Medio Ambiente

Francisca Díaz, "hija predilecta de Andalucía" por su defensa histórica del Cabo de Gata

Finca El parque natural Cabo de Gata Níjar no sería lo que es hoy si durante el siglo XX no hubiese contado con padrinos como Francisca Díaz Torres que hubiesen servido de escudo a la presión inmobiliaria y la agricultura intensiva bajo plástico. Este mes la Junta le reconoce ese esfuerzo, y el próximo día 28 será nombrada en Sevilla «Hija Predilecta de Andalucía». Francisca Díaz Torres, nacida en 1911 y también conocida como ‘Doña Paquita’, es la propietaria de la finca ‘El Romeral’, situada en el Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar (Almería).

Primero junto a su marido, José González Montoya, y en solitario tras el fallecimiento de éste en 1976, Francisca Díaz ha dirigido y asegurado la conservación del que hoy es el paraje más emblemático y visitado del Parque Natural, en torno a la Bahía de San José. Su empeño en la gestión sostenible de esta finca de 3.300 hectáreas frente a las presiones urbanísticas ha sido fundamental para el mantenimiento de los valores ecológicos del Cabo de Gata. Cuando en los años 60 se intentó hacer atravesar por su finca la Autovía del Mediterráneo, el matrimonio González Díaz inició la urbanización ordenada del paraje más desolado de la zona, San José, imponiendo a las ventas limitaciones de edificabilidad y condiciones de protección ambiental.

Desde entonces, a través de sus empresas, Francisca Díaz ha impulsado este enclave un urbanismo sostenible, respetuoso con el espacio y ejemplar en cuanto al uso de tipologías constructivas acordes con el entorno. Dedicada tradicionalmente a la producción cerealista y ganadera, la finca ‘El Romeral’ ha acogido a lo largo de su historia proyectos innovadores como la apertura de una fábrica de cuerda de crin vegetal y la creación de una reserva de riego para alimentación del ganado.

En los últimos diez años se han invertido más de nueve millones de euros en la rehabilitación y puesta en valor de antiguas edificaciones de valor histórico y etnográfico. Actualmente, a través de una empresa creada por ella y gestionada por sus familiares, Francisca Díaz impulsa iniciativas para orientar la reconversión de la finca hacia una oferta turística integrada con las formas de vida tradicionales y la cultura del entorno.

El compromiso de Francisca Díaz con los principios de la sostenibilidad ha obtenido, entre otros reconocimientos, la declaración de ‘El Romeral’ como finca ecológica; la designación de su empresa como la primera que obtuvo la marca Parque Natural de Andalucía en su modalidad Turismo de Naturaleza, y el diploma concedido por la Consejería de Medio Ambiente por su papel en la conservación del Parque Natural.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.