Agenda cultural de Jaén

La UJA muestra el Misal del Cardenal Merino en su espacio ‘Obra Invitada’

La Universidad de Jaén muestra en el Espacio ‘Obra Invitada’ de la antigua Escuela de Magisterio de Jaén una pieza “única” como es el Misal del Cardenal Merino (Matteo da Milano y otros, 1514-1517) de la Catedral de Jaén. Se trata de un manuscrito litúrgico, ejecutado en Italia, encargado por el prelado español con ocasión de su nombramiento como arzobispo de Bari y utilizado para celebrar misa o para seguir la misa papal en la Capilla Sixtina, en la basílica de San Pedro del Vaticano o en las demás basílicas romanas.

En la inauguración de esta muestra, el Vicerrector de Proyección de la Cultura y Deporte de la UJA, Felipe Serrano, ha explicado que este códice constituye el testimonio más concreto del status symbol alcanzado por su comitente, además de ser la expresión más representativa de la pertenencia del arzobispo Merino a la corte pontificia de León X de Medici (pontificado 1513-1521), mecenas y gran promotor de las artes en el Renacimiento.

El Misal Merino contiene una selección de misas del temporal, desde el primer domingo de Adviento a la Cuaresma, comprendidas las festividades principales del año litúrgico, es decir, Navidad, Pascua, Pentecostés y la fiesta de los santos apóstoles Pedro y Pablo, protectores de Roma, además de las misas del propio de los santos entre las cuales se destaca la fiesta solemne de san Nicolás, patrono de Bari, sede titular del arzobispo Merino. “A través del estudio realizado por Elena de Laurentiis, profesora de Historia del Arte en la Universidad de Génova, se va a poder profundizar en el conocimiento de esta obra.”, apuntó Felipe Serrano.

Como en anteriores ocasiones, la muestra se acompañará de otras actividades. La Directora de Secretariado de Actividades Culturales y Programa de Mayores, Marta Torres, ha explicado que una de ellas será los Encuentros con la Cultura, coordinados por la profesora de Historia del Arte de la UJA Mercedes Simal, que se estructurarán en tres conferencias: 

Manuel Rivero (Universidad Autónoma de Madrid), hablará el 13 de enero sobre ‘La Roma española de comienzos del siglo XVI’;

El 20 de enero, el Deán de la Catedral de Jaén Francisco Juan Martínez, hablará sobre la figura del Cardenal Merino;

El 27 de enero, Elena De Laurentiis hablará del propio Misal, a través de una conferencia ofrecida ‘online’.

Las dos primeras tendrán lugar a las 20 horas, en la Sala Pascual Rivas de la antigua Escuela de Magisterio de Jaén.

La segunda actividad consistirá en un Taller de Técnicas de Iluminación de Manuscritos, que será impartido del 31 de enero al 2 de febrero por Francisco Gutiérrez García, licenciado en Historia del Arte que obtuvo el título de Iluminador en Francia en 2015. Maripaz López-Peláez, Directora de Secretariado de Proyección de la Cultura, ha explicado que los objetivos de este taller son conocer las técnicas tradicionales que intervienen en la iluminación de estos manuscritos, así como estudiar los materiales y procesos de trabajo que se aplicaban para realizar estas obras de arte. También formará parte de este taller una visita comentada a la exposición Misal del Cardenal Merino

‘Obra Invitada’ es una iniciativa impulsada desde el Vicerrectorado de Proyección de la Cultura y Deporte de la Universidad de Jaén, con la que se pretende contribuir a un mayor conocimiento del patrimonio giennense, tanto el custodiado fuera de la provincia de Jaén, a través de iniciativas como ‘Jaén en el MAN’, como el de la Catedral de Jaén. El Misal del Cardenal Merino podrá verse en el espacio Obra Invitada, con la colaboración del Cabildo de la Catedral de Jaén, hasta el 1 de febrero de 2022, en horario de lunes a viernes, de 10 a 14 horas y de 17 a 21 horas, en la antigua Escuela de Magisterio de Jaén.

