Medicina

José Antonio Lorente: «El avance de la tecnología exige una regulación muy precisa»

Compartir
José Antonio Lorente.
José Antonio Lorente.

En unos diez años se podrán introducir nanorobots que controlen los parámetros del organismo; actualmente, con una gota de sangre se puede conocer hasta el color de los ojos de una persona. Estos son solo dos ejemplos citados por el catedrático de Medicina Legal de la Universidad de Granada, José Antonio Lorente, durante su intervención en los actos de celebración de la festividad de la Facultad de Derecho de la Universidad de Almería.

José Antonio Lorente ha expuesto algunos de los avances más destacados de la criminalística actual, en la que los análisis de ADN se han convertido en una herramienta más que habitual.

Sin embargo, este científico ha advertido que estos avances científicos y tecnológicos pueden lesionar los derechos de los ciudadanos, en la medida en que ponen a disposición de las autoridades datos que pueden vulnerar su intimidad.

En los próximos años, ha dicho este experto, habrá que tener cuidado con delitos de tipo genético, con el bioterrorismo, la nanotecnología, la robótica y las bases de datos masivas.

La prevención debe actuar en estos ámbitos, para evitar que la ciencia y la tecnología se vuelvan en contra de sus creadores.

La vulneración de derechos está a la orden del día. Por ejemplo, en el caso de la transferencia secundaria de ADN, es decir, en el intercambio de tejidos que se comparte con cualquier contacto humano, por ejemplo al darse la mano, y que pueden conducir a decisiones judiciales erróneas.

El catedrático de Medicina Legal de la UGR ha explicado que la ciencia forense es indispensable para la administración de justicia y, por tanto, para acabar con la impunidad. Pero al mismo tiempo, necesita de unos estándares de calidad acordados por agencias internacionales, para que las pruebas tengan validez en todo el mundo.

Otra de las utilidades de la genética en la lucha contra el crimen es la que permite luchar contra el tráfico y trata de niños. José Antonio Lorente es impulsor de DNA Pro Kids, con el que ha desarrollado un sencillo sistema para realizar análisis de ADN a menores y comprobar así que no son víctimas de tráfico.

El análisis de ADN se ha convertido en una herramienta eficaz para luchar contra el tráfico que menores. Desde que se comenzaron a realizar análisis de ADN a los niños y las madres que llegan a España desde África de forma irregular se han reducido el número de mujeres que entran en nuestro país con niños que no son suyos. En tan solo dos años se ha pasado de un 30 por ciento de falsas maternidades a tan solo un 5 por ciento.

Lorente, almeriense de nacimiento, es actualmente director del GENYO (Centro Pfizer–Universidad de Granada–Junta de Andalucía de Genómica y Oncología) y director del Laboratorio de Identificación Genética de la Universidad de Granada. Su prolífica trayectoria científica y profesional le ha valido el nombramiento como responsable de numerosos proyectos y planes, dentro de los que destaca la Estrategia en Innovación e Investigación de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía. El rector de la UAL, Carmelo Rodríguez, ha agradecido su presencia y ha afirmado que para él “constituye un motivo de especial satisfacción poder compartir con los miembros de la Facultad de Derecho, profesores, alumnos y personal de administración y servicios, este día de celebración”.

La celebración de la festividad de la Facultad de Derecho ha empezado con la lectura de la Memoria del curso 2014/2015, pronunciada por su secretario Ángel Fornieles. De ésta se deriva que la Facultad de Derecho cuenta con 1718 alumnos matriculados y durante el curso 2014/15 ha puesto en marcha 3 Másteres Oficiales: Máster Universitario en Abogacía, Máster Interuniversitario en Derecho y Administración Local y Máster Universitario en Derecho de la Empresa y la Actividad Agroalimentaria. Además este curso ha comenzado el Doble Grado en Derecho y Administración y Dirección de Empresas.

A este respecto, el rector de la UAL, Carmelo Rodríguez, también ha destacado el hecho de que los estudios jurídicos “han sabido adaptarse a los cambios, normativas y a las nuevas exigencias académicas, desarrollando nuevos y buenos planes de estudios y han sabido, por ello, ganarse un puesto relevante en la Universidad”. Además ha señalado que la Facultad de Derecho “ha logrado en estos últimos tiempos difíciles, integrarse y colaborar con las distintas instituciones, administraciones, colegios profesionales creando sinergias, que sin duda han contribuido al incremento y al afianzamiento de la calidad formativa de sus títulos, así como al encuentro de espacios especializados, cátedras, institutos, seminarios y jornadas, que permiten la trasferencia del conocimiento cambiante y actualizado del Derecho a la Sociedad”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.