Un coloquio en La Térmica de Málaga debatió sobre la aportación del...

Un coloquio en La Térmica de Málaga debatió sobre la aportación del Big Data en la mejora de la vida

La Térmica de la Diputación de Málaga acogió este jueves una nueva cita del ciclo “Radar. Ideas nuevas para un futuro común”, bajo el nombre “Big Data para mejorar la vida de la gente”, un coloquio organizado por la Fundación General de la UMA (FGUMA) y La Térmica, que se engloba en el laboratorio ciudadano “LABMálaga”.

Con una gran afluencia de público, el encuentro coordinado por el profesor de la UMA, Sebastián Escámez, ha contado con los investigadores Antonio López Peláez y Joaquín Castillo de Mesa. 

La idea principal de este coloquio fue que, aunque actualmente hay cierta demonización del Big Data, el uso de esta tecnología puede ser beneficioso para la sociedad.   Tecnologías como ‘blockchain’ o ‘machine learning‘ permiten tratamientos médicos personalizados, adecuar los programas de protección civil a previsiones precisas del impacto y evolución de los desastres naturales, anticipar servicios municipales en función de los datos demográficos y usos de los vecinos o ajustar las medidas de protección y asistencia social a las previsiones sobre su eficacia basadas en perfiles de beneficiarios.

Joaquín Castillo es profesor en la Universidad de Málaga e investiga desde la convicción de que la tecnología tiene que estar al servicio de las personas y que el diseño de los servicios públicos debe contar con la participación de los usuarios.  Durante su charla planteó que continuamente la sociedad está expuesta a que, a través de Internet, se guarden sus datos, “sin refugio, sin mediación”, y que esta cantidad masiva de información está relacionada con lo que las personas hacen. 

El experto explicó que con esta acumulación de datos se pueden predecir comportamientos futuros  y que esta situación propone oportunidades, no obstante cree que esta tecnología puede usarse “para el bien y para el mal”. “Ha surgido un fenómeno emergente, hemos entrado en la sociedad digital sin que nadie nos diga cómo comportamos, dónde dejar datos o no, qué contratos firmar, es un mundo por construir y regular, hay que generar una estructura en la que todos estemos cómodos”, analizó Castillo. Además, habló de la importancia de la ética para saber diferenciar lo que es bueno de lo que es malo y considera que los ciudadanos deben exigir una mayor transparencia en esta materia.

Antonio López es catedrático de Trabajo Social y Servicios Sociales de la Universidad Nacional de Educación a Distancia. En su intervención destacó que la tecnología registra los datos de los internautas y que el problema es el uso que se hace de éstos ya que las empresas crean y ofrecen información sesgada según los gustos concretos del internauta. “Cuando todo es gratis, el producto eres tú”, señaló el investigador. Como aspectos positivos mencionó el uso de las redes sociales para mapear la ciudad y recuperar información para diseñar una mejor intervención o hacer una evaluación de las políticas públicas para saber si son efectivas.

También ofrecieron recomendaciones prácticas como el hecho de buscar billetes de avión de forma online en el modo incógnito o consejos más generales como el de entender Internet como parte de nuestra vida, donde se reflejan comportamientos de la vida real, se genera una identidad digital, “si tú no gritas en la calle no insultes en la red”, manifestó el docente de la UMA. Además, se debatió sobre el Derecho a la intimidad y a la privacidad, derechos básicos en una sociedad liberal, cuestionando hasta qué punto la gente está protegida.

Para ampliar los testimonios sobre este tema se proyectaron entrevistas con Chaime Marcuellos, profesor de Sociología en la Universidad de Zaragoza; Iñigo Mingolarra, investigador en CEMOSA; Juan Antonio Bermúdez, jefe de proyectos del Centro Municipal de Informática del Ayuntamiento de Málaga, y Rafael Hidalgo, investigador en Accenture.

Como en ocasiones anteriores, tras las charlas se abrió un animado debate con el público asistente. El ciclo “Radar” continuará el 4 de abril con un debate acerca de la producción de basura y se contarán experiencias que muestran cómo se puede reducir el número de residuos y qué se puede hacer con ellos.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.