Noticias UA

Amparo Navarro advierte del peligro de una «brecha digital» si las mujeres no se incorporan a la «revolución tecnológica»

La rectora de la Universidad de Alicante, Amparo Navarro, ha hecho entrega, este viernes, del Premio Igualdad 2021 a la la Asociación de Mujeres Investigadoras y Tecnólogas-AMIT, que ha recogido su presidenta, Carmen Fenoll, en un acto que se ha celebrado en el salón de Actos del Aulario II entre unas estrictas medidas sanitarias.

Navarro ha destacado que AMIT “ha evidenciado que hay que seguir trabajando firme por la igualdad de todas, en este caso de las investigadoras y tecnólogas, en todos los campos” a través de la campaña #NoMoreMatildas y por “su propia existencia”.

La rectora ha señalado en su intervención “la preocupante situación de las mujeres en las carreras tecnológicas” en las cuales “se percibe una infrarrepresentación de mujeres investigadoras con sólo un 24 por ciento en Ingeniería y tecnología o un 34 en Ciencias Naturales” y ha advertido que “aunque desconocemos la razón exacta” y si existe un sesgo derivado de la ausencia de “referentes y modelos en estos campos, o por los estereotipos de género de cada una de las profesiones (…) Podría producirse pues una brecha digital y tecnológica, que debemos evitar a cualquier precio”.

En este sentido, la máxima autoridad de la Universidad de Alicante, ha apuntado que “gracias al llamado efecto Matilda, muchas personas hemos conocido que esta problemática se produce también en otros campos científico”, como las humanidades o las ciencias sociales donde encontramos “escritoras, pintoras, juristas o economistas que no han sido suficientemente visibilizadas a lo largo de la Historia”.

Amparo Navarro ha destacado que la AMIT ha “conseguido ser la voz de estas profesionales” y ha reivindicado el Premio Igualdad de la Universidad de Alicante que “además de reconocer trayectorias que contribuyen a la promoción de la igualdad de género, quiere servir para sensibilizar a la sociedad sobre las desigualdades de género que todavía existen” y ha reclamado que “es la forma que tenemos en la institución de mostrar nuestro compromiso, nuestro trabajo por reforzar la educación en igualdad, por romper estereotipos y techos de cristal, por convertir en normal lo que todavía, lamentablemente, no lo es en muchos ambientes”.

La presidenta de la Asociación de Mujeres Investigadoras y Tecnólogas-AMIT, Carmen Fenoll, por su parte ha agradecido a la Universidad de Alicante el premio y a en concreto a la Facultad de Ciencias por la iniciativa antes de ofrecer una intervención tan reivindicativa como descriptiva de una situación que supone “una injusticia histórica que como sociedad debemos reconocer y reparar”.

“El mundo de la investigación, que aparentemente se gobierna por el mérito y la capacidad, no se ha escapado de esta lacra” ha denunciado para reivindicar a continuación la campaña realizada este año por la asociación que preside #NoMOreMatildas, que “nace para rescatar del olvido a algunas de las grandes científicas del pasado y también da las claves de por qué nos debe importar tanto la marginación histórica de las científicas y por qué no podemos esperar más para actuar”.

Fenoll se ha preguntado si “en parte como consecuencia de este hurto de referentes, las niñas no se ven a sí mismas como científicas ni se creen capacitadas para serlo”, al tiempo que denunciaba que “seguimos por debajo del 25% en la cima de la investigación y la academia, y no contribuimos en plano de igualdad a la toma de decisiones” y advertía que “la situación en campos como la informática o las ingenierías no solo no mejora, sino que empeora, y en estas áreas se está reduciendo el número de estudiantes universitarias” para acabar preguntándose “¿Qué pasará en 10 años?”

De forma muy didáctica, Fenoll ha explicado también la razón de la cruzada que emprendieron las 9 investigadoras que fundaron AMIT allá por el 2001, hace 20 años, “no denunciamos esta situación solo porque es de justicia. Nos alarma porque la sociedad no puede permitirse el lujo de prescindir de tantísimo talento para resolver los grandes retos si queremos tener un futuro. No olvidemos que la mitad de los cerebros humanos son de mujeres. Y no olvidemos que la plena incorporación de las mujeres al trabajo subiría 1 punto el PIB, que no es ninguna tontería”,

En clave de futuro, la presidenta de la AMIT ha puesto el grito en el cielo por la “ausencia de la perspectiva de las mujeres en los desarrollos de la Inteligencia Artificial” y ha augurado que de continuar así, estaremos construyendo “un mundo sesgado, inadecuado, e ineficaz”.

Antes de finalizar ha lanzado una nueva advertencia “no hay nada que justifique malgastar tanto talento” ha afirmado, ya que “España no puede permitirse prescindir de la mitad de su talento o tenerlo relegado, subempleado o eternamente en el extranjero”.

AMIT

La vicerrectora de Igualdad, Inclusión y Responsabilidad Social, Eva Espinar, ha sido la encargada de glosar a la Asociación de Mujeres Investigadoras y Tecnólogas-AMIT que hoy ha recibido el Premio Igualdad 2021 de la Universidad de Alicante.

Espinar ha destacado que “la asociación es, en sí misma, una muestra de la diversidad del trabajo científico y tecnológico. Así, AMIT reúne a físicas, químicas, filósofas, sociólogas, arquitectas, matemáticas, economistas y un largo etcétera. De hecho, aunque el 35% de sus miembros proceden de las ciencias experimentales, es alta la presencia de investigadoras de las humanidades, ciencias sociales y jurídicas, salud, ingenierías y arquitectura”.

En la semblanza que ha realizado de la AMIt ha quedado un espacio para la campaña que ha puesto a la asociación en el centro de la lucha por la igualdad en la actualidad y ha destacado una de las frases de la misma “El talento no tiene género. Y prescindir del que podría desarrollarse en niñas y adolescentes que no eligen una carrera científica por no tener espejos en los que verse reflejadas, es una herencia cultural que no nos podemos seguir permitiendo”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.