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.