Seis meses de ejercicio físico y adiós al sobrepeso que sufren uno de cada tres niños en el mundo

El estudio demuestra que con este programa de ejercicio físico los menores participantes redujeron el riesgo metabólico y el índice de masa corporal.

Compartir

El exceso de peso afecta a uno de cada tres niños en el mundo. Un epidemia que en países como España se ha convertido en un problema de salud pública. Un estudio liderado por investigadores del departamento de Educación Física y Deportiva de la Universidad de Granada, en colaboración con pediatras de la Unidad de Endocrinología Infantil del Hospital Clínico Universitario de Granada y colaboradores externos nacionales e internacionales, ha demostrado la eficacia de un plan para que los niños puedan reducir su grasa corporal con ejercicio físico.

El exceso de peso afecta a uno de cada tres niños en el mundo

El trabajo, publicado en la prestigiosa revista científica JAMA Network Open, revela que el ejercicio físico practicado de forma regular por estos menores durante los cinco meses de duración del programa, les permitió reducir sus niveles de riesgo cardiometabólico, colesterol LDL, índice de masa corporal, masa grasa, y grasa visceral, además de mejorar su capacidad aeróbica.

Cuál es la ventaja más destacada de este plan de ejercicio para niños

«Uno de los hallazgos más notables es que el casi el 80% de los niños y niñas que realizaron el programa de ejercicio físico lograron una reducción significativa en la cantidad de grasa total», apunta Francisco B. Ortega, catedrático del Departamento de Educación Física y Deportiva de la Universidad de Granada e investigador responsable del proyecto.

«Además, observamos que un mayor número de escolares con altas probabilidades de sufrir síndrome metabólico conseguían salir de ese grupo de riesgo como consecuencia del seguimiento de este programa de ejercicio físico. Se observó una tendencia similar en niños y niñas que pasaron de tener una condición física deficiente a una condición física óptima, en función de la capacidad aeróbica», afirma Jairo H. Migueles, miembro del Departamento de Educación Física y Deportiva de la UGR, y uno de los investigadores principales del estudio.

Investigadores del proyecto ActiveBrains de la UGR.

En qué se basa el programa de ejercicio físico diseñado por la UGR

El programa de ejercicio físico desarrollado en este estudio se basa en juegos grupales, sin equipamiento avanzado, que implican actividades sencillas como correr en una pista exterior y la realización de ejercicios de fuerza con una intensidad entre moderada y alta. Es decir, en unas condiciones similares a las que se dan en el entorno escolar o en las actividades extraescolares, lo que significa que este programa es transferible socialmente a un contexto habitual.

«Este estudio demuestra la importancia de incluir el ejercicio físico para tratar la obesidad infantil y prevenir el desarrollo de problemas metabólicos”, explica Cristina Cadenas Sánchez, otra de las investigadoras que han coordinado este trabajo.

La prevalencia del sobrepeso y la obesidad infantil ha aumentado en las últimas décadas, convirtiéndose en una preocupación de salud global. El exceso de peso afecta a 1 de cada 3 niños en todo el mundo, y España es uno de los países europeos que registra un mayor índice de menores con este problema. La obesidad hace que los niños que la padecen se enfrenten a un mayor riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares o diabetes tipo 2 en el futuro, y a experimentar considerables limitaciones funcionales que influirán en la reducción de su calidad de vida.