Ciencia

Cuatro proyectos extremeños exploran enigmas sin respuesta de la Covid-19

Todos estos proyectos forman parte de una estrategia común y están siendo coordinados y promovidos por el INUBE, el instituto que integra a los ocho grupos que desarrollan investigación biosanitaria en la Comunidad.

Compartir

El Instituto Universitario de Investigación Biosanitaria de Extremadura (INUBE), que coordina toda la investigación en Salud que se desarrolla en la Comunidad, ha celebrado hoy sus I Jornadas Científicas Anuales, en las que los responsables de sus ocho grupos de investigación han expuesto los principales trabajos y líneas de actividad que vienen desarrollando en 2020. Asimismo, las Jornadas han servido de escaparate para la presentación un ensayo clínico internacional sobre Covid19 en el que ha participado Extremadura, así como  de cuatro proyectos de investigación liderados por la Comunidad para saber más sobre los grandes enigmas que hoy aún existen en relación con esta enfermedad. Proyectos que responden a una estrategia común y cuatro áreas de trabajo fundamentales (epidemiológica, inmunológica y molecular, y una cuarta transversal de apoyo) y que abarcan aspectos tan interesantes y diversos como el conocimiento de las características y evolución de los pacientes diagnosticados, la definición de biomarcadores pronósticos genéticos e inmunológicos o las posibilidades de individualización de los tratamientos farmacogenéticos. 

En el área epidemiológica, el gran objetivo de la estrategia promovida por el INUBE sobre la covid19 es generar un registro general de pacientes afectados por la enfermedad en Extremadura. Coordinado por Fernando Masa, neumólogo emérito del Hospital Universitario de Cáceres y responsable del grupo CIBERRESP. El proyecto de investigación que se viene realizando en esta área va dirigido a establecer las características y evolución de los pacientes diagnosticados por SARS-Cov2 en Extremadura. Con relación a otros estudios, su gran aportación es que incorpora tanto pacientes hospitalizados como ambulatorios, partiendo por tanto de una gran base de datos de aproximadamente 3.000 pacientes en la que participan todos los centros de la comunidad informando de la evolución de esos pacientes, hayan necesitado o no su ingreso hospitalario. La investigación en curso pretende determinar la efectividad de los tratamientos farmacológicos actuales en términos de recuperación y mortalidad, identificando factores de riesgo, obteniendo información sobre los patrones de utilización de los medicamentos y sus efectos adversos, describiendo las características clínicas, el tiempo de hospitalización, la evolución y la calidad de vida tras su recuperación. En el análisis se están usando variables como nivel y tiempo de recuperación, causas y tiempo de mortalidad, tratamiento recibido en el ingreso, género, edad, raza, factores de riesgo (residencia, si vive solo, tipo de empleo, consumo de tóxicos, embarazo, otros tratamientos o enfermedades de base…), exploración física, pruebas complementarias, de laboratorio  y criterios para determinar la gravedad o estancia en UCI.

En el área inmunológica, el proyecto de investigación promovido por el IUNBE está estudiando la respuesta humoral frente a coronavirus y la monitorización de anticuerpos específicos frente a SARS-CoV2. Coordinado por Emilio Doblaré,Jefe de Servicio de Inmunología y Genética del Hospital Universitario de Badajoz y Director del Biobanco del Área de Salud de Badajoz, este estudio se propone determinar la respuesta serológica en el medio y largo plazo, es decir, analizar la respuesta de anticuerpos durante un año. Pero también persigue acercarse al papel de la influencia de la inmunidad entrenada y/o cruzada frente a otros coronavirus estacionales y catarrales que ya están en nuestro entorno, algo pionero pues no hay estudios que lo aborden de manera integral. Para ello se analizan actualmente cuatro grupos poblacionales de 370 individuos: 1) negativos pero con contacto estrecho con enfermos; 2) positivos CR sin ingreso o asintomáticos; 3) positivos PCR con síntomas graves y/o ingresos;  y 4) sueros de individuos anonimizados y almacenados en biobanco extraídos antes del 1 de enero de 2019, para evitar cualquier relación con la pandemia.  El estudio tratará además de comprobar si existe una relación entre el nivel de gravedad y la presencia y/o ausencia de anticuerpos frente a otros coronavirus distintos del responsable de la COVID 19.