Misal Merino

El Misal Merino fue encargado por el prelado español muy probablemente con ocasión de su nombramiento como arzobispo de Bari (el 9 de mayo de 1513), cuyo escudo surmontado por la cruz arzobispal, aparece en el margen inferior de la página del incipit, inserto en un tondo decorado con dos águilas bicéfalas que quizá aludan al título de conde palatino que le confiriera León X al año siguiente, mientras que el color violáceo del fondo del clípeo es símbolo de los Prelados Domésticos de la Su Santidad

Según Hidalgo Ogáyar, es posible concretar la ejecución del códice entre 1514 y 1517, ya que en la decoración no aparece ninguna referencia al título episcopal de León que Merino obtuvo en diciembre de 1516

El cardenal Giovanni de’ Medici era un ferviente admirador de los códices miniados y cuando ascendió al solio pontificio encargó varios libros litúrgicos a los miniaturistas más reconocidos y en boga de su tiempo, comenzando por el toscano Attavante degli Attavanti (1452-1520/1525), que en la época del papado de León X estaba al frente de un floreciente taller que había monopolizado con su peculiar estilo la decoración de libros manuscritos.

Estos códices litúrgicos que León X utilizaba para los oficios diarios en la Capilla Pontificia o Sixtina, o para celebrar misa en San Pedro y en las demás basílicas romanas como Santa Maria Maggiore, son libros manuscritos ricamente miniados y con valiosas encuadernaciones, ya que debían representar la magnificencia del Summus Pontifex, o sea del papa como obispo de Roma.

El aparato decorativo del códice fue realizado por Matteo da Milano y otros tres miniaturistas que ayudaron al maestro lombardo (según un método de trabajo común en la decoración de libros manuscritos). La parte principal y artísticamente más significativa de la decoración del misal corresponde al propio Matteo da Milano.

El cardenal Merino

En la presentación de la muestra, el Deán de la Catedral de Jaén, Francisco Juan Martínez Rojas, expuso la biografía de Esteban Gabriel Merino, nacido hacia 1472 en la localidad giennense de Santisteban del Puerto. Antes de convertirse en obispo de Jaén (1523-1535), vivió muchos años en Italia, donde había llegado en su primera juventud para emprender la carrera eclesiástica. En Roma entró al servicio del cardenal Ascanio Maria Sforza, del que fue secretario y cultivó la diplomacia.

En 1504 fue nombrado protonotario apostólico y al morir Sforza pasó al servicio del cardenal Alidosi, siendo nombrado scriptor de cartas apostólicas. León X lo acogió entre sus familiares y en 1513 le da el arzobispado de Bari, en 1514 lo nombra conde palatino y le concede diversos beneficios eclesiásticos, convirtiéndose en el favorito del papa por su saber hacer en el ámbito de la diplomacia. En ese momento, Merino encarga el misal.

Luego fue nombrado obispo de León en 1516 y Adriano VI lo nombró obispo de Jaén a petición de Carlos V en 1523 y aquí residió hasta 1529. Un año después, en 1530 es nombrado patriarca de las Indias y el 3 de marzo de 1533 alcanzó el culmen de su carrera eclesiástica cuando Clemente VII (pontificado 1523-1534) lo creó cardenal con el título de San Vitale, transferido al año siguiente a la sede de San Giovanni e Paolo. Representante de los intereses imperiales en el Sacro Colegio cardenalicio, Merino mantuvo contacto con Erasmo y con el círculo de humanistas que giraba en torno al emperador Carlos V.

En los últimos años de su vida, se dedicó al estudio de las letras bajo la guía de su secretario Iacopo Bonfadio. Merino murió el 28 de julio de 1535, a los 63 años de edad, en su palacio de la plaza del Pasquino en Roma y fue sepultado en la iglesia de San Giacomo degli Spagnoli, en un sepulcro marmóreo que posteriormente fue colocado en el claustro de Santa Maria di Monserrato. El epitafio sobre su tumba lo recuerda por sus éxitos diplomáticos y en especial por su proximidad a Carlos V, a quien el prelado acompañó a Bolonia para ser coronado emperador por el papa Clemente VII.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.