Tratan purines con un humedal artificial pionero en España

Tratan purines con un humedal artificial pionero en España

Planta para el tratamiento de purines de Lorca.
Planta para el tratamiento de purines de Lorca.
Planta para el tratamiento de purines de Lorca.

La gestión de los purines es un problema ambiental para el que apenas había soluciones. Ahora, la Región de Murcia va a ensayar el tratamiento de este residuo con un humedal artificial pionero en nuestro país, desarrollado a partir de una patente de la Politécnica de Cartagena (UPCT).

La planta se ha inaugurado en Lorca y es fruto de un proyecto dirigido por el grupo de investigación Gestión, Aprovechamiento y Recuperación de Suelos y Aguas de la UPCT, que ha patentado el uso de humedales artificiales como biofiltros para la fitopurificación de efluentes líquidos.

“La Región es la primera comunidad autónoma que cuenta con humedales artificiales para la gestión de los purines, una iniciativa que permitirá tratar 50.000 metros cúbicos anuales”, ha destacado durante el acto la consejera de Agua, Agricultura y Medio Ambiente,Adela Martínez-Cachá .

En esta planta se tratará una producción anual de purines de 60.000 metros cúbicos, de los cuales unos 50.000 se destinarán a riego, por ser apta su aplicación agronómica como abono orgánico mineral y se podrá regar una superficie aproximada de 100 hectáreas de cultivos de invierno y verano (brócoli, alcachofa, sandía, melón, etc.). Su tratamiento permitirá reducir el contenido de nitratos en un 75 por ciento.

En esta novedosa planta de tratamiento mediante biofiltros y de bajo coste alcanza se han invertido aproximadamente 700.000 euros, subvencionados con una línea de ayudas de la CARM para colaborar con las explotaciones y promover la implantación de sistemas que contribuyan a reducir el impacto de los purines en el entorno natural. Los investigadores de la UPCT realizarán controles adicionales para verificar la sostenibilidad del uso de los líquidos aplicados en base a la tesis de la Politécnica que cifró la cantidad máxima de nitrógeno que pueden asimilar los terrenos agrícolas. 

Está diseñada de forma que podrá incrementar el volumen de tratamiento, lo que permitirá que otras explotaciones cercanas puedan gestionar también sus purines en esta instalación. El humedal comienza a funcionar por primera vez en Lorca de forma operativa tras su fase experimental en el CIFEA de Lorca.

Características del humedal

El humedal artificial para el tratamiento de los purines tiene una extensión de 2.000 metros cuadrados, fraccionadas en espacios de pequeñas dimensiones (27×2 metros). La densidad de plantación es de 10 plantas cada metro cuadrado. Serán una variedad de cañizo de la especie de Phragmites Australis. Tras su paso por esta primera fase, el purín pasará a la fase de afinamiento de depuración en balsa mediante la microalga del Scenedesmus. El tiempo de retención hidráulico será de tres a cinco días.

Para la construcción de la planta se han aprovechado determinados elementos y espacios de la planta de cogeneración para tratamientos de purines ubicada en Barraco Hondo, cerrada en 2014, en donde se centraliza la recogida y primer tratamiento por separación física del purín.

Se ha construido una canalización soterrada de los purines producidos y conducción centralizada a la planta de separación. Se han instalado equipos separadores, balsas de acopio y regulación, cabezales y equipamiento para riego y aparataje para la compostación de la fracción sólida.

No hay comentarios

Dejar una respuesta