En la línea molecular, el INUBE está tratando de dar respuesta a uno de los enigmas más desconcertantes de la Covid19: por qué algunas personas cursan la enfermedad de manera asintomática y otras sufren una respuesta muy severa y agresiva que incluso lleva al fallecimiento. Coordinado por José Manuel Fuentes, doctor en Bioquímica y Biología Molecular, catedrático de Bioquímica en la Facultad de Enfermería y Terapia Ocupacional en la Universidad de Extremadura e Investigador principal del Centro de Investigación Biomédica en Red sobre Enfermedades Neurodegenerativas (CIBERNED), el estudio Biomarcadores pronósticos genéticos e inmunológicos en la infección por COVID 19. pretende encontrar las claves que expliquen el diferente curso de la enfermedad, más allá de la edad, sexo, carga viral y comorbilidades de los enfermos. Con una participación de 200 pacientes del Servicio Extremeño de Salud divididos en dos grupos, positivos con síntomas leves con o sin ingresos y positivos con síntomas graves, ingreso en UCI o suplantación de oxígeno, el estudio determinará los marcadores genéticos para facilitar el pronóstico y el posible curso grave o leve de la enfermedad y los mediadores moleculares relativos a la hiperinflamación predictivos del desarrollo y progresión de la patología.

También en la línea molecular, un cuarto proyecto de investigación coordinado por el INUBE pretende profundizar en la estrategia farmacogenética frente a la COVID19 y de forma más especifica estudiar la posibilidad de aplicar la individualización de la medicina en los tratamientos para evitar reacciones adversas y también minimizar las interacciones. Coordinado por Agustín Pijierro, responsable de la Unidad de Enfermedades Raras del Servicio de Medicina Interna del Hospital Infanta Cristina de Badajoz, este estudio aspira a medir las reacciones adversas e interacciones de todos los medicamentos usados para combatir la enfermedad provocada por el virus SARS-CoV-2. Al no disponerse de ensayos clínicos previos, la farmacogenética resulta de especial utilidad en este campo, pues puede establecerse la manera en la que determinados marcadores de índole genético que  son individuales para cada persona contribuyen a que un determinado fármaco, con la dosis adecuada, resulte más eficaz. En definitiva, se trata de aplicar la individualización de la medicina y obtener mayor seguridad para evitar reacciones adversas y también minimizar las interacciones. 

Finalmente, en la Jornada celebrada por el INUBE se ha presentado la participación de Extremadura en un ensayo clínico internacional para valorar la respuesta de los pacientes a determinados tratamientos. Coordinado por el Dr. Francisco Félix Rodríguez, responsable de la Unidad de Patología Infecciosa del Hospital Universitario de Badajoz, el estudio ha incluido  400 hospitales y más de 11.300 pacientes, estableciendo la respuesta de los pacientes a tratamientos como oxigenoterapia, remdesivir, hidroxicloroquina, lopinavir con ritonavir y lopinavir con ritonavir e interferón. Aunque el uso de remdesivir mostró una ligera tendencia a la reducción de la mortalidad, el estudio concluyó que ninguno de los fármacos utilizados redujo la mortalidad ni la necesidad de ventilación ni la duración de la enfermedad. Una de las conclusiones más valiosas de este trabajo es que resulta posible realizar durante la pandemia y en tiempo real ensayos randomizados internacionales usando una plataforma sencilla que dé respuesta a cuestiones de salud pública.

