Andalucía estudia incrementar las plazas en carreras de informática y de telecomunicaciones

Compartir

El consejero de Universidad, Investigación e Innovación de Andalucía, José Carlos Gómez Villamandos, ha asegurado que las universidades andaluzas son las que deciden la ampliación de los números clausus de las titulaciones más demandadas en la sociedad actual”. Durante su intervención en Comisión Parlamentaria, Gómez Villamandos ha explicado también que se está estudiando con las universidades andaluzas cómo incrementar la oferta de plazas en las titulaciones relacionadas con la informática y las telecomunicaciones.

El consejero Gómez Villamandos en una intervención en el Parlamento Andaluz.

Gómez Villamandos ha puesto de relieve que la Consejería trabaja conjuntamente con las universidades en la planificación que permita el aumento de plazas sin poner en riesgo la calidad de la docencia, “como es el caso de Medicina en Andalucía”.

En este contexto, ha recordado que desde su departamento se han garantizado los medios precisos “para afrontar una subida de más de un centenar de plazas de Medicina para el curso académico 2023-2024”.

Además, ha recalcado que trabajamos conjuntamente con las propias universidades andaluzas para ver las fórmulas viables que permitan incrementar la oferta en aquellas titulaciones relacionadas con el campo de la informática o de las telecomunicaciones, “ya que tenemos un sector productivo que así lo demanda”.

Por otro lado, durante su intervención se ha referido al nuevo decreto de ordenación de las enseñanzas universitarias, “que permite actualizar los títulos existentes y sirve de base para abordar la oferta de titulaciones a implantar en la comunidad”. “Desde el 2010, las universidades públicas andaluzas no han podido actualizar nuevos grados, lo que ha supuesto un auténtico hándicap tanto a nivel nacional como internacional”, ha recordado.

Por último, el titular de Universidad ha hecho hincapié en que la nueva ordenación posibilita contar con un marco universitario “más competitivo y atractivo» al poder ajustarse la oferta educativa a las demandas laborales y sociales actuales.