Andalucía impulsará la implantación de la formación dual en grados y másteres

Compartir

El consejero andaluz de Universidad, Investigación e Innovación, José Carlos Gómez Villamandos, ha avanzado que su departamento flexibilizará las condiciones financieras que se exigen a las instituciones académicas públicas en la implantación de nuevas titulaciones con el fin de fomentar la incorporación de la formación dual en los grados y másteres universitarios. Esta medida se establecerá en el nuevo Decreto de Ordenación de Enseñanzas Universitarias, que también contempla promover la enseñanza interuniversitaria y la de carácter internacional. La previsión del Ejecutivo autonómico es aprobar en la primavera de 2023 este texto legal.

Reunión del consejero andaluz con los responsables de Ordenación Académica de las universidades.

La formación dual, que combina la enseñanza en campus y en empresas, se aplicará por primera vez en Andalucía y buscará favorecer la empleabilidad del estudiantado. Así lo ha puesto de manifiesto Gómez Villamandos durante la reunión con los vicerrectores de ordenación académica de las universidades públicas andaluzas, un encuentro en el que han participado el secretario general de Universidades, Ramón Herrera, y el director general de Coordinación Universitaria, Lorenzo Salas. 

La Consejería de Universidad ya remitió el borrador de la norma a las instituciones académicas andaluzas el pasado mes de septiembre para que pudieran analizarlo y realizar aportaciones al documento. Esta reunión ha servido para exponer esas propuestas, teniendo en cuenta, tal y como ha aclarado Gómez Villamandos, que “la norma incorporará criterios consensuados, fruto del diálogo y del debate con las universidades, para implantar nuevas titulaciones”. 

Una vez recibidas las contribuciones de las universidades, el Ejecutivo autonómico las estudiará y evaluará su viabilidad académica, social y económica para finalmente incorporar todas aquellas que permitan mejorar el planteamiento inicial.

El nuevo decreto “mejorará la oferta, aumentará el nivel de inserción laboral de los estudiantes y la acercará más a la demanda de la sociedad y del sector productivo”, según ha señalado.  A su juicio, “es necesario buscar el equilibrio entre territorios y evitar un crecimiento sin control de títulos”.

El texto resultante de este proceso de diálogo sentará las bases de la futura programación universitaria de Andalucía, con la que se pretende dar respuesta a las necesidades reales de formación que plantea la sociedad. 

Formación dual para grados y másteres

De acuerdo con el borrador, las titulaciones duales se aplicarán tanto en grados como en másteres y el objetivo es que el alumnado que las curse pueda combinar periodos formativos en el centro educativo y también en la empresa u organización. “Con ello se facilitará que los estudiantes puedan mejorar su cualificación práctica y adquirir una enseñanza integral que incorpore una experiencia obtenida en un entorno profesional”, ha matizado el consejero. “Se fomentará que los jóvenes tomen contacto con la realidad laboral desde sus años de estudio”, ha apostillado, para añadir que este modelo dual “garantiza personal cualificado a sectores que lo necesiten, además de un acceso más fácil a un primer puesto de trabajo”. 

Esta modalidad es una práctica extendida en muchos países europeos frente a lo que ocurre en España, donde su desarrollo se encuentra en una fase incipiente y tan solo localizada en universidades del País Vasco o Cataluña, fundamentalmente. Por tanto, a juicio del titular de Universidad, se trata de «una oportunidad para mejorar la competitividad del alumnado andaluz y para lograr una mayor eficiencia y eficacia de los recursos del propio sistema público universitario de la comunidad”. 

Por otro lado, el decreto también favorecerá la internacionalización para mejorar la calidad de las actividades de docencia, investigación, transferencia de conocimiento e innovación en las instituciones académicas, con el objetivo de consolidar al sistema público universitario de Andalucía como referente y nexo entre Latinoamérica y Europa. “Queremos mejorar la competitividad y el atractivo internacional del sistema público universitario, al tiempo que se da a los estudiantes la oportunidad de adquirir los conocimientos y competencias más demandados por la economía y la sociedad global”, ha dicho.

En cuanto a la enseñanza interuniversitaria, se pondrá el acento en este tipo de titulaciones en las que participan dos o más instituciones académicas, con el fin de potenciar los vínculos y la colaboración docente entre ellas, promoviendo la movilidad de estudiantes a favor de una formación más integral y contribuyendo a la excelencia de la educación superior.