Alfonso Guerra reflexionó sobre la Constitución y la Transición en un nuevo...

Alfonso Guerra reflexionó sobre la Constitución y la Transición en un nuevo encuentro de la UMA

Toda una lección de lectura histórica del pasado reciente, del presente y, por qué no, del futuro, fue lo que ayer impartió Alfonso Guerra en el Rectorado de la Universidad de Málaga, dentro de una charla-coloquio que clausuraba el ciclo ‘Historia, documentos y sociedad. 1968 y la Transición Española’, organizado por el Vicerrectorado de Proyectos Estratégicos.  

El aforo se quedó pequeño para recibir al histórico dirigente socialista. Integrantes del partido, académicos y, sobre todo, gente de a pie, acudieron a la cita para conocer un poco mejor los entresijos de la trayectoria política del conferenciante, paralela a la historia reciente del país.

De hecho, su intervención en la redacción de la Constitución Española de 1978 fue clave para conseguir el consenso necesario para su aprobación. 

Ayer recordaba esos días, aludiendo a las llamadas de Fernando Abril Martorell, a la única cena en la que se gestó el acuerdo -en el restaurante José Luis de La Castellana-, las reuniones maratonianas en las que solo resistían despiertos de madrugada él mismo y el propio Martorell –“por eso redactamos nosotros la mayor parte de los artículos”, recordó, suscitando risas entre el público-, el ‘ruido’ político y social característico de la época y el resultado final: una Constitución vigente hoy día.

La época ha pasado a la posteridad como la Transición, un periodo histórico que, según Guerra, “es el resultado de la lista de renuncias que hicieron todos los partidos para ponerse de acuerdo”. Unos renunciaron al marxismo; otros, aceptaron la monarquía y la bandera, llegó la amnistía y todos firmaron una Constitución con el apoyo de todas las fuerzas, incluidas las nacionalistas.

Artículo 155

Por eso hoy, cuando tanto se habla de la aplicación del artículo 155 de la Carta Magna y todo el mundo se echa las manos a la cabeza, Alfonso Guerra no lo comprende. “Se trata de un artículo más, igual que el 40 o el 122. No entiendo por qué la gente lo ve como si fuera todas las plagas de Egipto juntas”, señaló, al tiempo que recordó que el 155 “se aprobó por unanimidad y es constitucional, no una amenaza. Lo que pasa es que el Gobierno del PP lo aplicó en su momento tarde y mal”.

Respecto a la reforma de la Constitución, dudó del conocimiento que la gente tiene de sus artículos. “¿Qué quieren reformar? ¿Todo? ¿Algo en concreto? El texto ha perdurado 40 años y ha resistido tensiones, 40 años de dictadura terrorista y ahora el intento del secesionismo”. 

Además, no es optimista a la hora de pensar que se pueda reformar la Constitución con el clima político actual y con sus dirigentes –“todos parecidos”, apuntó-. Para ello es preciso que tangan ganas de ponerse de acuerdo y tres conceptos que no ve ahora mismo en ellos: inteligencia, oficio y dedicación. Por no hablar de los 233 votos en unos casos o 210 en otros que hacen falta para modificar según qué artículos….

No eludió hablar del nacionalismo, un concepto que, según sus propias palabras, le repugna. “Lo considero antidemocrático y propio de fanáticos”, afirma. Puigdemont y Torra también tuvieron ‘repaso’, al igual que los cabezas de lista de algunos partidos, cuyos nombres no citó, pero a los que restó credibilidad por un simple hecho: “no leen, y eso es un drama, porque la lectura nos hace libres”.

La intervención de Alfonso Guerra fue introducida por la vicerrectora de Personal Docente e Investigador, Yolanda García Calvente, y por Fernando Arcas, profesor de Historia de la UMA. 

Ciclo

El Ciclo «Historia, documentos y sociedad: 1968 y la Transición Española» forma parte de un proyecto de colaboración entre la Universidad de Málaga (Vicerrectorado de Proyectos Estratégicos, Sede Polo Digital) y el Archivo Histórico Provincial de Málaga. La actividad pretende estimular la reflexión y el debate sobre este período de nuestra Historia reciente y sobre la influencia y las lecturas que del mismo se realizan en la actualidad. Las sesiones han estado articuladas en forma de diálogos y protagonizadas por personas relevantes de la vida cultural y académica española. 

Han participado, entre otros, Cristina Almeida, Miguel Ríos, Alfonso Guerra, Emilio Gutiérrez Caba y Santos Juliá. La profesora María José de la Torre –directora de Secretariado de Proyectos Estratégicos y Esther Cruces, docente y directora del Archivo Municipal, han coordinado el ciclo.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.