Ocho grupos de investigación

Además de la estrategia común y los trabajos de investigación específicos sobre la covid19, la Jornada de INUBE ha servido para poner en común las principales líneas de trabajo desarrolladas por los ocho grupos que realizan investigación biosanitaria en Extremadura y que forman parte del centro. “Creo que ha sido un encuentro muy provechoso, que nos ha permitido un conocimiento mutuo más profundo y cercano de las actividades desarrolladas por cada uno de nuestros grupos, de acuerdo con el objetivo fundamental de INUBE de coordinar e integrar toda la investigación biosanitaria que  se desarrolla en Extremadura, ha afirmado el director de este instituto, Adrián Llerena.

Los ocho grupos de investigación de INUBE se dividen en dos grandes áreas de investigación clínica y traslacional. Explicando los proyectos desarrollados en el área clínica, intervinieron en la jornada de hoy Adrián Llerena, que expuso las líneas de trabajo de su grupo de investigación sobre Investigación Clínica y Traslacional en Farmacogenética (SECTI CTS012); Fernando Masa, Neumólogo Emérito del Hospital Universitario de Cáceres, que expuso las de Neumólogos Cacereños (SECTI CTS027) sobre investigación en enfermedades respiratorias; y Daniel Fernández-Bergés, Director de la Unidad de Investigación del Área de Salud Don Benito-Villanueva (Servicio Extremeño de Salud), que resumió las del Grupo de Investigadores Multidisciplinar Extremeño sobre enfermedades cardiovasculares. 

Por su parte, en investigación traslacional, José Manuel Fuentes habló sobre los trabajos acerca de enfermedades neurogenerativas del Grupo de Investigación Neurodegeneración. Mecanismos Moleculares y Modos de Protec­ción (PARK) (SECTI CTS038); María Luisa González, Doctora en Física, Catedrática de Física Aplicada de la Universidad de Extremadura e Investigadora principal del grupo de Adhesión Microbiana del CIBER-BBN y Ciro Pérez,Catedrático de Microbiología de la Universidad de Extremadura, resumieron las líneas de trabajo sobre Bioingeniería, desarrolladas por los grupos de investigación Biosuperficies y Procesos Interfaciales (SECTI FQM006) y Microbiología de la Facultad de Medicina (SECTI CTS008); Pedro Fernández-Salguero, doctor en Biología y Catedrático de Bioquímica y Biología  Molecular de la Universidad de Extremadura, repasó los proyectos de investigación sobre Oncología con su grupo de investigación SECTRIU BIMOCAN. BBB003; y Eduardo Ortega, Catedrático de Fisiología en la Universidad de Extremadura y director de la Escuela Internacional de Postgrado de la Universidad de Extremadura, hizo lo propio con los proyectos de investigación sobre Patologías del Sistema Inmunitario desarrollados por el grupo SECTI CTS007. 

La actividad de los servicios de apoyo del INUBE fue repasada en un bloque  final en el que intervinieron Humberto Fariñas,coordinador delCentro de Investigación Clínica del Área de Badajoz, CICAB, y Emilio Doblaré, director del Biobanco del Área de Salud de Badajoz.

Amplio respaldo institucional

Las jornadas han contado con un amplio respaldo institucional. En su inauguración han intervenido Vicente Caballero, presidente del Consejo Rector de INUBE y director general de Planificación, Formación y Calidad de la Con­sejería de Sanidad y Políticas Sociales de la Junta de Extremadura; Pedro Fernández, Vicerrector de Investigación e Innovación de la Universidad de Extremadura; Ceciliano Franco,Gerente del Servicio Extremeño de Salud (SES) y Jesús Alonso,Secretario General de Ciencia, Tecnología, Innovación y Universidad de la Consejería de Economía, Ciencia y Agenda Digital de la Junta de Extremadura.

Las jornadas han podido seguirse manera completa a través de www.institutoinube.es y están disponibles en esa web para todos los investigadores y ciudadanos interesados.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.