La escuela y las habilidades sociales, claves para prevenir la exclusión social

Sesión del congreso en la Universidad de Almería.
Sesión del congreso en la Universidad de Almería.

María Fernández Cabezas, de la Universidad de Almería, ha hablado en su ponencia sobre la «resilencia» y sobre el programa de ayuda a menores con riesgo de exclusión en el que está participando. Ha sido en el marco de la segunda sesión del «III Congreso Internacional sobre Intervención Social y Educativa en grupos vulnerables».

Según María Fernández, “en España hay 1.200.000 menores de 16 años viviendo en un contexto de riesgo, de los que 25.000 viven en situación de desamparo. A nivel mundial, esta cifra podría oscilar entre los 133 y los 275 millones”. Cree esta ponente que se hace necesario trabajar por la prevención, comenzando a edades muy tempranas; desde los 3 años como mínimo. El programa en el que participa se centra en mejorar las habilidades sociales de los menores. Se han creado talleres para padres, ya que “el apoyo de la familia es fundamental”. El programa se está desarrollando en Granada, Italia y Bolivia. Como herramientas y recursos se utilizan marionetas, cuentos, canciones, representaciones, trabajo en equipo, juegos, cómic, etc.

A continuación han intervenido Carolina E. Vega, de la Universidad de La Paz, y Tomás J. Campoy, de la Universidad Nacional del Este, ambos de Ciudad del Este, en Paraguay. Han relatado sus experiencias en el centro de acogida «Tía Cristina», que fue creado por una abogada paraguaya quien comenzó a acoger a muchos de los «niños de la calle». Los dos ponentes han hecho una descripción muy emotiva sobre la labor de este centro. Son muchos los voluntarios que colaboran  y todos ellos de una manera desinteresada, “pero son muchas las carencias, al carecer de financiación pública”. Es frecuente que a través de las redes sociales se solicite ayuda a la población cuando se necesita algún recurso y suele ser muy efectiva. La población paraguaya suele acudir a estas llamadas de solidaridad.

Actualmente acoge cerca del medio centenar de niños y niñas, siendo atendidos y educados hasta que alcanzan la mayoría de edad. Para que no se vean en desamparo, cuando tienen que abandonar el centro, se les enseña un oficio con el que iniciar una vida nueva.

El siguiente en participar ha sido José María Fernández Batanero, de la Universidad de Sevilla, quien ha impartido la ponencia “Desafíos de la formación docente ante la exclusión educativa”. Batanero se ha mostrado partidario de garantizar la formación de calidad de maestros y profesores en competencias pedagógicas cuando se enfrentan a la docencia con niños en riesgo de exclusión.

Para este ponente, el profesorado es “uno de los factores más importantes y decisivos a la hora de prevenir la exclusión educativa y social de los menores”.

El Congreso continuará mañana, viernes 27 noviembre, con una jornada dedicada a los mayores, donde se hablará de envejecimiento y vulnerabilidad en la salud, así como estrategias de intervención y la dignidad de las personas mayores al final de la vida en urgencias. También se abordará la vulnerabilidad de las mujeres indígenas con José Armando Tzul de Fundemi Talita Kumi, Guatemala.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.