La UJA organiza varias actividades con motivo de la Conferencia de la...

La UJA organiza varias actividades con motivo de la Conferencia de la ONU sobre el Cambio Climático

La Universidad de Jaén ha elaborado un programa de actividades que se desarrollan de forma paralela a la Conferencia de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP25), que se celebra en Madrid hasta el 13 de diciembre. 

Ana María García León, directora de Secretariado de Universidad Sostenible y Saludable del Vicerrectorado de Estrategia y Gestión del Cambio, señala que estas acciones son algunos de los ejemplos o iniciativas “de cómo la Universidad de Jaén pretende contribuir a un planeta neutro en carbono y resiliente ante el cambio climático, una muestra de cómo mediante la acción y la sensibilización podemos actuar en pro de un planeta sostenible”.

Sobre las acciones puestas en marcha, hasta el 15 de diciembre puede visitarse la exposición «Los enlaces de la vida» en la Sala de Exposiciones del Edificio C5 del Campus Las Lagunillas, que está compuesta de 40 paneles que muestran la necesidad de conservar la biodiversidad y de mantener los equilibrios que permiten la existencia de la vida tal y como se conoce en la Tierra. Para la visita en grupos, hay posibilidad de concretar visitas guiadas contactando con el Aula Verde de la UJA.

Además, la UJA imparte el Curso de Educación y Voluntariado Ambiental, un curso transversal dirigido a toda la comunidad universitaria para concienciar sobre la educación y el voluntariado ambiental, piezas claves ante el cambio climático. Asimismo, está abierta la convocatoria de distintas modalidades de premios para los mejores Trabajos Fin de Grado (TFG) que versen sobre las temáticas de sostenibilidad y medio ambiente (Premios Thoreau) y que hayan sido defendidos en el curso 2018-2019. Las solicitudes pueden presentarse hasta el 19 de diciembre. 

Las acciones se completan con la puesta en marcha del programa de movilidad sostenible Hack the City, a través del cual la pasada semana se distribuyeron 25 bicicletas eléctricas entre la comunidad universitaria, cuyo objetivo es promover formas sostenibles en los desplazamientos a la UJA; un nuevo reto del programa‘Muévete sin humo a la UJA’, una iniciativa que premia la movilidad sostenible, para lo que el usuario tiene que darse de alta en la aplicación, completar los ciclos y esperar a resultar premiado en el sorteo que se realizará el próximo 20 de diciembre; participación en el Hackhaton Climático Colectivo COP25, al que se ha sumado la UJA.

Manifiesto de las Universidades 

Por otro lado, Crue Universidades Españolas realizó este pasado miércoles un acto institucional en el Ágora de la «Zona Verde» de la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP25), que se celebra en Madrid.

El presidente de Crue-Sostenibilidad y rector de la Universidad de Oviedo, Santiago García Granda, y el delegado por el Clima de la Coordinadora de Representantes de Estudiantes de Universidades Públicas (CREUP), Nicolás Marco Hernández Arizaga, leyeron el ‘Manifiesto por un Planeta más sostenible’, con el que trasladaron el compromiso de la Universidad española a ser un referente en la lucha contra el cambio climático.

«Las universidades hacemos un llamamiento a la acción por un planeta más sostenible, es nuestra obligación», subrayó García Granda antes de proceder a la lectura del documento, donde mostró la «preocupación» de los rectorados y el estudiantado por la emergencia climática. Por su parte, la representante de CREUP indicó que las instituciones educativas no sólo son espacios de reflexión y generación de conocimiento, sino que deben ser «un modelo de comportamiento, valores y principios ante la sociedad».

En el manifiesto, estructurado en base a las metas del Objetivo de Desarrollo Sostenible 13 Acción por el Clima, las universidades reclaman una investigación «socialmente responsable, continuada y conjunta» y apuntan que ya están desarrollando líneas de investigación para fortalecer la resiliencia y la capacidad de adaptación a los riesgos relacionados con el clima y los desastres naturales.

«Las universidades somos auténticos laboratorios de sostenibilidad y existen multitud de buenas prácticas que debemos poner en valor y multiplicar», reza el documento, en el que estas instituciones apuntan que ya han incorporado medidas relativas al cambio climático en sus estrategias y planes. En este sentido, ponen como ejemplo su compromiso con el comercio justo y el consumo responsable o con que la energía consumida en sus edificios y campus provenga en un 100% de fuentes renovables.

Asimismo, las universidades recogen en su manifiesto su apuesta por analizar y revisar los planes docentes para que la emergencia climática sea tratada en todas las áreas de conocimiento. En este sentido, señalan que las titulaciones deben recoger los nuevos descubrimientos e identificar los comportamientos necesarios para afrontar el desafío del calentamiento global. 

Si bien subrayan que la lucha contra el cambio climático es posiblemente «uno de los mayores retos que ha conocido la Humanidad», también apuntan que «nunca en toda la Historia» ha habido tal cantidad de investigadores desarrollando proyectos conjuntos en este sentido. No obstante, las universidades advierten de que su «fabulosa capacidad de transformar el mundo» sólo puede llevarse a cabo si los gobernantes les facilitan los recursos para asumir este reto.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.