Jornada divulgativa en la casa solar de la UMA diseñada por estudiantes...

Jornada divulgativa en la casa solar de la UMA diseñada por estudiantes de Arquitectura andaluces

El Vicerrectorado de Smart-Campus de la Universidad de Málaga celebró ayer una jornada de divulgación en la casa solar o proyecto ‘Lab Patio 2.12’, una construcción que funciona como laboratorio vivo de investigación en arquitectura responsable, para proyectos centrados en la autosuficiencia energética y la sostenibilidad.

Situada en el campus de Teatinos, ‘Lab Patio 2.12’ es un prototipo ideado por alumnos de Escuelas Técnicas Superiores de Sevilla, Granada, Jaén y Málaga, en el caso de la UMA, de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura, que consiguieron llevarse el segundo premio de la competición internacional ‘Solar Decathlon Europe’, celebrada en 2012 en Madrid.

Los objetivos de esta competición son el diseño y la construcción de un prototipo de vivienda unifamiliar que intente resolver los problemas existentes en la industria de la construcción actual, soluciones que pasan por un aumento de la eficiencia energética, la resiliencia, la innovación y la inclusión de sistemas inteligentes. 

En este contexto el equipo andaluz construyó una vivienda formada por módulos prefabricados de bajo coste, a partir de materiales naturales, energéticamente autosuficiente y que integra sistemas constructivos y espaciales eficientes. 

La vivienda además cuenta con una serie de sistemas de climatización pasivos, basados en aspectos tradicionales de la construcción y cultura andaluza y del mediterráneo, ya que está especialmente diseñada para ser realizada en estos climas. Así aprovecha el efecto “botijo”, el cual se basa en emplear cerramientos de cerámica rellena con lana de roca húmeda, de forma que cuando el agua se evapora, absorbe una cierta cantidad de energía que toma del ambiente, disminuyendo la temperatura en el interior. 

Otro de los aspectos fundamentales de la vivienda es la inclusión de paneles fotovoltaicos en cada uno de los módulos adaptados, de forma que cada módulo está diseñado para generar la energía que consume, dotado además todo el sistema de unas baterías centralizadas que acumulan la energía producida excedente para su consumo durante las horas nocturnas. 

Igualmente, el empleo de lamas construidas con un compuesto de aluminio y caucho, que simulan la forma de hojas de parra es otra de sus características más innovadoras. Estas lamas motorizadas se adaptan a las condiciones de luz natural del día, y permiten la penetración tanto de luz como del calor procedente de la radiación solar. 

En cuanto a los materiales de construcción empleados destacan el corcho, uno de los materiales renovables más sostenible, para los acabados, la madera extraída de bosques de tala controlada empleada para la estructura o un composite de madera reciclada empleado en el suelo del patio central. 

Esta casa ha sido diseñada de forma que en los primeros 35 años de vida habrá generado la cantidad de energía suficiente para compensar su construcción, transporte, montaje y funcionamiento. 

Un grupo de estudiantes de la Universidad de Málaga conocieron ayer de cerca esta instalación innovadora, a través de a una charla divulgativa de la mano de los profesores de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura Jorge Barrios y Alberto García. 

Esta actividad se enmarca dentro del programa ambiental del Vicerrectorado de Smart-Campus, que incluye acciones de formación, sensibilización y divulgación de los pilares de sostenibilidad ambiental y Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) entre la comunidad universitaria y la sociedad.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.