Una bola de fuego ilumina el cielo de Granada

Una bola de fuego ilumina el cielo de Granada

Una gran bola de fuego iluminó el cielo de Granada en la madrugada del pasado viernes. El bólido fue captado desde la estación de seguimiento instalada en el observatorio astronómico de Calar Alto (Almería), cuyas cámaras de observación también grabaron el fenómeno. 

El objeto fue captado por los detectores de bólidos del proyecto SMART sobre las 3,27 horas del viernes. Concretamente fue registrado por las estaciones Calar Alto, La Sagra (Granada), Huelva y Sevilla.

El análisis preliminar del fenómeno, realizado por el director del proyecto SMART, José María Madiedo, determina que el bólido se generó a uno 88 kilómetros de altitud sobre el Mediterráneo y avanzó en dirección noreste hacia la Península Ibérica, donde finalizó a la altura de la provincia de Granada, a unos 35 kilómetros sobre el suelo.

La trayectoria de este bólido es muy similar a la de otro registrado el 30 de agosto, que comenzó también sobre el Mediterráneo y sobrevoló la provincia de Málaga.

Se da la circunstancia de que este verano ha sido especialmente activo en cuanto a la captación de bólidos en el Sur de España. Concretamente, las estaciones del proyecto SMART han detectado un incremento de esta actividad, con la presencia de una decena de fenómenos de este tipo desde el mes de junio.

José María Madiedo considera que la proliferación de este tipo de fenómenos en verano entra dentro de lo normal y está «relacionada con que en esta época del año es frecuente observar más eventos de este tipo».

El pasado mes de julio tuvo lugar el fenómeno de las Perseidas, que este año fue especialmente activo. El alto número de bólidos detectados «está relacionado por una parte con las Perseidas, ya que se trata de una lluvia de meteoros muy intensa que suele dar lugar a bolas de fuego brillantes. Pero también en verano han estado activas las kappa-Cígnidas y las alfa-Capricórnidas«, dice este experto en bólidos y meteoritos.

«Si bien son lluvias de meteoros de baja intensidad (la primera es menos importante aún que la segunda), ambas destacan por su capacidad para producir bólidos muy brillantes que presentan una o varias explosiones a lo largo de su trayectoria, haciéndolos así más llamativos», concluye.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.