Prueban en Granada una tecnología de bajo coste para descontaminar aguas subterráneas

Prueban en Granada una tecnología de bajo coste para descontaminar aguas subterráneas

Esta semana se ha dado a conocer el proyecto ‘Life Ecogranularwater’, una iniciativa que pretende probar una tecnología de bajo coste para eliminar contaminantes del agua subterránea en la que colaboran la Diputación de Granada como coordinadora del proyecto, así como la Universidad de Granada, la Universidad de Aalto (Finlandia) y la empresa Construcciones Otero, que actúan como asociadas. Todas ellas han firmado el acuerdo de colaboración en el que se recogen los compromisos de cada uno de los participantes, así como sus responsabilidades y actividades.

El objetivo del proyecto, que comenzó en septiembre de 2017 y se extenderá hasta octubre de 2020, es demostrar la eficacia de una tecnología basada en métodos biológicos para la eliminación de nitratos, fosfatos, plaguicidas y otros contaminantes del agua subterránea destinada a consumo humano. La tecnología propuesta en el proyecto supondrá una solución de bajo coste para los municipios que sufren este problema de contaminación hídrica.

El acuerdo de colaboración se ha firmado en la Escuela Superior de Ingeniería de Caminos, Canales y Puertos, donde se está realizando una parte de estos trabajos experimentales, por la diputada provincial de Asistencia a Municipios y Medio Ambiente, María Ángeles Blanco; el vicerrector de Investigación y Transferencia de la Universidad de Granada, Enrique Enreda, y el administrador de Construcciones Otero, Enrique Otero.
Life Ecogranularwater” es un proyecto de la temática ‘Agua potable’ aprobado dentro del área prioritaria “Eficiencia en el uso de Recursos” de la convocatoria 2016 del Programa LIFE. La tecnología será demostrada en el municipio granadino de Torre Cardela, donde se detectaron valores elevados de concentración de nitratos en el agua subterránea y se viene utilizando un sistema de ósmosis inversa para poder dar cumplimiento al Real Decreto 140/2003, por el que se establecen los criterios sanitarios de la calidad del agua de consumo humano. En el caso de los nitratos, el límite está fijando en 50 mg/l. Por encima de esa concentración, el agua no es apta para el consumo humano.

El presupuesto del proyecto asciende a 995.000 euros, de los cuales 546.113 euros son aportados por la Comisión Europea a través del Programa LIFE, que equivalen al 54,9 % del total. La diferencia será aportada por las entidades beneficiarias, en proporción a la magnitud de sus acciones.

Para facilitar información detallada sobre el proyecto, se ha puesto en marcha una página web (www.lifeecogranularwater.com) en la que se ha editado un folleto, un boletín informativo y se han colocado tablones de anuncios en las sedes de las entidades beneficiarias para divulgar sus avances.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.