Un asiento móvil reduce el impacto en caso de accidente

Un asiento móvil reduce el impacto en caso de accidente

Juan Antonio García muestra su innovador asiento.
Juan Antonio García muestra su innovador asiento.
Juan Antonio García muestra su innovador asiento.

Un asiento móvil se plantea como una alternativa para evitar lesiones o reducirlas en caso de accidente de tráfico. Esta innovación ha sido desarrollada por un alumno de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT) y le ha valido ganar el premio Diseño, innovación e iniciativa emprendedora del centro UNED en Cartagena.

Juan Antonio García es el autor de este invento. “La idea consiste en la instalación de unos raíles bajo el asiento para desplazarlo en caso de accidente, reduciendo la fuerza de colisiones frontales en hasta un 25%”, explica el alumno, de 21 años, que se ha basado en la Física, su gran pasión, y en el principio de conversión de la energía. “Si el usuario se desplaza más de lo que frena el vehículo, siente menos el impacto”, argumenta.

El joven estudiante ha calculado que desplazando 10 centímetros el asiento, en la dirección del sentido de la marcha, se disiparía un cuarto de la fuerza que sufren los pasajeros de un vehículo que recibe un choque de frente. El asiento se deslizaría sobre los raíles de forma automática al estar conectado al sensor de los vehículos que detecta accidentes para desconectar los sistemas eléctricos. La idea, aplicable a todos las plazas del vehículo, requeriría de distancias de seguridad para evitar colisiones con otros elementos del coche.

El proyecto premiado con 1.000 euros por el centro UNED de Cartagena fue presentado conjuntamente por Juan Antonio García y el alumno de Derecho en la Universidad a distancia Jorge Adrián Sánchez Carballido. La idea del asiento móvil fue desarrollada por el estudiante de la Politécnica durante la asignatura ‘Diseño industrial’, junto a sus compañeros Sergio Solano, Antonio Marroquí y Francisco Guillén.

A Juan Antonio le encantaría ver materializado su proyecto, pero tiene claro que lo primero son los exámenes, para cuyas pruebas parciales se pasa las noches estudiando en las bibliotecas de la UPCT.

No hay comentarios

Dejar una respuesta