Normalidad en la primera jornada de la PEvAU almeriense

Normalidad en la primera jornada de la PEvAU almeriense

Un total de 3.175 estudiantes de la provincia de Almería han comenzado este martes las pruebas de acceso a la universidad examinándose de las asignaturas comunes: Lengua y Literatura, idiomas e Historia de España. No ha habido incidentes destacables.

Muchos nervios a primera hora de la mañana en los 3.175 estudiantes que este martes se han enfrentado a la primera jornada de la convocatoria de junio de la PEvAU (Pruebas Evaluación de Bachillerato para Acceso a la Universidad), en la que han realizado los exámenes de las asignaturas comunes: Lengua y Literatura, idiomas e Historia de España. Este año se han presentado casi 100 estudiantes más con respecto a 2018.

El director de Acceso y Relaciones con Enseñanzas Medias de la Universidad de Almería, Manuel Gámez, ha explicado que no ha habido incidentes importantes. Y sí los típicos del primer día de una prueba que mueve a tantos estudiantes. “Algunos no han encontrado la sede donde tenían que realizar los exámenes pero todas se han resuelto porque la máxima es que el estudiante haga el examen donde esté y luego se redirige el mismo a su sede”.  

La prueba que ya está “muy estructura y formada y todo va rodado” ha presentado este año algunas novedades. La primera de ellas es que “el segundo idioma entra como una posibilidad, dentro de las asignaturas de admisión que sirven para subir la de nota del 10 al 14”. La otras es que los exámenes han empezado media hora antes “para intentar, con los descansos que se van produciendo, armonizar con el aula con estudiantes con adaptaciones que siempre cuentan con media hora más para realizar las pruebas por las dificultades que tienen. Esto ha conseguido que todas las pruebas se abran a la misma hora y en el mismo momento en las 9 universidades andaluzas”.

Mañana miércoles y el jueves será el turno de “las asignaturas de modalidad que complementan el acceso y las dos específicas que pueden elegir para esa admisión que pondera y que revierte en una implementación de la nota del 10 al 14”, ha explicado Gámez.

De los  3.175 estudiantes matriculados en toda la provincia, 100 son de Ciclos Formativos de Grados Superior y  200 aproximadamente se han presentado para subir nota. “Es alumnado que  tiene su aprobado de años anteriores pero que no ha llegado a acceder a los estudios que deseaba e intenta elevar la nota de algunas de las asignaturas que implemente esa prescripción para cursar los estudios que desea”.

En cuanto a la tasa de aprobados, “casi siempre es del 95 por ciento porque los estudiantes llegan preparados de sus centros y aquí lo único que se hace es ordenarlos hacia las carreras que desean estudiar. Normalmente, en un porcentaje muy elevado, consiguen acceder a ellas”.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.