Portada

El IRV de Málaga se centrará en microelectrónica, 5G, ciberseguridad, inteligencia artificial o la industria 4.0

El consejero de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades, Rogelio Velasco, ha destacado que el Instituto Ricardo Valle de Innovación (Innova IRV) tendrá una contribución “decisiva” en la transformación del tejido productivo de Andalucía y Málaga en un nuevo modelo inteligente, sostenible y sustentado en la innovación y el conocimiento.

Durante la constitución del patronato de esta entidad, Velasco ha asegurado que “el centro se convertirá en un polo de referencia en la investigación, la innovación verde y digital y la generación de empleo de alto valor añadido”.

Innova IRV nace como una fundación de naturaleza público-privada impulsada por la Junta de Andalucía, el Ayuntamiento de Málaga, la empresa Mayoral, la Fundación Sando y el Grupo Myramar, que se constituyen como los patronos fundadores. La nueva institución contará, además, con la participación activa de Málaga TechPark, donde tendrá su sede, y de las principales empresas instaladas en la tecnópolis.

Las estimaciones establecen que el centro alcanzará en 2026 los 930 empleos directos de alta cualificación y los 2.084 empleos indirectos. Innova IRV se crea con el objetivo de contribuir a la innovación científica y tecnológica, favorecer la transferencia de conocimiento entre el mundo académico y el empresarial y llevar esos avances al mercado y a la sociedad. Sus líneas de trabajo se desarrollarán en el ámbito de la microelectrónica, el 5G, la ciberseguridad, la inteligencia artificial, los sistemas aeronáuticos, la salud digital, la sostenibilidad o la industria 4.0, entre otras. Se trata de áreas de investigación avanzada de alto potencial y demanda por parte del mercado actual.

Según ha explicado Velasco, “esas tecnologías ayudarán al desarrollo económico de Andalucía, mejorando la competitividad y proyección internacional del tejido empresarial y favoreciendo la atracción de inversiones, la aparición de nuevas entidades de base tecnológica y la creación de empleos de alto valor añadido”. Por todo ello, el consejero de Transformación Económica ha indicado que dicha institución será “clave” para el ecosistema empresarial de Málaga y Andalucía.

El Instituto Ricardo Valle de Málaga constituye el primero de una red de polos de innovación empresarial que se desarrollará por toda la geografía española. Por tanto, con esta iniciativa, Andalucía lidera un proyecto nacional de perfil tecnológico, de gran capacidad tractora. “Confiamos en que otras comunidades puedan sumarse paulatinamente para contribuir a convertir España en referencia de tecnologías de vanguardia”, ha apostillado.

El centro tecnológico lleva el nombre del doctor ingeniero en Telecomunicaciones, experto en Electromagnetismo y nacido en Málaga. Ricardo Valle fue fundador, entre otras, de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Telecomunicaciones de la Universidad Politécnica de Madrid y fue un destacado impulsor de la implantación en España de modelos que favoreciesen la transferencia de conocimiento entre empresas y universidad.

Casi 360 millones para el refuerzo del sistema andaluz del conocimiento

El apoyo a la constitución de esta entidad tecnológica se enmarca en el compromiso de reactivación y refuerzo del sistema andaluz del conocimiento que el Gobierno andaluz adquirió al inicio de esta legislatura. Ese compromiso se ha traducido, tal y como ha explicitado el titular de Transformación Económica, en la inyección de casi 360 millones en incentivos para dar apoyo a los grupos de investigación, reforzar el capital humano y mejorar las infraestructuras dedicadas a esta actividad.

Esa inyección pública ha posibilitado, en gran medida que, en 2020, Andalucía haya sido la comunidad en la que más ha aumentado el gasto en investigación, registrando una subida del 5,8% respecto al año anterior, lo que supone 4,5 puntos por encima de la media nacional, que se sitúa en el 1,3%. Ese porcentaje, que se traduce en una inversión de 1.627,2 millones, supone el mayor incremento registrado en la comunidad en los últimos diez años.

Por otro lado, Velasco también se ha referido al papel que la Agencia TRADE desempeñará en materia de transferencia de conocimiento. Entre sus principales cometidos, se encuentra el de favorecer la conexión de todas las políticas de emprendimiento, captación de inversiones y promoción económica con la política de innovación y desarrollo tecnológico impulsada desde universidades y centros de I+D.